El Presidente reaccionó contra el veredicto a Cristina: “Ha sido condenada una persona inocente”

Cristina Kirchner: "No seré candidata a nada"
Cristina Kirchner: "No seré candidata a nada"

La condena contra Cristina Kirchner era esperada en el Gobierno, pero no por eso dejó de impactar. Si bien en las distintas terminales del oficialismo ya consideraban un “mamarracho jurídico” el proceso en su contra en el marco de la causa Vialidad, la lectura del fallo por parte del Tribunal Oral Federal (TOF) 2 potenció esa acusación. “El fallo es una vergüenza. Es jurídicamente insostenible” , resumió un estrecho colaborador del presidente Alberto Fernández.

Fernández se expidió esta noche, vía Twitter, casi tres horas después de conocida la condena: apuntó a la “inocencia” de la vicepresidenta y denunció una “persecución” de la Justicia. Desde la Casa Rosada indicaron que el Presidente habló por teléfono con Cristina Kirchner antes de expresarse en las redes sociales .

Ha sido condenada una persona inocente. Alguien a quien los poderes fácticos trataron de estigmatizar a través de medios de comunicación y perseguido a través de jueces complacientes a los que pasean en aviones privados y mansiones de lujo los fines de semana”, escribió el Presidente, en alusión al escándalo por el viaje al sur de un grupo de magistrados, funcionarios y empresarios y la filtración de sus supuestos mensajes, a los que Fernández les dedicó ayer una cadena nacional.

La suerte estaba echada desde el comienzo y tan solo hizo falta un simulacro de juicio que inició uno de los jueces que disfrutó del viaje pagado por el Grupo Clarín”, prosiguió el Presidente, para completar: “Hoy acompaño y me solidarizo con Cristina Kirchner sabiendo que es víctima de una persecución absolutamente injusta. Sé de su inocencia”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En los pasillos de la Casa Rosada, uno de los puntos del fallo que más llamó la atención fue que se absolviera al exministro de Planificación Julio De Vido. “Es un mamarracho”, coincidieron en definir dos de las fuentes consultadas por LA NACION.

El mandatario vio la lectura del fallo, así como el descargo de Cristina Kirchner, en la quinta de Olivos, adonde se dirigió pasadas las 17 cuando aterrizó en el aeropuerto de San Fernando desde Montevideo, tras su tenso paso por la Cumbre del Mercosur, donde asumió la presidencia del bloque. Lo vio solo y en la intimidad de la residencia oficial fue donde también supo que la vicepresidenta se bajaba de una posible candidatura para 2023, el factor que terminó causando más sorpresa interna hoy. “En 2023, no voy a ser candidata a nada, ya no voy a tener fueros” , aseguró Kirchner en su descargo post fallo vía redes sociales. Un movimiento que cambia el tablero electoral del año próximo.

De Cristina a De Vido: uno por uno, todos los condenados y absueltos por la Justicia en la causa Vialidad

“Fue Cristina en estado puro. Sorprendió a propios y extraños”, sintetizó un colaborador de Casa Rosada. “Menos de una hora después de condenada cambió la agenda con la declaración sobre su candidatura”, completó un hombre del kirchnerismo duro. “Conociéndola no hay posibilidades de que dé vuelta su posición” , consignó uno de los hombres del presidente.

El presidente Alberto Fernández dijo hoy que "la solución no es que cada uno haga la propia" dentro del Mercosur y expresó su preocupación sobre las "acciones unilaterales" dentro del bloque regional, en referencia a la decisión del Gobierno de Uruguay de solicitar la incorporación de su país al Acuerdo Transpacífico.
El presidente Alberto Fernández estuvo hoy en Montevideo, antes de regresar al país para escuchar el fallo sobre Cristina en Olivos - Créditos: @Granata Sebastián / Télam

Este martes por la tarde, en una Casa Rosada prácticamente desierta, como en otras terminales del oficialismo, se cerraron filas detrás del descargo de la vicepresidenta y se apuntó al Poder Judicial , golpeado tras la difusión en los últimos días chats que se le adjudican a jueces, fiscales y funcionarios, en el marco de un viaje a Lago Escondido, en la Patagonia.

