Anuncios

Texas: Tras tiroteos, avanzan iniciativas sobre armas

TEXAS-TIROTEO-LEYES (AP)
TEXAS-TIROTEO-LEYES (AP)

Ante la renovada presión por la violencia con armas de fuego en Texas luego de otras dos masacres a tiros, los republicanos permitieron sorpresivamente el lunes que una iniciativa que elevaría de 18 a 21 años la edad para comprar fusiles semiautomáticos llegue al pleno de la Cámara de Representantes del estado, a pesar de que la propuesta tiene prácticamente cero probabilidades de convertirse en ley.

El sorpresivo movimiento supuso un débil impulso para quienes están a favor de imponer mayores controles a las armas de fuego después de que el fin de semana se suscitara un tiroteo masivo en un centro comercial de un suburbio de Dallas. Pero al mismo tiempo resaltó la enorme renuencia de los republicanos del estado a restringir las armas de fuego, ya que incluso librar ese pequeño obstáculo legislativo desató celebraciones entre los partidarios de la medida.

Dos republicanos se sumaron a los demócratas en una votación de 8-5 en la Comisión Selecta sobre Seguridad Comunitaria de la Cámara de Representantes para hacer avanzar la iniciativa, sobre la que el gobernador Greg Abbott se ha expresado en contra en otras ocasiones. Se desconoce cuándo o si la propuesta será votada en el pleno de la cámara baja del estado cuando quedan apenas unas cuantas semanas para aprobar nuevas leyes.

“No tiene el apoyo de la legislatura”, dijo el representante republicano Ryan Guillen, quien preside la comisión y votó en contra de la medida.

Abbott no ha mostrado intención de reformar las leyes de armas de fuego después de dos tiroteos masivos en una semana. El primero ocurrió en Cleveland, al noreste de Houston, donde un hombre mató a cinco de sus vecinos con un fusil tipo AR luego de que le pidieron que dejara de disparar en su patio.

La iniciativa que avanzó el lunes había estado estancada durante varias semanas antes del tiroteo del sábado que dejó ocho personas muertas en el centro comercial Allen Premium Outlets.

Antes de la votación, los gritos de los manifestantes de “¡Hagan algo!” resonaban por los pasillos del Capitolio del estado. Luego acamparon afuera del recinto de la cámara baja y les gritaron a los legisladores que iban ingresando.

Entre los manifestantes había varios familiares de las víctimas de la matanza de hace un año en la Escuela Primaria Robb, en Uvalde. Algunos de ellos sostenían fotografías de sus hijos asesinados, y algunos rompieron en llanto tras la votación.

Uno de los republicanos que votó a favor de la iniciativa fue el representante estatal Sam Harless, quien a través de su oficina se negó a una entrevista. “Su intención no es sacar provecho con cobertura mediática por el dolor y el sufrimiento de quienes han perdido a sus seres queridos en estas tragedias por el simple hecho de haber votado con el corazón, con consciencia y pensando en su distrito”, dijo su jefe de despacho, Ron Hickman, en un email.

Durante meses, los esfuerzos para elevar el límite de edad para la adquisición de un arma de asalto en el Congreso han estado en manos de los familiares de los 19 niños y las dos maestras que fueron asesinados en Uvalde por un joven de 18 años armado con un fusil tipo AR dentro de un aula de 4to grado.

Mack Segovia, cuya hijastra Eliahna fue asesinada en la Escuela Primaria Robb, asistió a la manifestación del lunes vistiendo una camiseta con la fotografía de la niña con su uniforme de softbol.

“Volvió a pasar. Y pasará una y otra vez”, comentó Segovia. “Sucedió esta semana en un centro comercial. No estás a salvo en ningún lado. Va a volver a pasar, sólo no sabemos dónde”.