Anuncios

Tensión diplomática entre Ecuador y Rusia podría traer repercusiones comerciales al país andino

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, en su intervención durante una ceremonia de entrega de equipamiento a la policía, en la escuela policía General Alberto Enríquez Gallo en Quito, Ecuador, el lunes 22 de enero de 2024. (AP Foto/Dolores Ochoa)

QUITO (AP) — La tensión diplomática entre Ecuador y Rusia podría comenzar a tener repercusiones comerciales tras la decisión del nuevo gobierno del presidente Daniel Noboa de entregar armamento ruso que considera en desuso a Estados Unidos.

A inicios de enero y en medio de un conflicto armado interno, Noboa afirmó que, como parte de la cooperación en materia de seguridad con Estados Unidos, se prevé el intercambio de “chatarra ucraniana y rusa, por 200 millones de dólares en equipamiento moderno”.

“Hemos comprobado que es chatarra y, dentro de convenios internacionales no se puede transportar material bélico en este caso, pero sí chatarra de este tipo”, insistió Noboa en una reciente entrevista a un canal de televisión en el que aseguró que “no vamos a cortar relaciones con Rusia”.

Pero, la portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, ante requerimientos de información sobre la decisión, la calificó como “irreflexiva”, según un mensaje difundido la noche del sábado por la embajada rusa en Ecuador, a través de la cuenta oficial de X.

“Nuestros socios están perfectamente enterados de las disposiciones estipuladas en los contratos, incluido el compromiso de usar los bienes que adquieren para los fines anunciados y no traspasarlos a terceros sin obtener el permiso correspondiente de la parte rusa”, manifestó Zajárova.

Este pronunciamiento se da pocas horas después de que se difundiera una supuesta sanción del Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de la Federación Rusa a cinco exportadoras bananeras de Ecuador por un presunto incumplimiento de normas fitosanitarias al encontrar una plaga en la fruta.

Para el ex subsecretario de relaciones internacionales de Ecuador, Carlos Estarellas, los dos episodios podrían tener relación.

En declaraciones a The Associated Press, manifestó que la tensión puede entenderse por “la molestia del gobierno ruso que ha tomado una medida que en el derecho internacional se conoce como medidas coactivas, con relación al banano ecuatoriano”.

No obstante, el experto consideró que Ecuador “es soberano de entregar o no ese armamento”, porque, en general, los contratos de adquisición de armamento “no suelen tener esa prohibición”.

“La aspiración es que el impasse se arregle de manera diplomática”, comentó Estarellas y eso dependerá de la “habilidad” de los funcionarios ecuatorianos, dijo.

El director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano, Richard Salazar, en diálogo telefónico con AP, aseguró el domingo que “no han tenido un conocimiento formal” sobre la sanción. Sin embargo, ante la “noticia que está en la página web de esta entidad fitosanitaria”, se ha solicitado una reunión urgente con la agencia de control rusa, afirmó.

Según el comunicado de la autoridad de control ruso, la medida de suspensión de certificaciones para las cinco exportadoras ecuatorianas entraría en rigor el 5 de febrero.

Salazar enfatizó que “las exportaciones a Rusia siguen y no están cerradas”, salvo el inconveniente con estas cinco empresas, de más de 20 que exportan el producto a ese país y que se abordarán de manera “técnica” por los canales oficiales, manifestó.

“Exportamos a todo el mundo y los protocolos fitosanitarios son super exigentes (…) Nos ha caído de sorpresa lo drástico de la sanción”, dijo Salazar, aunque admitió que han existido detecciones de plaga en la fruta, ante lo cual se activan mecanismos de la autoridad competente, señaló.

Rusia representa el 20% del destino de exportaciones del Ecuador y en 2023 fue el mayor comprador de banano ecuatoriano con 72 millones de cajas anuales, según cifras de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano.

“Es muy importante, no hay ningún mercado que supla esa demanda”, dijo Salazar.

En un comunicado enviado el domingo a la AP, la Federación Ecuatoriana de Exportadores (FEDEXPOR) confirmó que la oferta exportable ecuatoriana “cumple con los estándares sanitarios y fitosanitarios de calidad” que exigen los mercados de destino.

Agregó que efectuarán una “minuciosa evaluación” de las alertas sanitarias emitidas con el fin de “mantener el flujo comercial con ese mercado” para lo cual el gremio se encuentran en coordinación con las autoridades nacionales.

En 2023, las relaciones comerciales entre Ecuador y Rusia dejaron un saldo favorable de 721 millones de dólares, indicó FEDEXPOR.

El Ministerio de Agricultura de Ecuador informó el domingo que “no ha sido notificado oficialmente” por el organismo de control ruso, pero se prevé un pronunciamiento en los próximos días. Tampoco la cancillería ha emitido información sobre el tema.