La suerte judicial de Cristina, las ambiciones de Macri y otras definiciones de Carlos Pagni

·11  min de lectura
Carlos Pagni durante la entrevista en LN + Cerca
Carlos Pagni durante la entrevista en LN + Cerca - Créditos: @Santiago Filipuzzi

Una nueva edición de LA NACION + Cerca”, una experiencia creada exclusivamente para suscriptores de LA NACION, convocó esta vez al columnista político y conductor Carlos Pagni. En el set principal de la Redacción, el historiador charló junto al Director de Contenidos, José Del Rio, y contestó preguntas de los asistentes al encuentro online. Actualidad política, detalles de la investigación sobre el intento de asesinato a Cristina Kirchner y algunas de las problemáticas que atraviesan a la sociedad argentina fueron los focos del análisis.

MIRÁ EL VIDEO DE LA ENTREVISTA COMPLETA A CARLOS PAGNI EN LA NACION + CERCA

Antes de la entrevista, en dos minutos, los periodistas vivieron un repaso de lo que se vivió en la Argentina en los nueve últimos meses. “¿Cuánto cuesta entender esta Argentina?”. La pregunta de José del Rio sirvió de disparador para el encuentro. “Mucho. Todo lo que vimos tiene un fondo de rareza”, sostuvo Pagni, y enumeró: “Los cambios de ministro, por ejemplo, y toda esta escena última de la violencia... es algo para lo que no estamos preparados. Es algo verdaderamente extraordinario”.

“El hecho judicial es más previsible”, diagnosticó el columnista, y agregó: “Se desempeña y se desarrolla como lo ha hecho en América latina, donde se lo acusa al político y el político habla de persecución”.

El director de Contenidos de LA NACION, José Del Rio, junto a Carlos Pagni durante la entrevista en LN más Cerca
El director de Contenidos de LA NACION, José Del Rio, junto a Carlos Pagni durante la entrevista en LN más Cerca - Créditos: @Santiago Filipuzzi

Pagni consideró que la Argentina vive en circunstancias excepcionales. “Si uno se remonta en el tiempo, va a advertir que hay síntomas previos”, evaluó, y siguió: “Las elecciones del año pasado han sido extremadamente reveladoras, y obviedades que uno no las vio, porque justamente son obvias, como la crisis económica muy prolongada... Este tipo de fenómenos son traumáticos y afectan a la vida de manera muy íntima”.

Puntualmente, con la mirada puesta en el atentado contra la vicepresidenta, Pagni dijo: “Ha habido un intento de matar a Cristina, eso es obvio ¿Qué conexión tiene eso con el clima general? Es muy difícil de calibrar. Se pueden cometer errores importantes de interpretación, pero de lo que más hay que cuidarse es de conexiones automáticas entre determinados fenómenos. Es evidente que, en la Argentina, como en otras sociedades de occidente, nosotros estamos viviendo un fenómeno que es una reducción, un debilitamiento de la representación, que es la materia principal de la democracia”, evaluó, y se preguntó: “Acá viene un cuestionamiento para toda la clase política: qué hacemos con los episodios de odio”.

Desencanto en la política

Tras advertir el desencanto de la política -plasmado en el nivel de abstención en los últimos comicios-, Pagni advirtió: “Gran parte de la abstención se produjo entre los pobres, y eso interpela particularmente al kirchnerismo”.

“Además de ese fenómeno, ha habido una radicalización del voto. Mucho voto del Frente de Todos termina en una variante más radical, marxista o trotskista”, sostuvo, y continuó: “Del otro lado, una radicalización hacia formas más enfáticas de derecha, eminentemente ahí se encuentra Milei, que expresa un ideología y una forma de entender la economía, pero además expresa, si se mira sin volumen, un enojo”.

“Empieza a haber una impugnación del gasto público, después al Estado y después a la clase política y ahora estamos viendo si no hay síntomas emergentes, grupos que le ponen un tono de crítica, de sospecha, de impugnación a la democracia”, evaluó, y definió: “Tribus [Revolución Federal], ante las cuales uno se plantea la pregunta: ¿quiénes son?”.

Carlos Pagni durante la entrevista en LN + Cerca
Carlos Pagni durante la entrevista en LN + Cerca - Créditos: @Santiago Filipuzzi

Al evaluar los pasos a seguir en términos políticos, Pagni dijo: “Creo que dependen básicamente de la calidad, la habilidad y capacidad de la dirigencia política democrática de ejercer su función central, que es la de conectar el presente con el pasado y el futuro”.

Y remarcó: “Lo que está faltando en la esfera pública es un liderazgo político que tenga la posibilidad de darnos una explicación -no un relato- que apele a nuestra racionalidad, y no a nuestra emoción, y que nos diga de dónde venimos y hacia dónde vamos y por qué”.

