Tambalea la estructura partidaria de Javier Milei y pierde aliados

·8  min de lectura
Javier Milei tiene dificultades para conseguir una estructura partidaria que le permita competir por la presidencia el año próximo
Javier Milei tiene dificultades para conseguir una estructura partidaria que le permita competir por la presidencia el año próximo - Créditos: @LA NACION/Alejandro Guyot

A su imagen en baja, la seguidilla de polémicas y el desorden interno que atraviesa su tropa desde que Carlos Maslatón ventiló la división interna, Javier Milei suma en la lista de problemas nuevas complicaciones en su esquema partidario: todavía no tiene asegurada la plataforma electoral para candidatearse.

Además, luego de la convocatoria fallida en el acto de Gerli, hace un mes, se suspendió su presentación en Tucumán y perdió a Alfredo Avelín, quien iba a ser su aliado en San Juan y Jujuy.

Los números que mira Mauricio Macri para evaluar una candidatura en 2023

Conscientes de que, pese a los traspiés, deben aprovechar el boom Milei, en el Partido Libertario trabajan a contrarreloj para consolidarse. A fines de mayo hicieron en Córdoba el lanzamiento del partido nacional; nombraron a Milei como presidente honorífico y al legislador porteño Ramiro Marra como presidente fundacional, pero todavía no cuentan con personería para brindar un sello a nivel nacional con el cual el economista pueda candidatearse como presidente. Por ahora, consiguieron personería en Córdoba y Tierra del Fuego. Necesitan sumar tres provincias más para alcanzar la representación nacional. Son cerca de 4000 afiliados los que deben conseguir en cada distrito para lograrlo.

Los libertarios confían en que van a llegar y aseguran que los distritos más avanzados son Santa Fe, Mendoza, Buenos Aires, Jujuy y la Ciudad de Buenos Aires. Afirman que vienen a un buen ritmo aunque también reconocen que en las últimas semanas les han preguntando sobre las declaraciones del diputado. Sin embargo, dependerán de los tiempos de la Justicia para alcanzar la personería. Y tendrán que sortear un obstáculo más: lograr el consenso para cambiar el nombre de la agrupación de Tierra del Fuego, donde los libertarios se consolidaron como Republicanos Unidos. Sumado a eso, al menos dos grupos, el partido libertario de Tucumán y el de San Juan, comunicaron que ya no apoyaran al diputado nacional en su candidatura. Para Maslatón, los culpables son Karina Milei y Carlos Kikuchi, quienes dejaron “tirada a toda la militancia”.

El Partido Libertario (PL) de Tucumán comunicó la ruptura a finales del mes pasado, a través de sus redes sociales. “Luego de la reunión de ayer viernes 24 de junio con Carlos Kikuchi (el armador de Javier Milei) se nos comunica que van a utilizar la plataforma de Fuerza Republicana (Ricardo Bussi) en las próximas elecciones. Ante esta situación el PL Tucumán hizo manifiesta su disconformidad y comunicamos nuestra decisión de no acompañar esa alianza electoral en la provincia. Lamentamos que nuestro mayor referente haya elegido su propia conveniencia antes que los ideales del libertario. Le deseamos buena suerte en su elección junto a Fuerza Republicana y sin los verdaderos libertarios”.

Días más tarde, sumaron: “Queremos expresar nuestro más profundo repudio a cualquier tipo de discusión, práctica o retórica, donde se hable sobre la posibilidad de vender bebes o cualquier otro tipo de acto relacionado al trafico de personas u órganos, ni hoy, ni mañana, ni en 200 años”.

Los referentes del Partido Demócrata, que anunciaron que apoyaban la candidatura de Milei y le aportarían el sello nacional, trabajan para poner en orden los papeles de la agrupación. Córdoba, San Luis y Buenos Aires son los tres distritos que tuvieron inconvenientes en el último tiempo. El primero es el más convulsionado.

Pese a que algunos disidentes aseguran que el partido esta acéfalo y no podría ser la plataforma que utilice Milei para candidatearse, fuentes de la Cámara Electoral consultadas por LA NACION contestaron que el hecho de que tenga distritos intervenidos no le impide participar de la elección. De todos modos, los armadores de Milei tendrán que lidiar con grupos del Partido Demócrata que los resisten en algunos distritos y que apostarán por otros candidatos.

El mandato del interventor del partido en Córdoba, Rodolfo Eiben, uno de los nombres que suena para candidato a gobernador en esa provincia, finalizó en marzo, pero siguió en funciones y la justicia electoral lo convalidó. Un grupo disidente -la Agrupación Carcano- lo denunció penalmente y afirma que quienes se presentan como las nuevas autoridades del partido “se autoproclamaron”.

