Trump cancela un acto por la lluvia y Twitter le echa en cara las veces que Obama se mojó como presidente

La visita de Donald Trump al cementerio francés de Bois Belleau en el que descansan los restos de soldados estadounidenses caídos durante la Primera Guerra Mundial era uno de los actos que figuraban en la agenda del presidente durante su visita este fin de semana a Francia con motivo de la celebración del centenario del fin de la I Guerra Mundial. Sin embargo, desde la Casa Blanca anunciaron que el desplazamiento se cancelaba por la lluvia. Una cancelación por la que el mandatario ha recibido numerosas críticas y un aluvión de fotos en Twitter que le recuerdan la cantidad de veces que Barack Obama siguió adelante pese a empaparse.

Un día después de cancelar por la lluvia la visita a un cementerio francés donde reposan los restos de soldados estadunidenses muertos en la Primera Guerra Mundial y recibir infinidad de críticas, Donald Trump continuó con el programa de su viaje a Francia y sí acudió, paraguas en mano, a otro campo santo. (Foto: REUTERS/Carlos Barria)

La idea original era que tanto Trump como su esposa, Melania, se desplazasen a este cementerio situado a unos 50 kilómetros al norte de París para presentar sus respetos ante las tumbas de los soldados estadounidenses que fallecieron durante la Primera Guerra Mundial. No fue así. Según reza el comunicado emitido desde el gabinete presidencial, el viaje fue “cancelado debido a las dificultades logísticas y de programación causadas por el clima”.

Las dificultades venían dadas por la lluvia y eran las mismas a las que sí hicieron frente tanto el jefe del gabinete de Trump, John Kelly, como su adjunto Joe Dunford, quienes sí acudieron al cementerio. Al igual que otros mandatarios, ellos no cancelaron sus actos por la lluvia y siguieron adelante con lo previsto en la agenda. Ni el presidente francés, Emmanuel Macron, ni la canciller alemana, Angela Merkel, ni al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, faltaron a los actos convocados para conmemorar el centenario del fin de la guerra.

Sin embargo, Trump sí lo hizo y si bien muchos lo achacaron a sus problemas demostrados para manejar el paraguas sacando a relucir el incidente viral de hace unos días, fueron muchos más lo que hicieron acto de presencia en Twitter para echarle en cara al presidente que su predecesor en el cargo, Barack Obama, se mojó infinidad de veces en actos oficiales.

Bajo el hastag #Obanaintherain se pueden ver multitud de imágenes que dan fe de esta comparación entre los dos últimos presidentes estadounidenses en la que, una vez más, el actual sale perdiendo.

Un buen número de las imágenes de Obama bajo la lluvia son respuesta al tuit en el que el ex presidente presentaba sus respetos a los caídos y sus familias a través de Twitter con un mensaje en el que decía: “A todos nuestros veteranos y sus familias: gracias. No hay tributo que pueda realmente igualar la magnitud de su servicio y sacrificio. Pero todos podemos hacer nuestro mejor esfuerzo para estar a la altura de los valores estadounidenses de servicio, responsabilidad, generosidad y ciudadanía que ustedes ayudaron a defender”.

Algunos, además, le recuerdan a Trump no solo que la lluvia no paró a Obama, sino que los helicópteros pueden volar cuando llueve sin mayor problema.