“Acá hay un problema difícil de resolver, que es que los periodistas perdimos el monopolio de la generación de contenidos, y además a eso [a la generación de conenidos] se le pone una velocidad que afecta la vida política porque el Estado no logra capturar”, planteó Pagni.

Financiamiento de la política

“Es obvio que en Santa Cruz había una aberración”. Así, Pagni entró al terreno de lo que consideró una problemática para la Argentina: el financiamiento de la política. “Uno mira lo que ha dicho [Carlos] Beraldi (abogado de Cristina Kirchner en la causa Vialidad) y el 90% son coartadas procesales”, dijo, y remarcó: “Es incapaz de decir: ‘Acá no hubo delito’”.

“Ha habido una cuestión que Cristina ni se puede explicar a sí misma, que es el mundo Néstor”, señaló Pagni, y continuó: “No a la misma escala, pero no conozco ninguna administración en la Argentina donde no se inflen los contratos para que de alguna manera te venga un vuelto para financiar la política”.

En este sentido, Pagni aseguró que una elección Primaria, Abierta, Simultánea y Obligatoria (PASO) a gobernador bonaerense se traduce en un gasto de unos diez millones de dólares. “Lo voy a decir con toda crudeza: si no robás en el Estado, ¿de dónde sacás esa plata?”, apuntó Pagni, y lanzó: “¿Quién está tan interesado en la democracia para financiar 10 millones de dólares? El narco, y estamos en las puertas de ese problema. El tema del narco está entre nosotros”.

Carlos Pagni, en la redacción de LA NACION
Carlos Pagni, en la redacción de LA NACION - Créditos: @Santiago Filipuzzi

Al ser consultado por un suscriptor, Pagni evaluó qué nivel de infiltración tienen los narcos en la Argentina. “No sabemos qué nivel de complicidad tienen determinadas fuerzas de seguridad, pero lo podemos sospechar. Es evidente que no hay toda la supervisión que tendría que haber”, dijo.

“Hay otra cuestión: el tráfico de drogas de bajísima calidad entre los pobres. Eso crece y necesita de algún tipo de protección. ¿Llegamos al momento que un narco pone un candidato? No, pero sí pueden tocar un juez federal y lo hemos visto en Salta”, siguió el columnista, y subrayó: “Todavía estamos a tiempo de que estas cosas no avancen”.

“Todavía estamos a tiempo de que la clase política se ponga al frente de un proceso de regeneración capaz de proponernos otro futuro creíble” , remarcó.

La economía y un punto de inflexión

“Estamos llegando a un punto, por ejemplo, en lo económico, donde ya hay una mayoría de la clase política muy amplia -que incluye a la propia Cristina Kirchner- que llegó a la conclusión de que si no se piensa en el futuro y solo se piensa en el presente –un régimen populista y demagógico- ya no ganas elecciones”, dijo Pagni, quien consideró: “Esa es la novedad este año, ya no ganas elecciones con esa receta”.

Así, Pagni sostuvo que -desde el “plano trivial”- a la vicepresidenta “se le escapó el dólar”. “[Cristina Kirchner] está disputa a tolerar a Massa, que está a la derecha de Guzmán”, dijo, y remarcó: “[Cristina Kirchner] se calla la boca porque el dólar se escapó y también porque la receta estalló antes en Venezuela, donde se cayó por segunda vez el Muro de Berlín. La receta de [Nicolás] Maduro, que es la receta de Cristina, colapsó. Se disparó el dólar y hoy en Venezuela tenés una ciudadela que vive en dólares maravillosamente bien y una mayoría hambreada, y Maduro pidiendo hacer reformas para que venga Chrevron”.

“Con Massa ha habido un consenso por convicción o por necesidad respecto de que este modelo económico que está agotado”, aseguró.

La definición de Alberto Fernández

“Alberto Fernández es la encarnación de un experimento político que no funcionó”, aseguró Carlos Pagni, quien repasó el momento en que el Presidente fue anunciado como candidato a su presente.

“Lo postuló a Alberto en un tuit, no en un congreso del PJ. Quiso tener el placer narcisista de decir que con un videito te pongo al presidente”, sostuvo el columnista, quien consideró: “Si algo no puede dar este aparato es confianza. Nadie la va a poner un dólar a eso en un momento en el que todas las palancas del Estado se agotaron y necesitabas inversión privada para sacar a la Argentina del estancamiento”.

Carlos Pagni durante la entrevista en LN más Cerca
Carlos Pagni durante la entrevista en LN más Cerca - Créditos: @Santiago Filipuzzi

En este sentido, Pagni remarcó: “Alberto Fernández es un tipo con una psicología muy especial, poderosísima en su destructividad, en su corrosividad”.

