Swiatek y Jabeur conocieron a sus ídolos y disputarán final

·2  min de lectura
US OPEN (AP)
US OPEN (AP)

Iga Swiatek pudo conocer finalmente a Serena Williams en este Abierto de Estados Unidos. Y Ons Jabeur tuvo al fin la oportunidad de charlar con Andy Roddick.

Una vez cumplidas esas tareas pendientes, Swiatek y Jabeur buscarán acometer otras, como la de ganar el título. Se enfrentan este sábado, en un duelo entre tenistas que jamás habían llegado a estas instancias en Flushing Meadows.

Swiatek, polaca de 21 años que se ubica en el sitio de honor del ranking, y Jabeur, tunecina de 28 que es quinta del escalafón y ascenderá a la segunda posición el lunes, han sido las dos figuras dominantes en el tenis de mujeres en 2022.

Así, parece apenas obvio que sean las únicas dos que quedan en pie en el último torneo del Grand Slam en el año.

En la WTA difícilmente se había atestiguado semejante éxito por parte de una o dos tenistas durante un año reciente. Especialmente después de que el dominio de Williams fue menguando.

Lo más cerca que una jugadora había estado de un desempeño así en el último par de temporadas fue lo hecho por Ash Barty. La australiana ganó tres majors y se colocó en la cima del ranking, antes de retirarse abruptamente en marzo, a los 25 años.

Swiatek la sucedió en el primer sitio, en medio de una racha invicta de 37 partidos, la más larga en la gira femenina en un cuarto de siglo

“Antes teníamos a Serena, ¿saben? Ella no puede jugar todos los torneos y era bastante consistente. Inspiró de verdad a muchas jugadoras", dijo Jabeur. Sí, definitivamente es mejor para nosotras ser constantes y obtener grandes resultados. Es lo que intentamos. Iga nos inspiró con su racha de victorias y tratamos de seguir peleando".

Las dos finalistas, que están empatadas 2-2 en sus duelos directos, son primera y segunda de la gira en victorias esta campaña. La foja de Swiatek es de 57-7 y la de Jabeur se ubica en 44-13.

Hace dos semanas, poco antes de que comenzara el torneo, Swiatek publicó orgullosa en las redes sociales una foto en la que aparecía junto a Williams, campeona de 23 certámenes del Grand Slam.

“Finalmente encontré el valor” de hablarle, escribió la polaca.

Y Jabeur estaba igual de emocionada por hablar a su ídolo... y abrazarlo. Roddick, campeón del US Open de 2003, es el último estadounidense que ha ganado un major.

“Yo no sabía. ¿Debía estrechar su mano? ¿Abrazarlo? Decidí abrazarlo, desde luego”, dijo Jabeur. “Fue muy amable. Me dijo que me está siguiendo y apoyando, lo cual es increíble”.

Un reportero le preguntó por qué se había vuelto admiradora de Roddick desde hace años. Jabeur mencionó que le gustaba su saque y su personalidad.

Y hay algo más.

“Es también guapo, tenía que decirlo”, comentó con un guiño y una sonrisa. “No se lo digan a mi marido”.