Anuncios

Tormenta azota a California, pero no es tan grave como la de hace unas semanas

Excavadoras de la ciudad de Long Beach construyen un arcén de arena en preparación para la marea alta a lo largo de la península en Long Beach, California, el lunes 19 de febrero de 2024. (AP Foto/Damian Dovarganes)

LOS ÁNGELES (AP) — Gran parte de la empapada California enfrenta el martes un riesgo de inundación debido a tormentas invernales en todo el estado, pero hasta ahora ha escapado de los graves daños provocados por las avalanchas de lodo, vientos y lluvias provocados por un río atmosférico hace apenas unas semanas.

Aunque las lluvias se concentraron en el sur del estado, se esperan tormentas eléctricas y fuertes vientos en otras zonas y podría haber nevadas intermitentes en las montañas del norte. Se espera que algunos procesos de vigilancia y advertencias de inundación permanezcan en efecto hasta el miércoles.

Se espera que las lluvias más fuertes caigan el martes en el área de Los Ángeles, aumentando aún más por la noche, con 2,5 a 5 centímetros (1 a 2 pulgadas) adicionales a los 5 a 12,5 centímetros (2 a 5 pulgadas) que han caído en el área en días recientes, indicó Bob Oravec, meteorólogo principal del Servicio Meteorológico Nacional en Maryland.

En Huntington Beach, una parte de la autopista de la costa del Pacífico fue cerrada debido a una inundación. El área es propensa a inundarse por las lluvias. Se emitió una advertencia de evacuación en el área de Topanga Canyon, en el oeste de Los Ángeles que permanecerá en vigor hasta la mañana del miércoles debido a posibles avalanchas de lodo.

El aeropuerto de Santa Bárbara volvió a abrir a las 5:30 de la madrugada, un día después de que fuertes lluvias en la Costa Central inundaron las pistas, de acuerdo con un comunicado en su sitio web. Se notificó a las aerolíneas y éstas trabajarán para restaurar el servicio, se lee en el comunicado.

Ethan Ragsdale, vocero del Departamento de Policía de Santa Bárbara, pidió a los residentes que se alejen de los arroyos y otros cuerpos de agua normalmente tranquilos.

“Son absolutamente peligrosos”, declaró a The Associated Press. “Son aguas que se mueven rápidamente y no queremos que nadie resulte lastimado, o peor”.

__

Marcelo informó desde Nueva York.