Anuncios

“Tótem” y “El eco” arrasan en el Festival de Cine de Morelia

MORELIA, México (AP) — El largometraje de ficción “Tótem”, de Lila Avilés, y el documental “El eco”, de Tatiana Huezo, fueron los máximos ganadores de la 21ª edición del Festival Internacional de Cine de Morelia.

“Tótem”, el retrato de una familia en la que un integrante padece una enfermedad terminal durante una fiesta, se llevó el viernes por la noche el premio a mejor largometraje, mejor dirección y el del público en la sección de largometraje mexicano de ficción.

“El cine puede tener mucho ego, error. Pero el cine también puede tener mucha belleza, comunión. Seamos cineastas, hagamos más comunión”, dijo Avilés al recibir el galardón a mejor dirección. “Hay que aferrarse más a la luz y más en estos tiempos de guerra, de horror y de una vida salvaje que se nos va”.

Avilés dedicó su premio a la niña Naíma Sentíes, quien protagoniza su filme: “Chiquitótem, magnífica tótem (...) Yo sé que te busqué telepáticamente y tú llegaste a mí. Te amo Naíma, esta va para ti”.

Momentos después, Avilés celebró el reconocimiento a mejor largometraje cargando sobre sus hombros a Sentíes para hacer un tótem humano.

“¡Estoy muy contenta!”, dijo la joven actriz quien, junto a Avilés, a las productoras del filme Tatiana Graullera y Louise Riousse, y a la actriz Montserrat Marañon hizo el “baile de la victoria” que acompañaba al final de cada escena durante el rodaje.

Es la segunda vez que Avilés gana el premio a mejor largometraje de ficción en Morelia tras conseguirlo en 2018 con su ópera prima “La camarista”.

“¡Qué regreso a casa!”, dijo al recoger el galardón más importante de la noche. “Esta película ha sido una locura total. Amo ferozmente ser cineasta”.

Antes de triunfar en Morelia, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas anunció la elección de “Tótem” como la representante mexicana para aspirar a una nominación a mejor película internacional en los Oscar de 2024. También se llevó el premio del Jurado Ecuménico en la 73ª edición del Festival Internacional de Berlín.

En las categorías de documental, “El eco”, sobre una pequeña comunidad rural mexicana con ese nombre, obtuvo el premio de mejor largometraje y el del público, y Tatiana Huezo se alzó con el de mejor filme realizado por una mujer, que concede la Asociación de Mujeres en el Cine y la Televisión.

“Esta noche el corazón está en Acapulco”, dijo Huezo al recibir ese último galardón, en referencia al devastador huracán Otis que azotó esta semana la costa del estado de Guerrero.

Huezo señaló que los campesinos, como los de su filme, se ven perjudicados por los efectos del cambio climático que agravan los fenómenos meteorológicos.

“A ellos les está tocando durísimo este clima cada vez más extremo que llega y que arrasa con los animales, con las cosechas, con las inundaciones, con las sequías, y es una forma de vida extraordinaria y frágil a la que hay que cuidar y a la que hay que voltear a mirar”, señaló.

La directora de documentales como “Tempestad” y “El lugar más pequeño”, que abordan desapariciones y guerras civiles, dijo que tratar temas dolorosos en sus filmes previos le hizo querer tomar una nueva dirección.

“Tenía muchas ganas de que mi alma respirara un poco y se quitara un poco la sombra que queda”, dijo. “Quería acercarme a la luz y así llegué a El eco”, una cinta con “un pedacito de la esencia, de la enorme luz, de la enorme belleza que hay en este país que es México”.

El premio de mejor actor fue para Sebastián Rojano por “Todos los incendios”, una película sobre un joven con tendencias pirómanas. Rojano no pudo estar presente en la ceremonia.

Adriana Llabrés se alzó con el premio de mejor actriz por “Todo el silencio”.

“Quería hacer algo que estuviera alineado con cómo veíamos el mundo y que tuviera la intención de hacer un cambio”, dijo Llabrés, que interpreta a una joven de la comunidad LGBT+ que empieza a perder el oído.

“Aprendí mucho de la comunidad de sordos (...) Gracias por integrarme, enseñarme y poderme ayudar a interpretar a Miriam de una manera generosa, íntegra y respetuosa”, señaló.

El premio a mejor guion de largometraje mexicano de ficción fue para Elisa Miller y Daniela Gómez por “Temporada de huracanes”, basado en la novela homónima de Fernanda Melchor y que retrata a los jóvenes de una comunidad violenta en un estado de la costa mexicana donde la sensualidad se desborda.

“Quisiera mencionar al huracán real que azota nuestras costas, no puedo dejar de decir que eso me tiene muy consternada”, dijo Miller al recibir el galardón.

En las categorías de cortometraje, los premiados fueron para el filme animado “Nube”, de Christian Arredondo Narváez y Diego Alonso Sánchez de la Barquera Estrada; el documental “África”, de Salvador Santana II, y el corto de ficción “Xquipi”, de Juan Pablo Villalobos Díaz. “Tan cerca de las nubes”, de Manuel Cañibe, fue elegido mejor largometraje michoacano.