Tragedia en otra fiesta de recepción en el Ejército: un cabo sufrió graves lesiones en su columna y lucha por su vida

·2  min de lectura
El cabo Michael Natahel Verón sufrió una gravísima lesión, durante una "fiesta de recepción" en el Ejército
El cabo Michael Natahel Verón sufrió una gravísima lesión, durante una "fiesta de recepción" en el Ejército

Otra vez una “fiesta de recepción” en el Ejército terminó en una tragedia, revelaron fuentes militares a LA NACION. El cabo Michael Natahel Verón, de 26 años, lucha entre la vida y la muerte, al sufrir graves lesiones en su columna vertebral, luego de ser arrojado a una pileta por sus compañeros del Regimiento de Infantería Monte 30, de Apóstoles, en Misiones, y golpearse en esa caída.

El suboficial se encuentra en grave estado, confiaron fuentes castrenses, y sería sometido en las próximas horas a una operación. Se encuentra internado en una clínica privada de Posadas y se evalúa un eventual traslado en un avión sanitario a Buenos Aires.

Con críticas al Gobierno y reclamos por una Justicia independiente, miles de ciudadanos participaron del banderazo en la Plaza de Mayo

El caso de Verón se registró pocas semanas después de la muerte del subteniente Matías Ezequiel Chirino, de 22 años, en el Grupo de Artillería 3, de Paso de los Libres, tras una “fiesta de recepción” organizada en esa unidad militar. El hecho causó conmoción en el ámbito castrense y derivó en la suspensión de 11 oficiales en actividad.

En aquella ocasión, el ministro de Defensa, Jorge Taiana, aseguró que habrá “tolerancia cero” para castigar a los responsables de estas prácticas.

Tras una primera internación en el ospital Madariaga, de Posadas, el suboficial Verón habría sufrido el desplazamiento de una o varias vértebras, lo que compromete seriamente su recuperación.

La madre del cabo Michael Natahel Verón, entrevistada por el canal Alem News
La madre del cabo Michael Natahel Verón, entrevistada por el canal Alem News

Medios locales recogen declaraciones del coronel Sergio Jurczyszyn, comandante de la Brigada de Monte 12, quien reveló que los médicos consideraban altamente riesgoso un eventual traslado a Buenos Aires en las condiciones en que se encuentra.

Jurczyszyn señaló que un equipo de intervención tomó declaración a los testigos del hecho. “Son simplemente relatos pormenorizados, pero tienen bastantes certezas como para que me permitan comenzar con una instrucción por falta disciplinaria gravísima, y hay una presunción de delito de abuso de autoridad, en el cual me voy a presentar ante la justicia federal para hacer la denuncia”, anticipó el militar.

La familia del suboficial aguardaba novedades en la puerta de la clínica en la que se encuentra internado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.