'Totalmente inesperado': Estos osos polares pueden sobrevivir con menos hielo marino

·5  min de lectura
Una fotografía proporcionada por Thomas W. Johansen/NASA muestra a un oso polar encima de un trozo de hielo glacial flotante en un fiordo en el sureste de Groenlandia en 2016. (Thomas W. Johansen/NASA vía The New York Times)
Una fotografía proporcionada por Thomas W. Johansen/NASA muestra a un oso polar encima de un trozo de hielo glacial flotante en un fiordo en el sureste de Groenlandia en 2016. (Thomas W. Johansen/NASA vía The New York Times)

Científicos identificaron una subpoblación diferente de osos polares en el sureste de Groenlandia que sobreviven cazando desde el hielo que se desprende de los glaciares, en una zona con poco hielo marino.

El descubrimiento parece indicar una manera en que un número reducido de osos podría sobrevivir a medida que el calentamiento continúa y el hielo marino del que suelen depender desaparece cada vez; sin embargo, los investigadores y otros expertos en el ámbito polar advirtieron que siguen existiendo graves riesgos para la población total de osos polares en el Ártico y que solo disminuirán si se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero para frenar el calentamiento global.

La subpoblación, que se cree que cuenta con varios centenares de animales, fue identificada durante un estudio de varios años de lo que se creía que era una única población de osos a lo largo de toda la costa oriental de Groenlandia, que mide casi 2900 kilómetros. Mediante el análisis de su desplazamiento rastreado por satélite, de muestras de tejido y otros datos, se descubrió que los osos del sureste estaban aislados de los demás, tanto en el aspecto físico como en el genético.

“Este fue un hallazgo totalmente inesperado”, afirmó Kristin Laidre, bióloga de la Universidad de Washington que ha estudiado la ecología de los mamíferos marinos en Groenlandia durante dos décadas. Laidre es la autora principal de un artículo sobre la subpoblación que fue publicado el jueves en la revista arbitrada Science.

El sureste de Groenlandia es bastante remoto y tiene fiordos estrechos rodeados de montañas escarpadas. En el extremo interior suele haber glaciares que terminan en el agua; en el otro extremo está el mar abierto, con una fuerte corriente que fluye hacia el sur. “Estos osos están muy aislados geográficamente”, señaló Laidre. “De verdad evolucionaron para volverse nativos porque es la única manera de vivir en ese lugar”. Los investigadores calculan que esta subpoblación lleva aislada al menos varios cientos de años.

En total, se calcula que hay unos 26.000 osos polares en el Ártico, en 19 subpoblaciones designadas de manera oficial. Los animales viven en el hielo marino estacional, donde cazan a su presa principal, las focas, mientras éstas se asolean en el hielo o salen a respirar por los agujeros que estas hicieron para ese fin; sin embargo, el rápido calentamiento del Ártico, debido a las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por los humanos, redujo la extensión y la duración de la capa de hielo marino.

Algunas subpoblaciones, sobre todo una en el sur del mar de Beaufort, frente a Alaska y Canadá, ya están disminuyendo porque el hielo no dura lo suficiente para que los osos puedan cazar comida para ellos y sus crías. Los expertos en osos polares aseguran que, si el planeta sigue calentándose, los osos polares podrían quedar casi extintos a finales de siglo.

Una fotografía proporcionada por Kristin Laidre/Universidad de Washington muestra a una hembra adulta de oso polar, a la izquierda, y a sus cachorros de un año cruzando un glaciar de agua dulce en el sureste de Groenlandia en marzo de 2015. (Kristin Laidre/Universidad de Washington vía The New York Times)
Una fotografía proporcionada por Kristin Laidre/Universidad de Washington muestra a una hembra adulta de oso polar, a la izquierda, y a sus cachorros de un año cruzando un glaciar de agua dulce en el sureste de Groenlandia en marzo de 2015. (Kristin Laidre/Universidad de Washington vía The New York Times)

El sureste de Groenlandia es relativamente cálido y los fiordos tienen menos cobertura de hielo marino que muchas otras zonas con osos polares: en promedio, unos cien días al año con hielo suficiente para que vivan y cacen.

“Sabemos que es muy poco para que un oso polar sobreviva”, comentó Laidre. Ese es el tipo de condiciones que pueden generalizarse en otros lugares del Ártico a finales de este siglo.

Laidre y sus colegas descubrieron que los osos del sureste de Groenlandia cazan en el hielo marino mientras está ahí, pero cuando este desaparece, los osos tienen otro hielo donde cazar: el hielo de agua dulce que se desprende de los glaciares hacia los fiordos, en forma de icebergs y trozos cada vez más pequeños, y que perdura la mayor parte del año.

Los osos cazan desde esta mezcla flotante de hielo, llamada en inglés glacial mélange, del mismo modo que cazan desde el hielo marino. “Esta les proporciona una plataforma de hielo adicional y poco común que los osos de muchos otros lugares no tienen”, dijo Laidre, lo que les permite capturar suficientes focas para que ellos y sus crías sobrevivan y prosperen.

No obstante, hábitats como éste son escasos, señaló Twila Moon, científica del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo de Boulder, Colorado, quien analizó la capa de hielo marino y glacial en los fiordos como parte de la investigación.

“Hay pocos lugares en el Ártico en los que vemos una producción sustancial y constante de mezcla de hielo glacial”, dijo Moon. Además de algunas zonas de Groenlandia, el archipiélago noruego de Svalbard tiene glaciares que terminan en el agua.

Así que, aunque estas condiciones especiales pueden permitir que algunos osos sobrevivan mientras el hielo marino se sigue reduciendo, en general los animales seguirán estando amenazados por el cambio climático.

“Esperamos ver gran disminución en la cantidad de osos polares en todo el Ártico debido a las trayectorias actuales del calentamiento global”, aseveró Laidre. “Y este estudio no cambia ese hecho”.

Steven Amstrup, científico en jefe del grupo conservacionista Polar Bears International, quien no participó en la investigación, afirmó que el estudio estaba “muy bien hecho” y “apunta a un grupo muy pequeño de osos”.

La decisión de si constituye una vigésima subpoblación oficial le corresponde a un grupo de expertos, bajo el auspicio de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La 'Cuchilla de la Muerte', la salida del Periférico en Edomex que parece estar maldita

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.