Suspenden a la directora de la primaria Robb en Uvalde

·4  min de lectura

La directora de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, fue suspendida el lunes, casi exactamente dos meses después de que 19 estudiantes y dos maestras murieran en el segundo tiroteo escolar más mortífero en la historia de Estados Unidos.

La directora Mandy Gutiérrez fue puesta en licencia administrativa con goce de sueldo por el superintendente del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde (UCISD), Hal Harrell, confirmó su abogado Ricardo Cedillo en un comunicado a The Independent.

Agregó que Gutiérrez “responderá a las preguntas planteadas por el superintendente Harrell antes de que termine la semana”.

Hace una semana, el comité de la Cámara de Representantes de Texas que investiga la masacre del 24 de mayo publicó su impactante informe que señalaba las fallas cometidas en todos los niveles y por parte de todas las autoridades ese día.

La investigación, que se basó en entrevistas con docenas de testigos, incluida la directora, reveló que Gutiérrez sabía que la puerta de una de las aulas donde ocurrió el tiroteo no cerraba correctamente, pero no la reparó.

Las imágenes de vigilancia muestran que el atacante, Salvador Ramos, de 18 años, pudo abrir la puerta del salón de clases y entrar sin llave.

“La primaria Robb tenía problemas recurrentes con el mantenimiento de sus puertas y cerraduras. En particular, se sabía bien que el mecanismo de cierre de la habitación 111 estaba defectuoso, pero no fue reparado”, dice el informe.

“La directora de Robb Elementary, su asistente responsable de ingresar las órdenes de trabajo de mantenimiento, la maestra en el salón 111, otros maestros en el edificio de cuarto grado e incluso muchos estudiantes de cuarto grado conocían bien el problema con la cerradura del salón 111.

“Sin embargo, nadie emitió una orden de trabajo para reparar la cerradura, ni la directora, ni su secretaria, ni la maestra del salón 111, ni nadie más”.

Gutiérrez admitió en su testimonio ante el comité que la administración de la escuela sabía sobre los problemas con la cerradura de la puerta, y reveló que se había reportado alrededor de las vacaciones de primavera de 2022.

Luego, el día del tiroteo, la directora no comunicó una alerta de cierre de emergencia por el sistema de intercomunicación de la escuela cuando Ramos entró al edificio y comenzó a disparar.

El distrito escolar no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de parte de The Independent.

Gutiérrez fue nombrada recientemente como directora de la Escuela Primaria Robb, al comienzo del año escolar 2021/2022.

Sin embargo, ha trabajado en la escuela durante más de dos décadas. Guttierez comenzó como maestra de cuarto grado en 2008 y luego se convirtió en subdirectora en 2018.

Es la segunda empleada del UCISD a la que se le otorga una licencia después de la masacre.

El primero fue el jefe de la policía escolar, Pete Arredondo, quien ha cargado con gran parte de la culpa por la respuesta fallida al tiroteo masivo. Como comandante en el lugar, el jefe de policía no envió a los agentes de la ley al salón de clases para confrontar al atacante.

En cambio, pasaron 77 minutos desde el momento en que Ramos ingresó a la Escuela Primaria Robb y comenzó a matar a víctimas inocentes hasta el momento en que una unidad de élite de la Patrulla Fronteriza finalmente irrumpió en el salón de clases y le disparó al perpetrador.

El informe del comité de la Cámara de Representantes de Texas indicó que era “plausible” que la prolongada demora costara la vida de algunas de las víctimas que se desangraban dentro del aula.

Una maestra murió a causa de sus heridas en una ambulancia, mientras que tres niños murieron después de llegar al hospital.

El jefe Arredondo fue puesto inicialmente en licencia administrativa el 22 de junio, cuando aumentaron las críticas por su manejo de la masacre y se iniciaron múltiples investigaciones.

Se esperaba que la junta escolar se reuniera para una reunión especial de la junta escolar el sábado en la que votarían para despedirlo por completo, pero la reunión se canceló en el último minuto.

Ahora se llevará a cabo en una fecha posterior, aún sin confirmar.

Gutiérrez fue suspendida el lunes, el mismo día en que la junta del UCISD celebró una reunión por la noche, en la que las familias de las víctimas y los residentes locales exigieron que los miembros de la junta asumieran la responsabilidad por sus propias fallas que permitieron que se desarrollara la masacre.

El miembro de la junta, Luis Fernández, finalmente admitió ante la frustrada multitud que “todos se equivocaron”.

En la reunión, la junta también acordó posponer el inicio del próximo año escolar hasta el 6 de septiembre para que los funcionarios puedan resolver los problemas de seguridad, incluido el reemplazo de las aulas en la primaria Robb.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.