Desde hace tiempo en el oficialismo daban por descontada una condena contra Cristina Kirchner, lo que pareció exacerbarse aún más en los últimos días y la expectativa coincidió con la realidad también a la hora de lo esperado respecto de los delitos por los que sería condenada la vicepresidenta. Creían y así lo explicaban que el TOF 2 la condenaría, pero no podría hacerlo por la figura de jefa de asociación ilícita .

“Si una persona no firmó ni un papel cómo la van a condenar como jefa de una asociación ilícita”, se preguntaban en los últimos días en referencia a una de las figuras penales que se le imputaban. Insistían tanto en el kirchnerismo con en las filas de Fernández que “no está acreditada la asociación ilícita, con lo cual de ahí para abajo es todo forzadísimo”.

Sin embargo, la decisión de absolver a De Vido agudizó las críticas. “Ya era un delirio que los fiscales y el juez de instrucción no hayan incluido en la acusación a los jefes de Gabinete, porque son los encargados de la ejecución del presupuesto, ahora que hayan condenado a los que estaban arriba y abajo de De Vido, menos a él es directamente una locura”, definieron cerca de Fernández.

En el oficialismo cerraron filas también para considerar “peligroso” el fallo que el Tribunal leyó hoy en los tribunales de Comodoro Py, tras tres años y medio de juicio. “Lo que pasó superó todo. Los jueces son los encargados de impartir justicia sobre todos los ciudadanos, así como fallaron hoy políticamente sobre Cristina pueden hacerlo sobre cualquier ciudadano, sus propiedades, cualquier cosa”, aseguraban entre la indignación y la vehemencia.

Apoyos públicos

Tras conocerse su condena, Kirchner comenzó a recibir mensajes de apoyo en la red social de Twitter. Uno de los primeros en hacerlo fue el ministro bonaerense y secretario general de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque. “Liquidaron la justicia”, escribió Larroque. Al que poco después se sumó Eduardo “Wado” de Pedro, ministro de Interior y otro de los hombres de máxima confianza de la vicepresidenta. “Todo un pueblo te defiende, la verdad está de tu lado y la historia te respalda. Lo de hoy es un escándalo. Van contra Cristina Kirchner por lo que hizo bien, por darle una vida mejor a millones de argentinos y argentinas”, expresó el mercedino.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Poco después llegaría el de Sergio Massa, cuyo espacio había evitado expedirse sobre el tema en la previa a la condena asegurando que estaban demasiado ocupados con los pormenores de la economía para seguir el tema.

Otra funcionaria que se expidió sobre el tema fue la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, quien aseguró: “Un tribunal federal sospechado de parcialidad, con enorme debilidad probatoria y claro desprecio a las normas que rigen el funcionamiento del Estado, dicta fallo condenatorio a CFK, dirigente popular elegida dos veces presidenta y ahora vicepresidenta de la Nación”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En el oficialismo se mostraron confiados de que el fallo se revertirá en 2024, cuando lo revise Casación, instancia a la que podrán apelar luego de que el próximo 9 de marzo se conozcan los fundamentos del fallo. Se prevé que también entonces lo hará el fiscal del debate, Diego Luciani, quien había pedido 12 años de cárcel para Kirchner por considerarla jefa de una asociación ilícita y responsable del delito de administración fraudulenta.

En su alegato, Luciani también pidió que la fortuna de la vicepresidenta sea decomisada hasta la suma de al menos 5321 millones de pesos. “Señores jueces, este es el momento. Es corrupción o justicia”, fue la frase con la que el representante del Estado en el juicio interpeló al tribunal, en el marco del debate oral y público que puso bajo la lupa 52 obras públicas otorgadas entre 2003 y 2015.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La acusación de Luciani sostiene que Kirchner, junto a varios exfuncionarios de su administración, tanto nacionales como provinciales, direccionó contratos de 51 obras viales que quedaron incompletas, tenían sobreprecio o que eran innecesarias. Tanto Kirchner como su defensa oficial y sus defensores políticos rechazan de plano esas acusaciones, aunque están quienes admiten entre estos últimos que, de haber responsabilidades, estas deberían quedar acotadas a funcionarios provinciales, encargados de velar por el cumplimiento. Es decir, el eslabón más débil de la cadena.

“Ella llegó a este juicio condenada de antemano” , dijo un hombre del Ejecutivo que responde a La Cámpora. “No se hizo todo lo que se hizo para que no la condenaran”, completó en línea con el argumento que la propia Kirchner usó a lo largo del debate.