Se suman nuevas denuncias por las muertes de bebés en un hospital de Córdoba y no descartan ordenar exhumaciones

·7  min de lectura
Las muertes que despertaron sospechas ocurrieron en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba
Las muertes que despertaron sospechas ocurrieron en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba - Créditos: @Sebastián Salguero

CÓRDOBA.— La investigación judicial por la muerte de diez bebés en el Hospital Materno Neonatal de Córdobacinco de ellas concentran las mayores sospechasse encamina a expandirse. Hoy se sumó una nueva denuncia de una madre cuyo hijo falleció en marzo pasado y, por la difusión de los casos, quiere certificar que fue por “causas naturales”, tal como le explicaron. Según pudo saber LA NACION, la Justicia, incluso, podría ordenar exhumaciones. La Fiscalía hoy emitió un comunicado que indica que siguen las averiguaciones y esperan resultados de estudios científicos.

El fiscal Raúl Garzón es quien impulsó la investigación después de recibir una denuncia de un “ciudadano preocupado” por las muertes de bebés en ese hospital público. Aclaró que avanza sobre todos los fallecimientos producidos entre marzo y junio en el Materno Neonatal, por eso él se refiere a “más de diez”, mientras que el Ministerio de Salud de la provincia habla solo de cinco.

Hay otras dos denuncias en manos de la fiscal Jorgelina Gutiez. Todas las causas se unificarían. Las autopsias de esos dos bebés revelan que había niveles de potasio elevados. Por eso las hipótesis que se manejan hasta el momento son de una acción intencional o de mala praxis.

El fiscal Raúl Garzón concentraría todas las causas por la muertes de bebés en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba
El fiscal Raúl Garzón concentraría todas las causas por la muertes de bebés en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba - Créditos: @Sebastián Salguero

Daniela Morales y Nicolás Ruades son los abogados representantes de María Martín, una madre de 30 años, cuya beba nació el 6 de junio en ese hospital y sufrió un problema de similares características al que habrían tenido los bebés fallecidos, pero que logró sobrevivir: alto nivel de potasio en sangre.

Cruzada por “el chimpancé de mirada triste”: qué respondió el dueño del zoológico donde vive Toti

En diálogo con LA NACION, Morales contó que hace una semana la madre se puso en contacto con el estudio, porque estaba “preocupada” por lo sucedido. En ese momento, no se conocía la causa del Materno Neonatal. “Decidimos esperar, pero ayer vimos que hay un vínculo directo. Estoy convencida de que no hubo mala praxis sino que es intencional”, dijo la abogada.

María Martín, la madre, tuvo un embarazo sin problemas y su beba nació sin inconvenientes. A las seis horas del parto, con ella en la habitación, advirtió que la beba “empieza a descompensarse, a ponerse pálida, con las manos frías, y que no quería la teta”. Las enfermeras se la llevaron y a los minutos regresaron y le preguntaron si se le había caído porque tenía un hematoma en la espalda. La respuesta fue que no, que le había cambiado el pañal y nada más.

La abogada Daniela Morales y María Martín con su bebé
La abogada Daniela Morales y María Martín con su bebé - Créditos: @Sebastián Salguero

“La internaron, la trataron de compensar —agregó Morales—. El hematoma hizo una necrosis, se ulceró la espalda y llegó casi hasta el hueso. Los análisis dieron altos niveles de potasio en sangre. Estuvo un mes internada. Ahora está bien”.

Martín contó que ese mismo día dos bebas nacidas con poca diferencia con la suya también se descompusieron. Recuerda que una enfermera le sugirió que consultara con un abogado. El día del nacimiento de su beba, el 6 de junio pasado, marca un punto de inflexión en la investigación por su caso.

Investigación administrativa

El Ministerio de Salud de la provincia tiene en marcha una investigación administrativa en la que consta que entre el 18 de marzo y el 6 de junio hubo 11 muertes de bebés recién nacidos en el Materno Neonatal. En ese período se concentran los fallecimientos sospechosos porque la evolución “no condice con la de un nacimiento normal”. Por eso empieza el análisis “causa-raíz”, explicó el ministro Diego Cardozo a LA NACION.

