Tiroteos ocurridos en EEUU en el 2012

El 2012 fue un año trágicamente marcado por la violencia en EEUU, con varios tiroteos mortales que sembraron el pánico y avivaron el debate sobre un tema de por sí ya candente en la arena política, el de la tenencia de armas. Pero un hecho en particular estremeció al país y a gran parte del mundo. La masacre en un cine de Aurora, en un suburbio de Denver, Colorado, en la noche del 20 de julio, durante el estreno de la película de la saga de Batman "The Dark Knight Rises", en la que murieron 12 personas y 59 resultaron heridas. La víctima más joven fue una niña de seis años que murió en el hospital producto de las heridas. Por la alevosía de su atacante y la cantidad de personas alcanzadas por las balas, el de Aurora es considerado el mayor tiroteo masivo en la historia del país.

[GALERÍA DE FOTOS RELACIONADA: LOS PEORES TIROTEOS DEL 2012 EN EEUU]

Sentados en sus butacas en la penumbra del cine, lo menos que podían imaginar los espectadores del Century 16 era que el terror de la pantalla se materializaría diabólicamente ante ellos y comenzaría a disparar a diestra y siniestra sin mirar a quién. Por eso, cuando el joven de 24 años James Eagan Holmes apareció de la nada disfrazado de Joker, con el pelo pintado de rojo naranja, una máscara antigás y un chaleco antibalas, pensaron inocentemente que se trataba de un fanático haciendo una broma, o de algún truco publicitario. Hasta cuando sonaron los primeros disparos, algunos pensaron que se trataba de los efectos especiales del filme. El atacante tomó a todos por sorpresa, calculó a sangre fría cada uno de sus movimientos y disparó sin compasión. Iba armado hasta los dientes con un fusil semiautomático AR-15, una escopeta Remington, y una pistola.

Según fuentes del FBI, Holmes salió por una de las puertas de emergencia alrededor de media hora después de comenzada la película para ir hasta su auto por las armas y el disfraz. Cuando entró a la sala 9, en la pantalla transcurría la primera escena violenta del filme. El atacante lanzó granadas de gas para distraer a la audiencia y comenzó a disparar, primero contra los que estaban en el fondo de la sala, y luego contra los que se agolpaban en las puertas tratando de escapar. Algunas balas penetraron la pared y hirieron a personas en la sala contigua. Luego se supo que un percance evitó que ocurriera un derramamiento de sangre mayor esa noche. El fusil de asalto de Holmes tuvo una falla, lo que al parecer provocó que detuviera el ataque y saliera del cine. La policía lo detuvo minutos después en el estacionamiento, y según informes, el joven le dijo a los agentes que él era el Joker y no se resistió al arresto.

Holmes había colocado varias trampas explosivas en su apartamento antes de perpetrar la masacre, compuestas por sustancias inflamables y alambres. La policía demoró horas para desactivarlas y evacuó varios edificios en el área.
 

¿El perfil de un psicópata?

Fotografía disponible el 24 de julio de 2012, muestra a James Holmes, presunto autor del tiroteo de un cine en …

Tres días después de la masacre, James Holmes se presentó ante un juez del condado de Araphoe vestido con uniforme naranja, el pelo aún teñido de rojo y la mirada perpleja de quién no entiende qué está sucediendo. Varios familiares de las víctimas asistieron a la audiencia, que solo duró unos minutos, y expresaron su consternación sobre el hecho de que el atacante parecía "hacerse el loco". El 30 de julio, con la misma mirada perdida y sin pronunciar palabra, Holmes compareció nuevamente ante la corte para escuchar la formulación oficial de los cargos y fue puesto bajo custodia sin derecho a fianza. Fue acusado de 142 cargos, entre ellos 116 de intento de asesinato y un cargo agravado por crimen violento.

Para entonces ya eran de dominio público varios datos de la investigación sobre el atacante y cómo este planeó la masacre.

James Holmes parecía destinado a un futuro brillante. El joven  de 24 años, oriundo de Tennessee, estudiaba medicina en la Universidad de Colorado y había sido premiado con una beca especial del gobierno para realizar un doctorado en Neurociencias, pero dejó repentinamente sus estudios tres días después de desaprobar un examen, el 7 de junio del 2012, según un reporte de ABC News. Algunas fuentes lo han descrito como un joven solitario, con visibles problemas emocionales, que dieron al traste con sus aspiraciones académicas. Al parecer, su estado empeoró tras fracasar en el examen y recibir la crítica de un profesor que señaló que Holmes no sería un candidato idóneo para el programa de doctorado.

Según documentos presentados en la corte, Holmes dio varias señales de advertencia antes de cometer la masacre. En marzo pasado habría hablado con un compañero de clases sobre "matar gente", y tras abandonar sus estudios, supuestamente amenazó a un profesor, por lo que fue retirado su permiso para acceder a las instalaciones de la universidad. El 9 de agosto, los abogados defensores de Holmes alegaron ante un tribunal federal una posible "enfermedad mental" de su cliente, y presentaron documentos que prueban que el joven se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico. Días antes, pese al secreto de sumario ordenado por el juez en el caso, información filtrada a la prensa reveló que Holmes envió a su psiquiatra, identificada como Lynne Fenton, un paquete que contenía una libreta con descripciones de lo que sería el ataque en el cine de Aurora.

Una fuente dijo a Fox News que el paquete estuvo en la oficina de correo desde el 12 de julio, pero al parecer recién habría sido abierto el 20 de julio, día de la masacre.

