Anuncios

Tiran muros con abrazos en la frontera

CIUDAD JUÁREZ, Chih., mayo 7 (EL UNIVERSAL).- Las barreras de la frontera y la militarización, que se mantienen desde hace meses entre las ciudades de Juárez, El Paso, Texas y Las Cruces, Nuevo México, se derrumbaron durante la mañana de este sábado para que cientos de personas se pudieran reunir y darse un abrazo a la mitad del río Bravo.

Por décima ocasión, la Red Fronteriza por los Derechos Humanos organizó el evento Abrazos No Muros, que permitió que familias de diversas partes de la frontera y de otros estados del país se reunieran.

"Viajamos 18 horas por un abrazo, que nos hará sentir de nuevo físicamente a nuestra hermana, que tenemos 23 años sin verla", expresaba María Cruz Escobedo, quien este sábado pudo reunirse con su familia que vive en El Paso, Texas.

Ella y su hermana Rafaela viajaron en camión desde su natal San Francisco de los Romo, Aguascalientes, para llegar hasta el límite de la frontera en Ciudad Juárez y El Paso, Texas.

"Mi hermana se enteró del evento y ella fue quien nos avisó e invitó para abrazarnos. De Aguascalientes salimos el viernes a las 6:30 horas y llegamos al mediodía a Juárez. Estamos muy contentas, ¿se imagina, 23 años sin vernos? Es muy bonito esto, porque sólo por llamadas nos comunicábamos, pero no habíamos podido abrazarnos", añadieron las hermanas.

Este sábado, la emoción en sus rostros se lograba ver, ya que desde el lado mexicano levantaban sus brazos para hacerle señas a su hermana de que ya estaban listas para verse y darse un abrazo.