Anuncios

Toyota bZ4X, el primer eléctrico de la firma japonesa

El Toyota bZ4X es el primer vehículo eléctrico de producción en serie del fabricante de automóviles y actualmente es el único EV que ofrece la marca. El bZ4X está estrechamente relacionado con el nuevo Subaru Solterra. Este EV de Toyota tiene algunas cualidades atractivas, pero tampoco es el portento que cabría esperar teniendo en cuenta el tiempo que ha tardado Toyota en lanzarlo finalmente.

Estilos

El Toyota bZ4X del 2023 es un SUV totalmente eléctrico, con una rara denominación, que está disponible en dos niveles de equipamiento, el XLE y el Limited.

Tren de potencia

El modelo de un solo motor y tracción delantera produce 201 caballos de fuerza y 196 libras por pie de torque. El modelo de doble motor y tracción total es un poco más potente, con 214 caballos de fuerza y 248 libras por pie de torque.

Estilo interior

El interior del bZ4X es conservador en términos de diseño e innovación, aunque eso no es necesariamente malo, ya que en realidad hay mucho espacio en cualquiera de las filas para todos los pasajeros, excepto los más altos. El espacio y la altura de conducción hacen que entrar y salir sea muy fácil. Los asientos delanteros también son agradables, dan suficiente apoyo para mantenerte seguro en las curvas y suficientes ajustes para adaptarse a la posición de conducción preferida de la mayoría de la gente. Si tienes niños pequeños, el amplio asiento trasero debería hacer que la instalación de un asiento de seguridad infantil sea relativamente fácil. Hay mucho espacio para un asiento orientado hacia atrás, y los propios anclajes son de fácil acceso.

Hay 27,7 pies cúbicos de espacio de carga detrás del asiento trasero (o 25,8 pies cúbicos cuando el bZ4X está equipado con el sistema de audio JBL). Es una cantidad media para la clase, pero el espacio en sí es amplio y utilizable. El piso de carga se puede bajar, también, lo cual es útil dado que la línea del techo elegante limita lo alto que pueden ser los artículos. Tampoco hay maletero delantero como en el Tesla Model Y o el Ford Mustang Mach-E.

Tecnología

La interfaz de pantalla táctil es un paso adelante respecto a lo que Toyota ha estado utilizando en los últimos años en la mayoría de sus vehículos. No es tan grande como la de algunos rivales, pero es nítida y sensible, y la estructura del menú es fácil de navegar. No todo está ligado a la pantalla táctil, y me gusta que Toyota utiliza botones reales para algunos de los controles en lugar de poner todo en la pantalla táctil. El bZ4X tiene cuatro puertos USB-C, un puerto USB-A y una almohadilla de carga inalámbrica. Además, Toyota ofrece conectividad inalámbrica para la integración de smartphones Apple CarPlay y Android Auto

El sistema de navegación es sensible y fácil de manejar, y utiliza información derivada de Google para los puntos de interés y otras localizaciones. Las actualizaciones por aire garantizan que la información se mantenga actualizada. Puedes introducir las indicaciones de navegación manualmente o con los comandos de voz integrados. Los controles de voz también se pueden utilizar para ajustar el sistema de climatización, el audio y mucho más. Mi bZ4X de prueba tenía el sistema de audio JBL premium, pero me decepcionó su calidad de sonido.

Seguridad

Las ayudas avanzadas al conductor de serie incluyen frenado de emergencia automático, mitigación de salida de carril, control de crucero adaptado, sistema de mantenimiento de carril, monitor de ángulo muerto con alerta de tráfico cruzado trasero y asistente de señales de tráfico. Todas las ayudas avanzadas al conductor del bZ4X funcionan bien y son fáciles de manejar. El control de crucero adaptado cambia de velocidad con suavidad y puede mantener una distancia ajustada con el automóvil de delante.

Otras ayudas a la conducción, como el asistente de mantenimiento de carril, también funcionan bien. Mi única queja importante es sobre los sensores de aparcamiento, que son molestos y pitan sin cesar en los aparcamientos.

En carretera

Para bien o para mal, el bZ4X se parece más a un SUV normal, como un Toyota RAV4, que a un auténtico EV. Es más rápido que la mayoría de los SUV pequeños de gasolina, pero más lento que la mayoría de sus rivales, como el Tesla Model Y, el Kia EV6 o el Hyundai Ioniq 5. Tiene potencia suficiente para circular por ciudad o alcanzar velocidades de autopista, pero su cifras son bajas.

Los frenos proporcionan una potencia de frenado adecuada, pero encontré el pedal un poco blando e inconsistente, por lo que es difícil pararlo suavemente. Otro inconveniente es la falta de conducción a un solo pedal. Muchos EV's pueden utilizar su frenado regenerativo para reducir la velocidad, en lugar de frenar por inercia y detenerse por completo cuando se levanta el pie del acelerador.

Pero en el bZ4X tienes que reducir la velocidad utilizando el pedal del freno. Esto hará que el bZ4X sobresalga a su competencia, pero no de buena manera. Creo que es una oportunidad perdida.

La dirección y el manejo son algo mediocres. El volante es pequeño para un crossover. Es lo suficientemente ligero y rápido para que aparcar sea un juego de niños, pero la falta de tacto de la carretera y la suspensión blanda no proporcionan una cantidad apreciable de compromiso.

El bZ4X tiene una calidad de marcha suave y es bastante cómodo en los baches. En carretera, el bZ4X es bastante silencioso, pero molesta con todo tipo de pitidos de advertencia. Y, por desgracia, no se pueden apagar. Este es el único Toyota que no está a la altura de sus competidores.

Precio y rendimiento

El precio comienza en $43,215 con el modelo primario, mientras que el rendimiento del auto es de 131 MPGe en la ciudad y 107 MPGe en carretera.