El pasado 20 de septiembre, Holmes apareció en corte con el pelo oscuro y pelado, sin vestigios de su disfraz de Joker. El joven parecía más animado durante la audiencia. Sonrió y miró a sus abogados y a los periodistas que cubrían la audiencia. Parecía mover la boca, pero no hablaba en realidad. La defensa renunció a su intento de tener acceso a los documentos en poder de la fiscalía, especialmente al cuaderno que Holmes envió a su psiquiatra con los planes de la masacre, y la fiscalía informó sus intenciones de presentar cargos adicionales en contra de Holmes. El juez escuchó los argumentos de ambos lados y fijó el juicio preliminar del atacante para febrero del 2013. De ser hallado culpable, y no se demuestra que es mentalmente incompetente, Holmes podría ser sentenciado a la pena de muerte.


Otra masacre, siete muertos por tiroteo en un templo sij de Milwaukee

La esposa de una de las víctimas de la masacre de Wisconsin, llora acompañada de su familia. (AP Photo/Kevin F …

Ocurrió en Oak Creek, un suburbio de la ciudad de Milwaukee, en el estado de Wisconsin, quince días después de la masacre de Aurora. Un hombre abrió fuego contra decenas de fieles que participaban en una ceremonia religiosa en un templo sij, matando a seis personas antes de ser baleado por la policía. El FBI reveló luego que el atacante se disparó un tiro en la cabeza que le causó la muerte tras ser herido por un policía que intentaba reducirlo.

El atacante ingresó al templo en la mañana, cuando los feligreses oraban y meditaban en el salón principal mientras decenas de mujeres preparaban alimentos en la cocina del santuario para compartirlos después de los servicios religiosos entre los miembros de la comunidad. Los asistentes corrieron despavoridos para protegerse, pero las balas alcanzaron mortalmente a seis de ellos e hirieron a tres.

El atacante, identificado como Wade Michael Page, de 40 años, era un veterano de guerra que sirvió en el ejército estadounidense durante seis años como especialista en operaciones psicológicas. Page trabajó en las bases de Fort Bliss, Texas y Fort Bragg, Carolina del Norte, y fue expulsado de forma deshonrosa en octubre de 1998 por causas no reveladas, según un reporte de la cadena CBS.

El FBI confirmó luego que la matanza de Milwaukee fue un caso de terrorismo doméstico perpetrado por un sujeto fanático de la supremacía racial blanca. Page era miembro de una organización racista, y tenía tatuada en su cuerpo una promesa de venganza por los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Disputa laboral desató el pánico frente al Empire State  (https://es-us.noticias.yahoo.com/fotos/tiroteo-frente-al-empire-state-de-nueva-york-slideshow/)

El viernes 24 de agosto, un hombre disparó y mató a un ex compañero de trabajo cerca del Empire State de Nueva York y luego fue abatido por la policía, en un tiroteo en el que además resultaron heridas nueve personas y que generó caos entre turistas y transeúntes en una hora transitada de la mañana.

Jeffrey Johnson, un diseñador de accesorios de moda de 53 años que estaba disgustado tras haber sido despedido en el 2011 de Hazan Imports, disparó tres veces con un arma calibre 45 a un excolega de 41 años que resultó muerto en la escena. Cuando se sintió acorralado por la policía, Johnson disparó. Los agentes reaccionaron abriendo fuego y matando al agresor, dijo el comisionado policial Raymond Kelly.

Las autoridades informaron luego que algunos de los heridos en el incidente fueron víctimas del fuego cruzado entre los agentes y el agresor y alcanzados de forma accidental por las balas de la policía.

En un primer momento se desató el temor de que se tratase de un ataque terrorista, pero la investigación descartó rápidamente esta teoría, reduciendo el hecho a una disputa de índole laboral. 


Tiroteos encienden polémica sobre la tenencia de armas

Estos tres incidentes violentos ocurridos en lugares públicos de EEUU durante el 2012 avivaron la polémica nacional sobre la tenencia de armas. Los dias siguientes a la masacre de Aurora, se registró un aumento en la venta de armas en varias ciudades del país. Expertos señalan que el aumento se debió al temor de los consumidores de que un cambio en la legislación impusiese un control más severo sobre la compra y tenencia de armamento. Pero nada de eso ocurrió. Tampoco el tema de las armas pasó a ser prioridad en la agenda de ninguno de los candidatos en un año de elecciones presidenciales. Pero el debate resurgió en varios círculos políticos. Durante la audiencia de sentencia contra Jared Laughner, autor de los disparos que hirieron gravemente a Gabrielle Giffords y causaron la muerte a 6 personas, el esposo de excongresista demócrata, el astronauta Mark Kelly, lanzó una dura crítica al respecto: "Después de Columbine, después de Virginia Tech, después de Tucson y después de Aurora, no hemos hecho nada", agregó en alusión a varias de las matanzas ocurridas en el país en los últimos años.

Mientras, el problema del control de armas sigue siendo un peligro latente. El pasado 17 de noviembre, un joven planeaba abrir fuego durante la proyección de la última película de la saga 'Crepúsculo' en un cine de Missouri, pero su madre frustró el plan cuando informó a la policía de que su hijo no había tomado la medicación y poseía armas similares a las utilizadas por el atacante del cine de Aurora.

Blaec Lammers, de 20 años, dijo a los agentes que había comprado 400 cartuchos de munición y que, si se le acababan, conseguiría más y "continuaría disparando hasta que llegara la policía".

El joven fue inculpado por un cargo de amenaza terrorista, uno de atentado y otro de acción criminal armada.

(Con información de EFE, AP, Reuters y AFP)




Cargando...