Anuncios

Tribunal rechaza petición de Trump contra orden mordaza en su contra

WASHINGTON (AP) — La corte de apelaciones de Washington rechazó el martes la solicitud de Donald Trump de reconsiderar una orden mordaza que restringe al expresidente en sus declaraciones sobre el caso en el que se le acusa de conspirar para alterar el resultado de la elección de 2020.

Los abogados del precandidato republicano puntero habían pedido al Tribunal Federal de Apelaciones del Circuito de D.C. que examinara la orden mordaza después de que un panel de tres jueces ratificó, aunque las redujo, las restricciones a su discurso. Ahora, Trump puede apelar ante la Corte Suprema del país.

Uno de los abogados de Trump no respondió por el momento a un mensaje pidiéndole sus comentarios.

La jueza federal de distrito Tanya Chutkan impuso la orden mordaza en octubre en respuesta a las preocupaciones del equipo del fiscal especial Jack Smith según las cuales, el patrón de comentarios incendiarios de Trump podría contaminar el proceso, intimidar a los testigos e influir en el jurado.

El panel de tres jueces que ratificó la orden mordaza el mes pasado la modificó de forma importante, dando libertad a Trump de criticar públicamente a Smith. El fiscal especial ha sido blanco frecuente de la ira de Trump desde que fue designado por el Departamento de Justicia en noviembre de 2022 para encabezar las investigaciones sobre el expresidente.

El panel señaló que, aunque Trump podía hacer comentarios generales sobre testigos conocidos o previsibles, no podía atacarlos directamente por su participación en el caso o sobre el contenido del testimonio que presentarían.

Los abogados de Trump argumentaron que la decisión del panel contradecía un precedente de la Corte Suprema y las decisiones de otros tribunales de apelaciones. Señalaron que se requiere una nueva evaluación “para garantizar la uniformidad de las decisiones de este tribunal y debido a la importancia excepcional de la cuestión”.

Un tribunal distinto de tres jueces en Washington analiza la afirmación de Trump de que es inmune al proceso judicial del caso, en el que se le acusa de conspirar con sus aliados republicanos para subvertir la voluntad de los votantes en un intento desesperado de permanecer en el poder. La jueza Chutkan, que rechazó la declaración de inmunidad de Trump, puso el caso en pausa mientras el expresidente presenta su apelación.