Anuncios

Un tribunal de apelaciones atenúa la "orden mordaza" contra el expresidente Trump

Washington, 8 dic (EFE).- Un tribunal de apelaciones en Washington D.C. decidió este viernes atenuar la "orden mordaza" que se le impuso al expresidente Donald Trump (2017-2021) para evitar que haga ciertos comentarios sobre uno de los múltiples casos judiciales abiertos en su contra.

La corte mantuvo esa orden emitida el pasado octubre, pero señaló que esta no debe prohibir que el exmandatario se pronuncie sobre el fiscal especial que lleva el caso, Jack Smith.

En un documento de 68 páginas, el tribunal ratificó la decisión de la jueza Tanya Chutkan de prohibir a Trump hacer comentarios sobre testigos y abogados involucrados en el proceso que enfrenta por tratar de revertir el resultado electoral de 2020.

"Estamos de acuerdo con la corte del distrito de que varios aspectos de los comentarios públicos de Trump suponen una amenaza inmediata e importante" para el proceso penal en curso, señaló la resolución.

Sin embargo, destacó el escrito, la "orden mordaza" original limitaba mucho más discurso "del necesario" y "no debería haber restringido los comentarios o la expresión sobre el fiscal especial".

Trump se pronunció horas después en un comunicado alegando que, a pesar de que la orden se haya atenuado, está siendo privado del "derecho que otorga la Primera Enmienda" a expresarse en contra de "ataques a la democracia", para la que, según el político republicano, "el corrupto Joe Biden" es "la mayor amenaza".

"Nos estamos convirtiendo rápidamente en un país en el que decir la verdad es un delito", aseguró el expresidente, que avanzó que recurrirá el caso ante el Tribunal Supremo.

Los abogados de Trump ya presentaron un recurso ante el tribunal de apelaciones después de que la jueza Chutkan emitiera la "orden mordaza" en octubre.

El exmandatario está acusado en Washington D.C. de cuatro cargos: conspiración para defraudar a EE.UU., conspiración para obstruir un procedimiento oficial, obstrucción e intento de obstruir un procedimiento oficial y conspiración contra derechos.

Por el primero de esos cargos le podría caer una pena máxima de 5 años de cárcel, por el segundo y el tercero 20 años de prisión, respectivamente, y por el cuarto, 10 años.

En el escrito de acusación se describe que tras perder los comicios del 3 de noviembre de 2020 ante el demócrata Joe Biden, el entonces presidente se embarcó en una conspiración para "revertir los resultados legítimos de las elecciones presidenciales de 2020" con denuncias falsas de que hubo un fraude electoral y múltiples estratagemas.

Se espera que el juicio comience el 4 de marzo, aunque la defensa del exmandatario está tratando por todos los medios de posponer el proceso.

(c) Agencia EFE