El error de Cristina fue pensar que un presidente puede prescindir de ser líder y, segundo, pedirle visión de largo plazo, equilibrios generales y consistencias a un hombre que era muy bueno en una función (jefe de Gabinete) pero que no necesitaban esas cualidades. Es decir, a un CEO lo convertiste en chairman, y son funciones muy distintas”, consideró.

Y apuntó: “Acá hay un problema extraordinario de Cristina en la selección de personal. Siempre tiene ese tipo de problemas porque no le interesa el otro. Le provoca muy poca curiosidad el otro porque se mira a sí misma. Ella está hecha para ser vista, no para mirar a otro. Néstor tenía obsesión por el otro, te escuchaba, te estudiaba y cuando te ibas, te espiaba”.

“Ella toca los límites de su propio modelo como ya tocó los límites del modelo peronista”, sostuvo.

Vialidad

Al ser consultado acerca del juicio que analiza la adjudicación de contratos de obra pública a Lázaro Báez, Pagni ahondó en un problema central que afecta a la vicepresidenta Cristina Kirchner. “Lo que le complica la vida a Cristina es Báez. Lo que le da verosimilitud a la construcción que hace el fiscal es esta relación donde aparece alguien que sistemáticamente se lleva en licitaciones, que es obvio que están amañadas, la obra pública”, señaló Pagni.

“Estamos ante un problema que tienen que resolver los jueces. Hasta dónde la convicción de esos magistrados va a intervenir, o no, en el dictamen que produzcan o hasta dónde van a seguir la línea de Beraldi que es absolutamente procesal”, continuó el periodista.

“¿Cómo hago para trasladar lo que parece una historia bastante evidente al plano de los procesos de expedientes. Beraldi asume un posición ultra garantista en este sentido. Es evidente que hay un delito porque Beraldi no puede probar la inexistencia del delito. Él dice que Cristina no sabía o no estaba en eso. Lo mismo va a decir De Vido”, argumentó.

Y tras ello, argumentó: “Si vamos al rigor último de los procedimientos, a lo mejor lo que pide Luciani no se cumple tal cual lo pidió. Lo que va a prevalecer es la íntima convicción de los magistrados frente algo que uno ve que ocurrió, pero que no es tan fácil de llevar a los procedimientos. Por eso, siempre hay un desajuste entre lo que hacemos los periodistas, lo que cree la opinión pública, la verdad histórica de los hechos y la verdad judicial”.

Escenario 2023

En relación al escenario electoral de 2023, Pagni identificó a Cristina Kirchner y Mauricio Macri como los personajes centrales, “porque tienen en alguna medida la representación del núcleo más recalcitrante de su coalición”, aclaró el periodista.

“En alguna medida también lo concentran porque ambos tienen un gran monto de imagen negativa. Esto siempre pasa en la política. La imagen negativa es como una muralla respecto de los otros, que te asegura que no va a traer votos de afuera, uno habla cada vez más para el propio. Entonces se puede hablar con toda claridad porque no está el problema que hay que seducir a otro de otra cultura”, explicó.

Sin embargo, Pagni adivirtió que Macri se encuentra “más problematizado” que Cristina en relación a la competitividad dentro de Juntos por el Cambio. “Rodríguez Larreta, por ejemplo, daría la impresión si uno mira las encuestas que más competitivo que Macri”, destacó el periodista.

“Macri está esperando tiempo para ver si puede recuperar competitividad frente a Larreta o si puede acotarlo condicionando”, consideró.

Por otro lado, el periodista resaltó que si bien Cristina tiene un nivel de dominio “más incondicional” que el que tiene Macri dentro de su propio grupo, su gran riesgo reside en su necesidad de fueros. “Tiene una experiencia fallida: la de Fernández. ¿Te podés exponer a ir presa? Entonces, vas a tener que delegar en otro y ahí repite el error de Ferández”, resaltó.

Pagni se refirió también a la postura del actual ministro de Economía dentro de la escena electoral. “De Sergio Massa se puede conocer muchísimas cosas menos a largo plazo. Massa está trabajando para el 2023. El intenta ser el hombre que le presta un servicio al Presidente corrigiendo la situación económica y revirtiendo un proceso inflacionario. Massa apuesta a un sector de la clase media, para el 2023″, analizó.

Por último, al ser consultado por el diputado Javier Milei, Pagni lo definió como “la expresión de un descontento, la impugnación enfática contra el Estado que hay en cualquier estado inflacionario y el enojo de muchísimos sectores de las clases sociales” respecto de las política. “A partir de esos sentimientos, ¿cuánto va a lograr Milei construir un aparato político que vaya más allá de él? Esa es la gran pregunta”, concluyó al respecto.