En Buenos Aires el partido regularizó su situación el último viernes, cuando presentó una lista única encabezada por Victoria Villarruel, compañera de bloque de Milei. En el caso de San Luis, las autoridades aseguran que se regularizará en tres meses. En Mendoza, la línea de Carlos Balter -el presidente del partido a nivel nacional, aliado de Milei- tendrá que superar las próximas elecciones de septiembre, frente a la otra facción que integra el frente Cambia Mendoza. La ciudad de Buenos Aires es un distrito perdido en la interna partidaria para Milei. Los demócratas son aliados de Juntos por el Cambio y apoyan la candidatura de Horacio Rodríguez Larreta.

Axel Kicillof fue silbado e insultado en un acto que se demoró, y tuvo que irse sin hablar

En el caso del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), que integró la alianza que le permitió a Milei presentarse en las últimas elecciones, todavía no expresaron su apoyo para la candidatura nacional. “Estamos trabajando para convencer a la Convención Nacional”, aseguró a LA NACION una fuente al tanto de las negociaciones. Todavía no se convocó a un plenario y estiman que podría celebrarse a partir de octubre, para evaluar a qué candidato apoyar o si presentarán uno propio el próximo año.

Ante este panorama, el partido que parecía más firme era Unite, el mismo que le otorgó el sello para presentarse a José Luis Espert para las presidenciales de 2019, a Amalia Granata en Santa Fe y a Cinthia Fernández en las últimas elecciones, en las que integró la alianza con la que Milei se presentó en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, tras las últimas declaraciones del diputado -y la caída de su imagen-, los jefes de distrito se reunieron el jueves pasado para analizar la situación y el viernes tuvieron un encuentro con Kikuchi.

“Los partidos actúan con intereses, obviamente empezaron a tomar distancia. Este hoy no es un partido ganador” , dijo una fuente partidaria de primera línea y analizó: “Se fueron todos los partidos. Unite se convirtió en un actor preponderante y va a hacer valer su peso político”. LA NACION intentó, sin éxito, consultar a Milei para conocer sus planes.

Reconfiguración de alianzas

A poco más de dos meses de sellar la alianza, Avelín comunicó su ruptura con el espacio de Milei a través de los medios. El miembro de la histórica familia sanjuanina y presidente de la Cruzada Renovadora aseguró que fueron las últimas declaraciones de Milei las que lo llevaron a tomar esa decisión. La primera alerta llegó cuando el diputado se definió a favor de la libre portación de armas. Según relata Avelín, tras esos dichos decidió comunicarse con Kikuchi. Volvió a hacerlo cuando Milei consideró “un mercado más” la venta de órganos y pidió un encuentro personal con el diputado cuando afirmó que se sentía “muy identificado en términos históricos” con Margaret Thatcher.

Había pasado más de una semana sin respuesta cuando escuchó al diputado decir que quizás se podría debatir la venta de niños y decidió romper públicamente, sin siquiera volver a intentar comunicarse. “Tiene que haber una respuesta contundente ante esa pregunta. Las cosas son claras, yo no puedo permitir que se hable de la venta de niños”, dijo Avelín a LA NACION.

Además de San Juan, Avelín, que llegó a reunirse personalmente con el diputado y también asistió a su acto en Mendoza, también colaboraba para echar raíces en Jujuy. Aunque no coincidían en todas las propuestas (Avelín no cree que haya que cerrar el Banco Central, por ejemplo), estaban de acuerdo en los conceptos más importantes, decían Avelín y referentes del partido de Milei. Bastaron dos meses para que la alianza se rompiera.

Alfredo Avelín junto a Javier Milei y su hermana, Karina Milei
Alfredo Avelín junto a Javier Milei y su hermana, Karina Milei - Créditos: @Alfredo Avelín

También generó sospechas la suspensión del acto en Tucumán junto a Ricardo Bussi, que habían anunciado para el 23 de julio próximo. Aseguran que fue por razones climáticas, que esperarán que empiece a calor dado que Milei no está dispuesto a ceder y no quiere que sea en un estadio cerrado. Ante la consulta de este diario, Bussi contestó que la alianza está “más fuerte que nunca”. Sin embargo, la convocatoria fallida en la noche del acto de Gerli obligó a replantear algunas cosas, al menos la idea de hacer actos al aire libre en invierno.

Marcos Urtubey es otro nombre que volvió a sonar en el entorno libertario. Maslatón aseguró que el hijo del exgobernador de Salta Juan Manuel Urtubey volvió al entorno de Milei y está trabajando en la construcción partidaria en esa provincia. Tras haber sido parte de la campaña del diputado, Urtubey se alejó de las filas libertarias después de las elecciones generales tras una disputa con Marra y Eugenio Casielles. Aunque plantean que sigue interesado en “el rol de armador para presentar una fuerza disidente en su provincia”, desde el entorno del salteño afirman que no se siente parte de La Libertad Avanza porque “no hay nada concreto” que se haya cerrado. “No son claros. Juegan a las escondidas”, dicen en Salta. Deslizan que fue el propio Milei, con el aval de su hermana, quien le pidió a fines de abril que se sumara, pero remarcan que en simultaneó Kikuchi está tejiendo otras alianzas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.