Anuncios

Tribunal en Rusia extiende tiempo en prisión a periodista ruso-estadounidense

La editora de Radio Free Europe-Radio Liberty, Alsu Kurmasheva, en una sala del tribunal en Kazán, Rusia, el 1 de febrero de 2024. (Foto AP/Vladislav Mikhnevskii)

MOSCÚ (AP) — Un tribunal ruso ordenó el jueves que una periodista ruso-estadounidense permanezca en prisión dos meses más en espera de su juicio por no registrarse como agente extranjera.

Alsu Kurmasheva, editora del servicio Tatar-Bashkir de Radio Free Europe/Radio Liberty, financiado por el gobierno de Estados Unidos, fue detenida el 18 de octubre y enfrenta cargos de no registrarse como agente extranjera mientras recopilaba información sobre el ejército ruso.

Kurmasheva, que tiene ciudadanía estadounidense y rusa y vive en Praga con su marido y sus dos hijas, podría enfrentar hasta cinco años de prisión si es declarada culpable.

El tribunal de Tartaristán rechazó las apelaciones del abogado de Kurmasheva para ponerla bajo arresto domiciliario.

RFE/RL expresó su indignación por la decisión de extender la detención de Kurmasheva hasta el 5 de abril y exigió su liberación inmediata.

“Las autoridades rusas están llevando a cabo una deplorable campaña criminal contra Alsu Kurmasheva, detenida injustamente”, dijo el presidente de RFE/RL, Stephen Capus, en un comunicado. Agregó que fue “encarcelada y tratada injustamente simplemente porque es una periodista estadounidense”.

Las autoridades rusas han intensificado la represión contra los críticos del Kremlin y los periodistas independientes después de que el presidente Vladímir Putin enviara tropas a Ucrania en febrero de 2022, utilizando una legislación que criminaliza cualquier expresión pública sobre el conflicto que se desvíe de la línea del Kremlin.

Kurmasheva es la segunda periodista estadounidense detenida en Rusia el año pasado, después de que el reportero del Wall Street Journal, Evan Gershkovich, fuera arrestado por cargos de espionaje en marzo. Gershkovich permanece bajo custodia.

Kurmasheva fue detenida el 2 de junio en el Aeropuerto Internacional de Kazán después de viajar a Rusia en mayo para visitar a su madre enferma. Los funcionarios confiscaron sus pasaportes estadounidense y ruso y la multaron por no registrar su pasaporte estadounidense. Estaba esperando que le devolvieran sus pasaportes cuando fue arrestada por nuevos cargos en octubre.

En 2017, las autoridades rusas ordenaron a RFE/RL que se registrara como agente extranjero, pero ha impugnado las leyes rusas sobre agentes extranjeros ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Rusia ha multado a la organización con millones de dólares.