El telescopio espacial James Webb de la NASA es golpeado por una roca

·3  min de lectura

El telescopio espacial James Webb de la NASA fue golpeado por un trozo de roca espacial.

Uno de los grandes espejos que alimentaban el segmento recibió el golpe de un micrometeoroide que era más grande de lo esperado y más grande que las utilizadas en pruebas que los ingenieros realizaron en tierra, detalló la agencia espacial.

Aunque las evaluaciones aún continúan, el telescopio todavía parece funcionar lo suficientemente bien, pero la colisión tuvo un “efecto marginalmente detectable en los datos”, informó la NASA en su anuncio.

El objeto golpeó una de las piezas de espejo que permiten que el telescopio funcione en algún momento entre el 23 y el 25 de mayo, detalló la agencia espacial.

La NASA declaró que el telescopio fue construido para soportar tales impactos, incluso si el trozo de roca era más grande de lo esperado.

Durante el proceso de construcción, los investigadores utilizaron una combinación de simulaciones e impactos reales en piezas de espejo para ver cómo el telescopio podría soportar impactos con partículas que vuelan a velocidades muy rápidas por el espacio, añadió.

“Siempre supimos que Webb tendría que superar el entorno espacial, el cual incluye la luz ultravioleta fuerte y las partículas cargadas del Sol, los rayos cósmicos de fuentes exóticas en la galaxia y los impactos ocasionales de micrometeoroides dentro de nuestro sistema solar”, especificó Paul Geithner, subdirector técnico de proyectos en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

“Diseñamos y construimos Webb con margen de rendimiento (óptico, térmico, eléctrico, mecánico) para garantizar que pueda realizar su ambiciosa misión científica incluso después de muchos años en el espacio”.

El telescopio espacial también puede lidiar con cualquier colisión al mover sus espejos para corregir cualquier problema con segmentos específicos. Ya se ha movido para hacer frente a la colisión, y aún se requieren más ajustes finos, detalló.

El telescopio también puede moverse por sí mismo en el espacio, por lo que los ingenieros pueden mover sus piezas más sensibles fuera del camino de las lluvias de meteoritos conocidas. Sin embargo, la partícula que golpeó el telescopio no era parte de una lluvia tan conocida y, a la espera de una mayor investigación, la NASA cree que era inevitable.

Con el tiempo, sin embargo, el telescopio inevitablemente será golpeado por más objetos sólidos en el espacio, lo que degradará su rendimiento. Se espera ese proceso, y la NASA espera que el rendimiento del telescopio sea lo bastante alto como para que, incluso con la degradación, pueda resultar útil en los años venideros.

“Con los espejos de Webb expuestos al espacio, esperábamos que los impactos ocasionales de micrometeoritos degradaran de forma gradual el rendimiento del telescopio con el tiempo”, comentó Lee Feinberg, gerente de elementos del telescopio óptico Webb en NASA Goddard.

“Desde el lanzamiento, hemos tenido cuatro impactos de micrometeoritos medibles más pequeños que fueron consistentes con las expectativas y este más reciente es más grande de lo que suponían nuestras predicciones de degradación. Usaremos estos datos de vuelo para actualizar nuestro análisis de rendimiento a lo largo del tiempo y también desarrollaremos enfoques operativos para asegurarnos de maximizar el rendimiento de imágenes de Webb en la mejor medida posible durante muchos años”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.