Anuncios

¿Quién era el sospechoso en la casa que explotó en Virginia? Esto es lo que sabemos

(CNN) -- El FBI y las autoridades locales están examinando la causa de una explosión en una casa que estalló en el norte de Virginia, este lunes por la noche, mientras la policía intentaba ejecutar una orden de registro, así como publicaciones "preocupantes" en las redes sociales supuestamente hechas por un sospechoso que, según los investigadores, estaba atrincherado en el interior, dijeron las autoridades.

Se presume que el sospechoso, James Yoo, de 56 años, está muerto después de que se encontraron restos humanos en la casa calcinada en Arlington, a solo 8 km al suroeste de la capital del país, dijo este martes el jefe de Policía del condado de Arlington, Andy Penn.

(Crédito: Wusa)

Los médicos forenses trabajarán para identificar los restos y determinar la causa y forma de muerte, dijo.

Cuando ocurrió la explosión, la policía estaba tratando de cumplir una orden de registro en el dúplex donde vivía Yoo por sospechas de que había disparado más de 30 bengalas desde la casa hacia el vecindario circundante ese mismo día, dijo la Policía. La orden se obtuvo para asegurar cualquier arma en la casa y “garantizar que no hubiera una amenaza continua para la comunidad”, dijo.

La explosión dio lugar a evacuaciones de varias casas, dijeron inicialmente las autoridades. El subdirector de Seguridad Pública del condado, Aaron Miller, dijo este martes que 10 hogares se vieron afectados por el incidente y que el condado ha estado ayudando a algunos de ellos proporcionándoles refugio, artículos de tocador y otras necesidades. No está claro en qué medida los hogares se vieron afectados.

Una explosión en Virginia arrasa una vivienda cuando la Policía intentaba ejecutar una orden de registro

Desde la explosión, los investigadores han descubierto "publicaciones relacionadas con las redes sociales" supuestamente hechas por Yoo, dijo el jefe de la Policía.

Las publicaciones de LinkedIn de la cuenta de Yoo propugnan teorías de conspiración incoherentes y a veces contra funcionarios gubernamentales, fuerzas del orden, medios de comunicación y, en una publicación del viernes, sus vecinos (a quienes la publicación acusa de ser espías y recopilar su información para administradores anónimos).

La explosión y el sospechoso están siendo investigados por el Departamento de Bomberos del Condado de Arlington y un equipo de policías del norte de Virginia, con la ayuda del FBI y la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, dijo Penn.

Esto es lo que sabemos sobre el incidente y el sospechoso hasta ahora

El sospechoso había estado llamando y escribiendo al FBI durante años, dicen las autoridades.
Tanto el FBI como la Policía de Arlington dijeron el martes que habían interactuado previamente con Yoo, pero ninguno de los encuentros llevó a las autoridades a abrir investigaciones.

Yoo se había comunicado con el FBI durante varios años a través de llamadas telefónicas, cartas y consejos en línea, dijo David Sundberg, subdirector a cargo de la Oficina de Campo de la agencia en la ciudad de Washington.

Stefani Reynolds/AFP/Getty Images

"Yo caracterizaría estas comunicaciones principalmente como quejas sobre presuntos fraudes que él creía que se habían perpetrado en su contra", dijo Sundberg. Las comunicaciones no llevaron a la agencia a abrir ninguna investigación, añadió.

Antes del lunes, la Policía de Arlington había documentado solo dos llamadas de servicio en la dirección en los últimos años, ambas por quejas sobre ruidos fuertes, según Penn.

¿Cómo se desarrolló la explosión?

Los agentes llegaron por primera vez a la casa en el vecindario Bluemont de Arlington poco antes de las 5 p.m., este lunes, debido a un reporte de posibles disparos cerca de la residencia, dijo la Policía.

Una investigación adicional reveló que el sospechoso había disparado una pistola de bengalas desde la casa más de 30 veces hacia el vecindario circundante, dijo la Policía.

"Los agentes intentaron dialogar con el sospechoso sin éxito", dijo este martes Penn, el jefe de Policía. “Finalmente se obtuvo una orden de registro para permitir a nuestros agentes asegurar cualquier arma para garantizar que no hubiera una amenaza continua para la comunidad”.

La policía intentó comunicarse con Yoo por teléfono y mediante altavoces, pero él no respondió y permaneció atrincherado en el interior, según la Policía.

Cuando un equipo de respuesta de emergencia irrumpió por la puerta principal, el sospechoso disparó varias balas, con lo que se cree que fue un arma de fuego, dentro de la casa, dijo Penn.

Los policías continuaron tratando de dialogar con el sospechoso y ponerlo bajo custodia, pero no pudieron localizar la fuente del presunto disparo, dijo Penn. Luego comenzaron a desplegar “municiones químicas no inflamables y menos letales en múltiples áreas dentro de la residencia donde se creía que se escondía el sospechoso” para lograr que se rindiera, dijo el jefe.

Algún tiempo después, alrededor de las 8:25 p.m., la casa explotó, dijo la Policía.

El video tomado por un testigo muestra vehículos policiales rodeando una casa de varios pisos cuando una explosión envía una columna de llamas, brasas y humo al aire y escombros que caen a la calle. La fuerza de la explosión hizo volar el techo y varias paredes, causando el colapso de la estructura.

Los bomberos trabajaron hasta la madrugada del martes para extinguir el incendio, dijo Jason Jenkins, subjefe del Departamento de Bomberos del Condado de Arlington.

Otros residentes del dúplex donde vivía Yoo fueron evacuados antes de la explosión, dijo Penn. Según Jenkins, el personal de bomberos también había cortado el suministro de gas de la casa antes de que ocurriera la explosión.

"Afortunadamente, no hubo lesiones graves a ningún agente, otros funcionarios de seguridad pública o miembros de la comunidad", dijo Penn.

Vecinos conmocionados por potente explosión

La explosión resonó en todo el vecindario el lunes por la noche, sorprendiendo a muchos residentes.

El residente Davin Mitchell le dijo a WJLA, afiliada de CNN, que estaba observando la actividad policial alrededor de la casa cuando estalló. La fuerza de la explosión lo arrojó varios metros hacia atrás, dijo.

"Fue simplemente impactante", dijo Mitchell. “Te sacudió hasta lo más profundo”.

Ese mismo día, Mitchell dijo que vio alrededor de 20 bengalas disparadas en el vecindario y cayendo en la calle.

Otra residente del vecindario, Emily Saxon, dijo que estaba acostada en su sofá y “retrocedió físicamente” cuando la explosión sacudió su casa.

“No tenía idea de qué era. Literalmente pensé que tal vez había un automóvil que atravesó mi sala de estar porque fue así de abrupto”, dijo Saxon a WJLA.

La Policía ha dicho que no existe ninguna amenaza continua para la comunidad.

Melissa Alonso, Holmes Lybrand, Hannah Rabinowitz, Amanda Jackson y Sara Smart, de CNN, contribuyeron a este informe.