‘Succession’, ‘The White Lotus’ y ‘El juego del calamar’ vencen en los premios Emmy

·4  min de lectura

Succession, la surcoreana El juego del calamar y The White Lotus fueron los grandes triunfadores de los premios Emmy, que regresaron este año con una fastuosa ceremonia en Los Ángeles luego de dos ediciones disminuidas por la pandemia.

“Esta ha sido una gran semana de sucesiones”, dijo refiriéndose al fallecimiento de la reina Isabel II el creador de Succession, Jesse Armstrong, al aceptar el Emmy a la mejor serie dramática, el mayor premio de la noche. Armstrong también conquistó el premio a mejor escritor de serie dramática.

La producción de HBO sobre los ambiciosos miembros de una familia que luchan entre sí dominaba la competencia con 25 nominaciones, y se alzó con cuatro estatuillas, entre las que también destaca mejor actor de reparto dramático para Matthew Macfadyen.

HBO vivió una excelente noche. Además del triunfo de Succession, su popular miniserie The White Lotus, que sigue los dramas de un grupo de ricos turistas en un paradisíaco hotel de lujo, dominó cuantitativamente al hacerse con diez premios, incluyendo mejor miniserie y actriz y actor de reparto que fueron para la carismática Jennifer Coolidge y Murray Bartlett, respectivamente.

El éxito mundial El juego del calamar arrasó en seis categorías, entre ellas mejor mejor director (Hwang Dong-hyuk) y actor con Lee Jung-jae, el primero de habla no inglesa en llevarse esta victoria. La popular Euphoria igualó a la producción surcoreana con seis estatuillas, entre ellas la de mejor actriz de serie dramática que fue para Zendaya, quien se hizo por segunda vez con el galardón.

VIEJOS CONOCIDOS

La fastuosa ceremonia de los llamados Óscar de la televisión transcurrió sin mayores sorpresas, con muchos de los ganadores coincidiendo con los pronósticos de los expertos. Julia Garner se llevó su tercer Emmy como mejor actriz de reparto de una serie dramática por Ozark, de Netflix.

Jason Sudeikis y su Ted Lasso (Apple TV+) se llevaron de nuevo el premio al mejor actor de comedia y mejor serie de comedia en esta producción que sigue a un entrenador de fútbol americano que asume un equipo de fútbol inglés. Jean Smart ganó el Emmy a la mejor actriz de comedia por Hacks, donde encarna una veterana comediante que trata de reinventarse en Las Vegas.

Michael Keaton venció en la primera categoría de la noche como mejor actor de una miniserie por su papel en Dopesick, que aborda la adicción a los opiáceos en Estados Unidos, mientras que Amanda Seyfried se alzó como mejor actriz de una miniserie gracias a The Dropout, sobre el auge y caída de la expromesa de la biotecnología Elizabeth Holmes.

GEENA DAVIS RECIBE UN PREMIO EMMY POR SU TRAYECTORIA

La noche en el teatro Microsoft de Los Ángeles derrochó glamur y emociones. La cantante Lizzo, en un exuberante vestido de tul rojo, celebró su estatuilla por su programa Watch Out For The Big Grrrls como una victoria para la diversidad.

“Cuando yo era una niña todo lo que quería ver era a mí misma en los medios. Alguien gorda como yo, negra como yo, hermosa como yo”, dijo la cantante. “Si pudiera volver y decirle a la pequeña Lizzo algo sería ‘tú vas a ver esa persona, mujer, serás tú'”.

Otro de los momentos más emotivos de la primera parte premiación fue Sheryl Lee Ralph (Abbott Elementary) entonando “Endangered Species”, de Dianne Reeves, al recibir el Emmy a la mejor actriz de reparto en una comedia.

“Soy una especie en peligro de extinción, pero no canto como una víctima. Soy una mujer, soy una artista y no sé a dónde pertenece mi voz”, cantó la veterana actriz que fue ovacionada de pie.

La actriz Geena Davis recibió el Governor Awards por su trayectoria y conectó con este mensaje. “Como Lizzo dijo, como ustedes saben, la televisión puede con frecuencia impactar directamente en cómo la gente se ve a sí misma y juzgar su valor en el mundo”, dijo Davis.

“Aún tenemos mucho trabajo por hacer”.

REPASAN LOS GRANDES ÉXITOS DE LA TELEVISIÓN CON MÚSICA DE “FRIENDS”

“Pueden ver que hoy es fiesta”, dijo la diva de la televisión estadounidense, Oprah Winfrey, al presentar el primer premio de la noche.

Antecedida por una glamurosa alfombra dorada, la mayor fiesta de la televisión arrancó con un número musical que repasó las canciones de grandes éxitos como Friends o Juego de tronos. Presentada por el comediante Kenan Thompson, del programa Saturday Night Live, esta edición de los Emmy es la primera gran premiación desde los Óscar en marzo, cuando Will Smith abofeteó a Chris Rock en el escenario por hacer una broma sobre su esposa.

El incidente que sorprendió a millones entró en el guión de los premios Emmy. “¿Qué podría salir mal?”, preguntó Thompson al actor Bowen Yang. “¿No viste los Óscar?”, respondió Yang, quien pretendió ser un presentador de reemplazo, “por si acaso”.

Ya en una nota más emotiva, el momento in memoriam, con la participación musical de John Legend, rindió homenaje a James Caan, Bob Saget, Sidney Poitier, Ray Liotta y Anne Heche, entre otras estrellas que fallecieron en el último año. N

(Con información de AFP)

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:
‘Enfrentarme al público es una conquista de mis temores’

Exposiciones en todo el mundo conmemorarán el 50 aniversario de la muerte de Picasso

‘La plastilina acerca más a las personas’