Anuncios

SRE lamenta retiro de embajador de Perú en México

Luis Carlos Rodríguez

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 26 (EL UNIVERSAL). - El gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), lamentó la decisión del actual gobierno de la República del Perú de reducir el nivel de las relaciones diplomáticas entre ambos países al de encargado de Negocios y retirar de manera definitiva al embajador Manuel Gerardo Talavera, quien fuera llamado a consultas el 15 de diciembre de 2022.

Ello, luego de que el gobierno peruano oficializó la salida del embajador como anunció la víspera la presidenta Dina Boluarte tras las declaraciones del mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador, a quien acusó de "injerencia en asuntos internos" de Perú.

A través de la Cancillería se confío en que pronto se alcance un acuerdo democrático a las desavenencias que prevalecen en esta hermana nación latinoamericana.

"El gobierno de México mantendrá su nivel de representación diplomática y consular para promover los vínculos entre nuestros pueblos y brindar atención a la comunidad mexicana en Perú, al tiempo que reitera su convicción de mantener abiertos los canales de comunicación diplomáticos en beneficio de ambas sociedades".

Rompimiento

El 24 de febrero, la mandataria de Perú, Dina Boluarte, anunció que retiraría a su embajador en México, Manuel Gerardo Talavera Espinar, en respuesta a las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien acusa de "injerencia en asuntos internos" del país andino y de haber "decidido apoyar el golpe de Estado" del exmandatario Pedro Castillo.

"He dispuesto el retiro definitivo de nuestro embajador en los Estados Unidos Mexicanos y, de esta manera, las relaciones diplomáticas entre Perú y México quedan formalmente a nivel de encargados de negocios", dijo Boluarte.

"El señor López ha decidido apoyar el golpe de Estado que diera el ahora expresidente Pedro Castillo el 7 de diciembre de 2022, el mismo que generó el rechazo unánime de las instituciones que integran el orden democrático del Perú y la decisión del Congreso de la República de vacarlo en el cargo con el voto de 101 de sus 130 parlamentarios, haciendo uso de una facultad que le reconoce la Constitución Política", expresó.

A su vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador, ese mismo día en su conferencia mañanera, se lanzó contra Dina Boluarte, a quien calificó de espuria y criticó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) de hacerse "de la vista gorda" y no interceder por el depuesto Pedro Castillo.

"He visto encuestas donde la presidenta espuria tiene 15% de aceptación, 85% la desaprueba, pero todavía tiene menos aprobación el Congreso, los diputados, tienen 90% del rechazo y aun así ellos mandan con las bayonetas y la represión y la fuerza", subrayó el presidente mexicano.