La conmovedora historia de Amerie Jo Garza, la niña baleada en Uvalde cuando intentaba llamar al 911

·2  min de lectura
Amerie Jo Garza, de 10 años, murió en la masacre de Texas
Amerie Jo Garza, de 10 años, murió en la masacre de Texas

NUEVA YORK.- Amerie Jo Garza, de 10 años, tenía una sonrisa contagiosa. La misma que el martes a la mañana mostró para una foto en la que mostraba un colorido certificado que la designaba para el cuadro de honor en su clase.

A menos de dos horas de sacar esa foto, Amerie Jo murió por un tiro del rifle de Salvador Ramos, el joven de 18 años que se atrincheró en su aula de cuarto grado de la escuela primaria Robb, en Texas, y perpetró una de las peores matanzas en una escuela en Estados Unidos de los últimos años, con 19 niños y dos maestras muertos. Le disparó porque -según su abuela- vio que estaba intentando llamar al 911.

“Mi nieta fue asesinada a tiros por tratar de llamar al 911, murió como una heroína tratando de obtener ayuda para ella y sus compañeros de clase”, dijo la abuela de Amerie, Berlinda Irene Arreola, a The Daily Beast.

La última foto de Amerie Jo Garza, de 10 años, antes de la tragedia
La última foto de Amerie Jo Garza, de 10 años, antes de la tragedia

Amerie Jo estaba “llena de vida, una bromista, siempre sonriendo”, dijo su padre, Alfred Garza III, en una breve entrevista telefónica. No hablaba mucho de la escuela, pero le gustaba pasar tiempo con sus amigas a la hora de la comida, en el patio durante el recreo. “Era muy sociable”, dijo. “Hablaba con todos”.

La familia extendida de Amerie Jo se había reunido cuando los Rangers de Texas les dieron la terrible noticia el martes por la noche.

Tragedias

La pérdida de la familia sucedió luego de perder a varios seres queridos por la covid-19 en los últimos dos años.

“Apenas estábamos teniendo un respiro, nadie estaba falleciendo”, dijo Garza. “Y luego pasó esto”.

Alfred Garza, quien trabaja en una agencia de autos usados en Uvalde, dijo que estaba en su hora del almuerzo cuando la mamá de Amerie Jo le dijo que no podía recoger a su hija de la escuela porque estaba cerrada por la emergencia.

“Me fui directo para allá y me encontré con el caos”, dijo. Recuerda haber visto que los carros se acumulaban en las calles cuando los padres intentaban entrar a la escuela para buscar a sus hijos. Había patrullas de policía por doquier.

Al principio, dijo, no pensó que nadie hubiera resultado herido. Luego escuchó que habían muerto algunos niños. Durante horas esperó noticias sobre su hija.

“Estaba como en shock”, dijo, luego de escuchar a los Rangers de Texas. Cuando llegó a casa empezó a revisar fotos de ella. “Ahí es cuando como que me solté”, dijo. “Empecé a llorar y a hacer el duelo”.

EN VIDEO: La tristeza se transforma en cólera tras la matanza de 21 personas en escuela de Texas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.