Tormenta en Coahuila deja un hombre muerto y daños a viviendas

·3  min de lectura

SALTILLO, Coah., agosto 30 (EL UNIVERSAL).- Un hombre murió ahogado, vehículos varados, inundaciones en casas y al menos en una clínica del IMSS y una empresa en ciudad Acuña fueron las afectaciones que dejó la tormenta la mañana de este martes en la zona norte de Coahuila.

En Piedras Negras el aguacero duró casi tres horas, con una precipitación de 106 milímetros.

El Sistema Estatal de Emergencias recibió 43 reportes de acumulación de agua; además, se colapsó parte del puente peatonal de Villa de Fuente.

Las autoridades cerraron varios vados que cruzan la ciudad por los tres arroyos de Piedras Negras, "El Soldado", "El Tornillo" y "Primavera" se ayudó a conductores cuyos vehículos se quedaron atorados.

Las fuertes lluvias en la Región Norte, principalmente en Acuña y Piedras Negras, que causaron grandes precipitaciones, provocaron inundaciones en las partes bajas de estos dos municipios fronterizos con Estados Unidos.

Francisco Martínez Ávalos, subsecretario de Protección Civil del Estado, informó que en Acuña, donde se captaron 3.93 pulgadas de lluvia, todos los vados se encuentran cerrados de manera preventiva.

Ahí, en Acuña hubo nueve vehículos varados en las calles, por las fuertes corrientes de agua y un señor que al parecer era vendedor ambulante murió ahogado.

El hombre falleció a la altura del CBTIS 54, debido a la corriente de un paso de agua, durante la tormenta de esta madrugada.

Probablemente era un vendedor ambulante, quien se trasladaba en una bicicleta y fue arrastrado por la corriente, quedando atrapado entre unos tubos.

El reporte de que había una persona fallecida se recibió minutos antes de las 07:00 horas, agregó.

Asimismo, dijo que ante las intensas lluvias de inmediato implementaron el Plan de Contingencia, para auxiliar a la población afectada.

Participaron elementos de Protección Civil Estatal y la Unidad Municipal de Protección Civil de Acuña.

En coordinación con las diversas corporaciones de la policía municipales y la estatal, bomberos y Protección Civil (PC) se iniciaron los trabajos de auxilio en distintos puntos, reportando algunos sectores anegados.

Prevén que lluvias continúen

Martínez Ávalos destacó que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) alerta que las precipitaciones continuarán los próximos días y es muy importante que la población tome sus precauciones.

Pidió a la ciudadanía estar atenta y a mantenerse lejos de las partes bajas de ciudades y pueblos.

Exhortó especialmente a los automovilistas a no circular si está lloviendo muy fuerte porque se continúan reportando varias unidades automotrices varadas en diferentes áreas de la ciudad.

Durante todo el día brigadistas de Protección y agentes de la policía buscaron a un niño que, supuestamente andaba con el señor que murió, pero no han recibido reporte de ningún infante desaparecido, así que consideran que fue una falsa alarma.

Aparte de la versión oficial, en redes sociales se reportó que el agua se metió en el sótano de la Clínica 81 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y la filtración de agua en la planta de la empresa Dylsa.

También hubo inundaciones en diversos domicilios de al menos ocho colonias: Alamedas, Santa Martha, La Misión, Valle Verde 1 y 2, Granjas y Periodista.

El titular de PC recomendó a la población mantener desconectados los servicios de luz, gas y agua hasta asegurarse de que no hay fuga o riesgo de un corto circuito.

Recomendaciones

+ Evite manejar por áreas inundadas y agua estancada.

Tan sólo seis pulgadas de agua pueden hacerle perder el control de su vehículo.

+ Revise cuidadosamente su casa para cerciorarse de que no hay peligro.

+ Si su casa no sufrió daños, permanezca en ella.

+ Mantenga desconectados el gas, la luz y el agua hasta asegurarse de que no haya fugas ni peligro de corto circuito.

+ Manténgase alejado de las áreas afectadas, de casas, árboles y postes en peligro de caer.

+ Evite tocar o pisar cables eléctricos.

+ Si vive o transita por zonas de riesgo, ponga atención a los peligros: las laderas muy inclinadas con la tierra reblandecida y pocos árboles pueden deslavarse, remarcó.