Anuncios

Tribunal de Miami-Dade deniega fianza a Oscar Olea, entrenador de gimnasia acusado de agresión sexual

A Oscar Olea, un entrenador de gimnasia de Key Biscayne fichado el miércoles y acusado de abusar sexualmente de estudiantes hace más de una década, se le negó la fianza el jueves en su primera comparecencia ante el tribunal de Miami-Dade.

Olea, de 38 años, compareció ante la jueza de circuito Mindy S. Glazer esposado y con una bata verde.

Glazer accedió a la petición del estado de prisión preventiva. Está previsto que Olea tenga una audiencia el viernes ante el juez de circuito Alberto Milián.

Se entregó a las autoridades el miércoles y fue fichado por dos delitos graves de actos sexuales con un menor, cada cargo conlleva una fianza de $25,000.

Los cargos llegan semanas después de que el Miami Herald publicara una investigación sobre Olea, que incluía acusaciones de tres presuntas víctimas de hace más de una década. Después de que el Herald publicara su investigación, las tres mujeres que habían hablado con el Herald acudieron a la policía de Key Biscayne para denunciar lo que, según ellas, fueron años de abusos por parte de Olea cuando eran menores. Dos de ellas son las víctimas no identificadas en las órdenes de arresto emitidas el miércoles.

La abogada de Olea, Beatrice Llorente, abogó por que Olea fuera puesto en libertad bajo fianza, afirmando que vive con su madre y que ha cooperado con la policía durante toda la investigación. También se ofreció a entregar su pasaporte al tribunal.

Oscar Olea entrenando en un gimnasio en Kendall.
Oscar Olea entrenando en un gimnasio en Kendall.

Durante la audiencia, la abogada dijo: “Todo esto está dirigido por una reportera del Miami Herald que ha estado muy presente en las noticias, consiguiendo que su nombre apareciera en el periódico por este artículo”. Pidió a la jueza que tuviera en cuenta que al menos una presunta víctima tardó “un mes y 14 años” en presentarse.

La jueza Glazer dictó una orden de alejamiento en relación con las dos presuntas víctimas y ordenó a Olea que no tuviera contacto con menores de 18 años, cuando y si es puesto en libertad.

Las dos mujeres, que ya habían hablado con el Herald, declararon a la policía que Olea entabló una relación de hermano y hermana con ellas mientras era su entrenador y que esto desembocó en relaciones sexuales. Ellas tenían 14 y 16 años.

Las familias de ambas acudieron a la policía de Key Biscayne en el momento de los supuestos abusos. Entonces no se presentaron cargos. La policía dice que se debió a que las familias no quisieron someter a sus jóvenes hijas al sistema de justicia penal.

Olea siguió siendo entrenador durante más de una década, y hasta ahora era un personaje popular en la comunidad de Key Biscayne.

Llorente ha negado previamente al Herald todas las acusaciones. En una declaración a reporteros antes de que se publicara la investigación, calificó las preguntas del Herald de “acusaciones sin contexto ni fuentes verificables”.

Llorente no ha respondido a los reporteros desde que se publicó la investigación.

Esta es una noticia de última hora y será actualizada.