El 23 de abril volvieron a tener un caso igual. “Tomamos decisiones para cambiar protocolos y aceleramos el análisis de los lotes de vacunas, hicimos pruebas de calidad de vitamina K (que es habitual que se use), revisamos si las mamás tenían características comunes, si se habían vacunado contra el Covid. No obstante, cambiamos la medicación. El 23 de mayo se produce una tercera muerte y el 6 de junio otras dos”, dijo Cardozo.

Como los padres no autorizaron la autopsia, un médico que intervino en los casos se presentó —a instancias del Ministerio de Salud— a pedir que la Justicia ordene los procedimientos. En paralelo, la cartera llamó a indagatoria al personal del hospital que participó de los cinco casos. Hay nueve separados de sus cargos.

Cardozo enfatizó que las descompensaciones después de un nacimiento “normal” que llevan a un bebé a una terapia intensiva “no son habituales”. Ese fue el motivo que impulsó el inicio del sumario. El 6 de junio fueron a la Justicia y ordenaron la realización de autopsias de los dos últimos bebés fallecidos.

“Entregamos todo a la fiscalía para que vea si hay responsabilidad penal. Nosotros seguimos con la investigación administrativa, pero el círculo de hipótesis se va achicando”, definió.

También separaron del cargo a la directora y la subdirectora del hospital.

Ya el fiscal Garzón había adelantado ayer que los medicamentos y vacunas se compran de manera centralizada por el Ministerio y del mismo lote se entregaron a otros hospitales donde no hubo muertes.

Cardozo reconoció que hubo otros casos de bebés complicados pero que no fallecieron. “Les aportamos imágenes a la Fiscalía de reacciones cutáneas que no son compatibles con lo que debería tener un bebé nacido sin problemas”, ratificó Cardozo a LA NACION.

Más testimonios

Romina, la abuela de una beba que nació el 6 de junio relató a ElDoce.tv que el parto fue cerca de las 4 y que un día después se enteraron de que había muerto. “La beba tenía manchas rojas en su cara y una perforación al lado de la nariz. A mi hija le dijeron que era algo normal del trabajo de parto y que iban a desaparecer con el correr de las horas”, agregó.

La criatura estuvo pocas horas con la madre y después se la llevaron con la excusa de que la iban a revisar mejor para ver qué tenía la beba, pero no le confirmaron nada hasta que ella llegó. “Subí a la sala donde estaba mi hija y nos comentaron que la beba estaba en cuidados intensivos”. Les avisaron de la muerte varias horas después de sucedida.

Vanesa Cáceres, madre de un bebé que nació el 18 de marzo, dijo a LN+ que les aseguraron que “la situación era normal” después del parto. “No era un embarazo de riesgo; sí una cesárea programada. Mi bebé nació totalmente normal, sano. Y a la hora y media se descompensó”, señaló.

“Me avisan que tuvo una arritmia y entra a hacer paros cardíacos. Empiezan a ponerle drogas para que reaccione su corazón. Después empeoran las cosas. Todo eso en el mismo día, a las horas. Al tercer paro cardíaco ya no pudo continuar”, añadió.

No hizo la denuncia en su momento pero, ahora, al conocerse los otros casos decidió presentarse a la Justicia porque quiere conocer “la verdad”.

Gladys Ríos, supervisora de enfermería del hospital, habló con Noticiero Doce e indicó que los casos ocurrieron “en el internado de la planta baja donde se atienden a todos niños sanos”. También refirió que, una vez iniciadas las averiguaciones internas, “entrevistaban al personal a puertas cerradas, decían que teníamos que quedarnos calladas porque estaba en investigación”. Definió a la noche del 6 de junio como “de terror”.

Sigue la investigación

A través de un comunicado, el Ministerio Público Fiscal informó hoy que “espera la evaluación médica de los antecedentes” por las muertes investigadas. “Habiéndose informado la existencia de la causa y avances de la investigación, la que se encuentra en pleno desarrollo, no habrá nueva información para no perjudicar la investigación”.

Además, señaló que la Fiscalía “continuará” trabajando y, “en su momento, comunicará lo que resulte de interés publico. El Servicio de Salud del Hospital Neonatal desarrolla con normalidad y de conformidad al seguimiento del Ministerio de Salud sobre la Institución. De resultar necesario informar alguna situación a familiares de los recién nacidos que fallecieron, se hará oportunamente”.