El supervisor ético británico dimitió porque Johnson lo puso en una "posición imposible"

·3  min de lectura

Londres, 16 jun (EFE).- El exsupervisor ético del Gobierno británico Christopher Geidt dimitió después de que el primer ministro, Boris Johnson, lo colocase en una "posición imposible y odiosa", según explicó en una carta al jefe de Gobierno difundida este jueves.

En su dura misiva, Geidt explica que el escándalo de las fiestas ilegales en Downing Street durante la pandemia lo dejó al borde de la renuncia, pero que esta misma semana recibió una consulta sobre "la intención del Gobierno de considerar medidas que corrían el riesgo de infringir deliberadamente el Código Ministerial".

Este código es un documento que establece una serie de reglas sobre responsabilidad y buen comportamiento de los ministros del Gobierno, así como para evitar conflictos de intereses.

La consulta "me colocó en una posición imposible y odiosa (...). La idea de que un primer ministro pueda en algún modo estar implicado en violar deliberadamente su propio código es una afrenta", escribe Geidt.

"Una infracción deliberada, o siquiera la intención de cometerla, sería suspender las provisiones del código para alcanzar un fin político. Esto no solo sería una burla del respeto por el código, sino que autorizaría a suspender sus provisiones sobre la conducta de los ministros. No puedo formar parte de eso", continúa en la carta, con fecha de 15 de junio.

Pese a que el exsupervisor cita la última disputa como la gota que colmó el vaso, previamente en la carta deja claro su descontento con la gestión de Johnson sobre el llamado "Partygate".

Alude a su "frustración" con el primer ministro por no haberse pronunciado en público sobre cómo su participación en al menos una de las fiestas, por lo que fue multado por la policía, pudo haber infringido el código de buena conducta que rige para los diputados.

El Gobierno difundió hoy la carta de Geidt, como le reclamaba la oposición, y en paralelo también publicó la misiva de respuesta de Johnson, en la que califica su renuncia de "sorpresa".

En ella explica que buscó el consejo del asesor sobre un asunto "de interés nacional" relacionado con la Autoridad de Compensación Comercial, para "proteger una industria crucial, que está protegida en otros países europeos y sufriría daño material si no siguiéramos aplicando aranceles".

Johnson señala que sus planes cuentan con el apoyo de otros partidos además del Conservador, y que se ajustan a la legalidad nacional, pero "podría verse que entran en conflicto con nuestras obligaciones bajo la OMC (Organización Mundial del Comercio)".

"Al pedir su consejo antes de tomar cualquier decisión, buscaba garantizar que actuamos apropiadamente y con respeto al Código Ministerial", subraya el primer ministro, antes de agradecer a Geidt por su trabajo en el puesto.

Los medios británicos creen que la disputa se refiere a los aranceles de este país al acero.

Geidt, antiguo secretario personal de la reina Isabel II, ya había lamentado en un informe en mayo que "se ha creado la impresión de que el primer ministro podría no estar dispuesto a que su propia conducta sea juzgada en relación a las obligaciones del código".

Ante un comité parlamentario, que lo sometió a un intenso escrutinio esta semana, Geidt insistió en que es "razonable" interpretar que la multa que percibió Johnson por haber asistido a una reunión social prohibida durante la pandemia constituye una ruptura del código ministerial.

Geidt es el segundo asesor independiente sobre el código ministerial que dimite en el Gobierno de Johnson. En 2020, Alex Allan también dejó el puesto después de que el mandatario rechazara las conclusiones de una investigación en la que apuntaba que la ministra de Interior, Priti Patel, cometió acoso laboral contra funcionarios a su cargo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.