Supuestos chats: el kirchnerismo arremete contra el juez Horacio Rosatti y un ministro de Horacio Rodríguez Larreta

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, junto al ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, junto al ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro - Créditos: @Prensa GPBA

Luego de la difusión de los supuestos chats filtrados ilegalmente entre el vocero del juez Horacio Rosatti y el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro, el kirchnerismo arremetió este viernes contra la Corte Suprema de Justicia y contra el funcionario de Horacio Rodríguez Larreta. Dos de sus exponentes más salientes, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, afirmaron que las presuntas conversaciones reveladas dan cuenta de “la cocina del lawfare” que funcionaría entre el tribunal supremo y Juntos por el Cambio (JxC), y denunciaron la imposibilidad de que exista justicia en la Argentina bajo tales condiciones.

En declaraciones a AM 750, el mandatario provincial vinculó el contenido de los supuestos chats al fallo de la Corte que le ordena al Estado nacional restituirle fondos coparticipables a la ciudad de Buenos Aires y afirmó: “Hasta ahora lo que sabíamos era que la Corte había decidido legislar por sí misma y tomar funciones del Ejecutivo y del Legislativo en temas tan sensibles como el control de los jueces y la distribución de los recursos entre las diferentes provincias y el Gobierno nacional y la Ciudad. Eso ya era un atentado directo al federalismo y al funcionamiento institucional de nuestro país sin ningún precedente”.

Sin embargo, planteó que tal situación era observable “antes de conocer los chats de uno de los protagonistas de Lago Escondido”, en alusión al investigado viaje a Río Negro en el que se encuentran involucrados D’Alessandro, jueces, fiscales, empresarios de medios y funcionarios de inteligencia. Tras la filtración de las nuevas -y presuntas- conversaciones, Kicillof consideró que “ahora es como ver la cocina del lawfare en general”. “Aparece la mano derecha de Rosatti acordando con un ministro de Larreta... un miembro de Pro, de la política”, señaló.

Frente al escenario descripto, sostuvo que “lo que uno espera es que por una cuestión de dignidad esta gente dé un paso al costado”. “Los medios, la política y la Justicia están preparando estos operativos que seguro no tienen un átomo de democracia ni de instituciones ni de respeto a la Constitución ni a la ciudadanía...”, se quejó y agregó: “Ya nos hemos presentado en los tribunales, hemos pedido que se nos escuche y apoyado las recusaciones [a los jueces de la Corte], que son los canales institucionales que tenemos”.

En su alocución, Kicillof también le adjudicó responsabilidad al jefe de Gobierno porteño, al afirmar: “Larreta tiene que haber estado al tanto de esto, como todo parece indicar. Y, si no, debería haber echado a D’Alessandro”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por su parte, “Wado” de Pedro publicó una serie de tuits en los que también vinculó el contenido de los chats con la resolución de la Corte respecto de la coparticipación: “Dijimos que el fallo es arbitrario, electoralista y antifederal. La filtración de los chats que muestran una relación escandalosamente promiscua del ministro de Seguridad de Larreta y el principal asesor de Rosatti confirman lo que denunciamos”.

Tras ello, el ministro del Interior de Alberto Fernández remató: “Con esta Corte no hay justicia”.

El descargo de D’Alessandro

En medio de la polémica, Marcelo D’Alessandro brindó una entrevista este mediodía en TN en la que desmintió las acusaciones e informó que presentó una denuncia penal en contra del diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade por la difusión de los chats.

“Ellos generan una posverdad. Los chats son inventados, son falsos. Nunca tuve una denuncia en mis años de trabajo hasta que la condenaron a Cristina Kirchner y la Corte falló a favor de la Ciudad por los fondos de coparticipación”, dijo el ministro sobre las supuestas conversaciones reveladas de manera ilegal. Asimismo aseguró: “No tienen límites, revisaron las redes sociales de mi familia. Incluso la de menores”.

Por otra parte, indicó: “El diputado Rodolfo Tailhade deberá presentarse en la Justicia y explicar cómo obtuvo algo que es ilegal y no lo denunció”. Luego, disparó: “Acá lo que buscan es distraer para cuidar a la jefa [Cristina Kirchner]. Tailhade tendrá que explicar de dónde consiguió los supuestos chats”.

Y ante la consulta sobre si dejará su lugar en el gabinete porteño, respondió: “Voy a seguir en mi cargo, como hace siete años. Son operaciones de inteligencia. No tienen límites, voy a ir hasta las últimas consecuencias. Ellos se comportan como mafiosos, quieren a los delincuentes en la calle”.