Cómo son los tanques Leopard que Alemania le enviará a Ucrania y qué pueden cambiar la guerra

Esta foto de archivo tomada el 17 de octubre de 2022 muestra al canciller alemán, Olaf Scholz, observando un Leopard 2 de las fuerzas armadas alemanas durante un ejercicio de entrenamiento en Ostenholz, en el norte de Alemania.
Esta foto de archivo tomada el 17 de octubre de 2022 muestra al canciller alemán, Olaf Scholz, observando un Leopard 2 de las fuerzas armadas alemanas durante un ejercicio de entrenamiento en Ostenholz, en el norte de Alemania. - Créditos: @RONNY HARTMANN

BERLÍN.– El Leopard 2, el tanque pesado que Alemania decidió este miércoles entregar a Ucrania para hacer frente a la invasión rusa tras intensos reclamos, es un activo de renombre mundial susceptible de tener un “impacto significativo” en el campo de batalla contra Rusia.

Alemania anunció el miércoles que entregará a Ucrania 14 tanques Leopard 2A6 procedentes de las reservas de su ejército y al mismo tiempo permitirá a los países europeos que lo deseen suministrar a Kiev los blindados que tienen, tal como venía exigiendo Polonia.

Desde hace semanas existía una fuerte presión sobre Alemania para que permita la entrega de estos tanques a Ucrania, y ayudarla así a enfrentar de manera más sólida a la ofensiva de las tropas del Kremlin.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Múltiples ventajas

El Leopard 2 combina potencia de fuego, movilidad y protección. Diseñado por el fabricante alemán Krauss-Maffei, fue construido en serie a partir del final de los años 1970 para reemplazar los tanques norteamericanos M48 Patton y luego los Leopard 1.

Hasta la fecha salieron unos 3500 ejemplares de las cadenas de producción.

Este tanque de combate de 60 toneladas de peso está dotado de un cañón de calibre 120 mm. Es capaz de disparar en movimiento y su motor de 1500 caballos de potencia le permiten una velocidad máxima de 70 km/h, con una autonomía de 450 kilómetros.

Según su fabricante está dotado además de una “protección pasiva integral”, eficaz contra las minas y los lanzacohetes. Igualmente goza de herramientas tecnológicas que permiten localizar y atacar al enemigo a larga distancia.

Esta foto de archivo tomada el 19 de mayo de 2022 muestra un tanque polaco Leopard mientras tropas de Polonia, Estados Unidos, Francia y Suecia participan en el ejercicio militar.
Esta foto de archivo tomada el 19 de mayo de 2022 muestra un tanque polaco Leopard mientras tropas de Polonia, Estados Unidos, Francia y Suecia participan en el ejercicio militar. - Créditos: @WOJTEK RADWANSKI

Una amplia disponibilidad en Europa

Otra ventaja es que el Leopard está bastante extendido en Europa, lo que facilita el acceso a municiones y piezas de recambio y simplifica las tareas de mantenimiento.

Los cuatro últimos modelos siguen utilizándose, entre ellos el 2A4, del que Polonia propone entregar a Kiev 14 ejemplares, si Berlín lo autorizara. También está el 2A7, del que Berlín no quiere separarse, en aras de su propia defensa.

Finlandia, equipada de más de 200 ejemplares, según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés), también está dispuesta a entregar algunos de ellos a Kiev.

Según la prensa alemana, otros países europeos, no precisados, estarían igualmente dispuestos a participar en este esfuerzo. Grecia, con 350 tanques, y Turquía, que usó algunos de ellos contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria, son los países que más ejemplares poseen del modelo 2A4.

La cuestión de los tiempos de entrega

La mejor solución sería que los países dispuestos a contribuir envíen tanques del modelo 2A4. “Es muy importante que se facilite el mismo modelo, por razones de formación y logística”, explicó en la radio alemana RND el exinspector del Ejército de tierra, el general Bruno Kasdorf.

Esta foto de archivo tomada el 20 de mayo de 2019 muestra un tanque Leopard 2 A7 de las fuerzas armadas alemanas participando de entrenamiento militar en Munster, norte de Alemania.
Esta foto de archivo tomada el 20 de mayo de 2019 muestra un tanque Leopard 2 A7 de las fuerzas armadas alemanas participando de entrenamiento militar en Munster, norte de Alemania. - Créditos: @PATRIK STOLLARZ

En Alemania, el grupo armamentístico Rheinemetall, que provee el cañón del tanque y sus sistemas electrónicos y posee decenas de tanques de modelos antiguos, ha avisado ya de que la actualización de sus ejemplares llevaría meses, con vistas a una puesta en servicio en 2024, según su directivo, Armin Papperger.

Según el general Kasdorf, Alemania podría entregar tanques Leopard 1, que están fuera de servicio desde el inicio de los años 2000 pero pueden “ser entregados relativamente en poco tiempo”.

Un “impacto significativo” en el campo de batalla

Si Kiev pudiera recibir en total un centenar de tanques Leopard, el efecto sería “significativo” en el campo de batalla frente a las fuerzas rusas, asegura el IISS.

Con los Leopard 2, “un Ejército puede romper las líneas enemigas y poner fin a una larga batalla de trincheras”, confirma Armin Papperger en el diario Bild. “Con el Leopard, los soldados pueden avanzar decenas de kilómetros de un golpe”.

Agencia AFP