Anuncios

“Superó toda expectativa”: en las últimas dos semanas, ingresaron a Uruguay un promedio de 10.000 argentinos por día

Más del 60% de los turistas extranjeros en Uruguay este verano son argentinos
Más del 60% de los turistas extranjeros en Uruguay este verano son argentinos - Créditos: @Natalia Ayala

PUNTA DEL ESTE (De una enviada especial).— El buen augurio de la industria turística en Uruguay sobre este verano se afianza cada vez más. Después de una última temporada eclipsada por los contagios y las restricciones pandémicas, el inicio de temporada superó las expectativas iniciales con casi 174.000 argentinos ingresados en tierras uruguayas en los últimos 17 días, es decir un promedio de poco más de 10.000 argentinos por día.

La información se desprende de cifras oficiales difundidas por autoridades de Migraciones en Uruguay a las que tuvo acceso LA NACION. Más del 60% de los turistas extranjeros en Uruguay son argentinos, secundados por los brasileños, que representan más del 19% de los veraneantes que cruzaron la frontera. En tercer lugar, los ciudadanos de Estados Unidos superaron el 3% por ciento de los turistas en Uruguay en lo que respecta a los ingresos desde el pasado 22 de diciembre hasta el 8 de enero.

En contraste, el año pasado, desde el 15 de diciembre de 2021 hasta el 11 de enero de 2022 solo habían ingresado a Uruguay 107.000 argentinos.

El movimiento en las playas esteñas de La Barra, hoy por la mañana
El movimiento en las playas esteñas de La Barra, hoy por la mañana - Créditos: @Natalia Ayala

En Buquebus, el principal operador comercial en conectar la Argentina con Uruguay, las cifras de aumento con respecto al último verano marcaron la diferencia. Hasta el pasado 7 de enero, el tráfico por Colonia aumentó un 200% con respecto al mismo periodo del año pasado, según fuentes de la compañía. En particular, por Montevideo —la ruta más costosa— el aumento hasta el 7 de enero fue del 70% con respecto al último año.

Vuelos baratos: una aerolínea estatal lleva pasajeros a dos destinos de la costa atlántica en aviones de la Fuerza Aérea

El cierre de esta temporada exitosa en el Este llega después del Día de Reyes, que marca la salida de una porción de veraneantes, especialmente de brasileños. No obstante expertos indican que, a diferencia de otros veranos, se percibirá movimiento hasta mitad de mes. “El nivel de ocupación en alquileres está, en todos los rincones de Punta del Este, por encima del 90% hasta el 15 de enero”, advirtió Alejandra Covello, directora la firma inmobiliaria Covello International.

Y remarcó: “Me daba cuenta de que iba a explotar, pero fue algo que superó toda expectativa”.

El tránsito de La Barra se vio cargado como en las buenas temporadas de Punta del Este
El tránsito de La Barra se vio cargado como en las buenas temporadas de Punta del Este - Créditos: @Natalia Ayala

En la misma línea, se posicionan los hoteles del Este, donde se comienza a encontrar disponibilidad a partir de esta semana, pero con muy poca o casi nula oferta para los fines de semana, según diagnosticó la presidenta de la Cámara de Hoteles de Punta del Este, Analía Suárez.

“Quiero reafirmar que es el mejor inicio de temporada” , dijo el viceministro de Turismo del Uruguay, Remo Monzeglio, en diálogo con LA NACION. Y es que el funcionario del Gobierno de Luis Lacalle Pou se convirtió en foco de críticas, porque, en términos numéricos este verano todavía es superado por ediciones anteriores.

Mucho movimiento en las playas de Uruguay
Mucho movimiento en las playas de Uruguay - Créditos: @Natalia Ayala

El alto tráfico aéreo registró un significativo aumento con respecto al último año, aunque en términos generales no se recuperaron los mismos niveles de conectividad que existían previo a la pandemia. En lo que respecta a la aviación privada, el aumento sí es determinante: ya se duplicó el total de operaciones aviones privados en el Aeropuerto Internacional de Laguna del Sauce, con 439 aterrizados en la última semana de 2022.

La industria náutica también marcó su salto. En términos de cruceros, se registró el punto de mayor tráfico en los últimos ocho años, según datos oficiales. En total, se prevén 60 escalas de cruceros en Punta del Este, y otras 120 en el puerto de Montevideo. El dato se suma al récord que se registró en el Puerto de Punta del Este, donde la ocupación es total con mayoría de argentinos y la lista de espera supera a las 60 embarcaciones.

Precios por las nubes que no intimidan

La brecha cambiaria vuelve ser el principal desafío para que los uruguayos logren atraer en gran escala al público argentino. Y es que en una ciudad donde los precios se rigen en dólares y todo es costoso incluso para los locales, la experiencia se volvió contraindicada para la clase media argentina y un peso argentino depreciado.

Así, en definitiva, a pesar de haber recuperado índices turísticos previos a la pandemia, Punta del Este se volvió un destino más selecto que nunca. La abrumadora mayoría de argentinos que cruzaron la frontera son de alto poder adquisitivo, lo que los habilita a enfrentar, sobre todo en las zonas más coquetas y de moda, almuerzos de 50 dólares, y cenas de hasta 100 dólares, entre otras experiencias.

El puerto de Punta del Este, repleto de barcos, la mayoría de bandera argentina
El puerto de Punta del Este, repleto de barcos, la mayoría de bandera argentina - Créditos: @Ricardo Figueredo / LA NACION

Con el dólar tarjeta a unos 320 pesos argentinos y un dólar convertido a pesos uruguayos a 40, cada precio en Uruguay se multiplica rápidamente por ocho para saber cuánto vale un producto de góndola. “Los precios acá siempre estuvieron altos”, se defienden referentes de la industria turística.

El número de flujo de turistas, advierten desde el Gobierno, no los desalienta. “La recuperación de las ventas de Tax Free, por ejemplo, está a niveles de la temporada de 2019, solo con el 65% de las transacciones”, dijo Mozeglio. Y precisó: “Esto marca claramente que menos gente realiza menos compras, pero por mucho más dinero”.

Pese a los tropezones que generó la pandemia en Uruguay, la revancha se sintió. “Ni el mundo era lo que era, ni Uruguay era lo que es, ni, fundamentalmente, la Argentina es la misma que hace 10 años” , evaluó el viceministro de Turismo. El balance final de la temporada de verano está todavía abierto. Pero es más que promisorio.