Anuncios

Suben a 39 los muertos en un deslave en el suroeste de China, hay 5 desaparecidos

En esta imagen distribuida por la agencia noticiosa Xinhua, rescatistas participan en un operativo en la localidad de Liangshui, en la ciudad de Zhaotong, en la provincia suroccidental china de Yunnan, el 23 de enero de 2024. (Hu Chao/Xinhua vía AP)

BEIJING (AP) — La cifra de fallecidos por un deslave en una remota zona montañosa del suroeste de China subió a 39 personas el jueves, mientras cinco más seguían desaparecidas, reportó la prensa estatal.

El desastre ocurrió en la madrugada del lunes en la localidad de Liangshui, en el noreste de la provincia de Yunnan.

Las operaciones de búsqueda y rescate continuaban bajo nevadas y temperaturas bajo cero.

Más de 1.000 rescatistas trabajaban en el lugar del siniestro con la ayuda de excavadoras, drones y perros de rescate, explicó el Ministerio de Emergencias el martes. Dos sobrevivientes encontrados el lunes se recuperaban en un hospital de la zona.

De acuerdo con los reportes preliminares de expertos locales, el alud estuvo provocado por el desprendimiento de una una zona escarpada más alta de unos 100 metros (330 pies) de ancho y 60 metros (200 pies) de alto, con un espesor promedio de seis metros (20 pies), explicó la agencia noticiosa oficial china Xinhua, que no ofreció más detalles sobre la causa del derrumbe.

Las imágenes aéreas publicadas por Xinhua mostraban la ladera de una montaña muy escarpada caída sobre varias viviendas de la localidad. Más de 900 residentes fueron reubicados.

El condado de Zhenxiong está a unos 2.250 kilómetros (1.400 millas) al suroeste de Beijing, y alcanza una altitud de hasta 2.400 metros (7.900 pies).

Los rescatistas tuvieron que lidiar con la nieve, con carreteras heladas y con unas temperaturas gélidas que, según la previsión, se mantendrán durante los próximos días.

Las intensas nevadas caídas en muchas partes de China han provocado el caos en el transporte y han puesto en peligro la vida de muchos.

La semana pasada, los rescatistas evacuaron a turistas de una remota estación de esquí en el noroeste luego de que las docenas de avalanchas causadas por las fuertes nevadas dejaron a más de 1.000 personas atrapadas durante una semana en una aldea de la prefectura de Altay, en la región de Xinjiang, cerca de la frontera china con Mongolia, Rusia y Kazajistán.

Los deslaves, a menudo causados por las lluvias o las obras no seguras, son habituales en China. Al menos 70 trabajadores fallecieron en incidentes de este tipo el año pasado, incluyendo más de 50 en una mina al aire libre en Mongolia Interior.

En total, el año pasado las catástrofes naturales dejaron 691 muertos y desaparecidos y causaron pérdidas económicas directas de unos 345.000 millones de yuanes (48.000 millones de dólares) en el país, según la Comisión Nacional para la Reducción de Desastres y el Ministerio de Emergencias.