Anuncios

Sorpresa y ebullición en Juntos por el Cambio por el anuncio de Mauricio Macri: cómo impacta su decisión en los planes de Larreta y Bullrich

Juliana Awada y Mauricio Macri en la boda de María Eugenia Vidal y Enrique Sacco
Juliana Awada y Mauricio Macri en la boda de María Eugenia Vidal y Enrique Sacco - Créditos: @Alejandro Guyot

Juntos por el Cambio entró en un estado de ebullición después de que Mauricio Macri confirmara que no se presentará como candidato a presidente en las próximas elecciones. El momento del anuncio del fundador de Pro tomó por sorpresa a la mayoría de los referentes de la coalición opositora que se preparan para disputar el poder nacional en las PASO del 13 de agosto, pero confían en que ayudará ordenar la interna.

En el seno del espacio hay consenso de que la jugada de Macri permitirá descomprimir las tensiones por el armado de las listas y evitará un mayor deterioro entre las dos facciones de la fuerza -los polarizadores y los moderados- de cara a las primarias. De ahora en adelante quedará despejar otra incógnita: ¿qué rol asumirá el exjefe del Estado con miras a las interna presidencial? ¿se colocará en el papel de mentor como un garante del “cambio” y de la unidad? ¿O se probará el traje de “gran elector” y usará el dedo para expresar su preferencia por uno de los candidatos?

Mauricio Macri no será candidato a presidente en las elecciones de 2023

Tanto Patricia Bullrich como Horacio Rodríguez Larreta, las figuras de Pro que ya están anotadas en la pelea por la sucesión de Alberto Fernández, estaban convencidos de que Macri no se subiría al ring, pero necesitaban que el exjefe del Estado despejará la incógnita . Es que el misterio sobre si Macri se postularía o no se colaba en las charlas privadas con grandes empresarios, referentes políticos o aliados de Juntos por el Cambio y condicionaba el avance de sus proyectos presidenciales. “Esto despeja un camino; ahora nos toca la responsabilidad de hacer lo que hay que hacer”, comentaron cerca de Bullrich.

Larreta estuvo anoche con Macri en el casamiento de María Eugenia Vidal, otra de las aspirantes presidenciales de Pro. Quienes participaron del festejo notaron un buen clima entre Macri y sus herederos. Si bien había rumores en el macrismo de que se acercaba la definición, el expresidente se fue de la Estancia El Rosario sin dar pistas. Es más: le agradeció a Alex Campbell, ladero de Vidal, que le haya escrito una carta para pedirle que tenga un rol protagónico en la contienda. Y habló con Emmanuel Ferrario sobre las partidas de bridge. Tampoco se lo adelantó a Cristian Ritondo. Lo guardó bajo siete llaves. “No le dijo a nadie”, afirman desde el entorno de Macri.

En el equipo de Larreta mostraban sorpresa y cierto alivio por la comunicación de Macri. La cumbre del viernes entre el jefe porteño y el expresidente había dejado señales de distensión en la pulseada por la Ciudad. Larreta y los suyos valoran que no haya estirado la definición más tiempo: “No podía haber más agujeros en JxC”, dice uno de los laderos del jefe porteño.

La exministra de Seguridad salió a elogiar la “histórica decisión” de Macri de correrse de la contienda presidencial apenas el creador de Pro publicó en sus redes sociales el video grabado en el que comunicaba su futuro. Esa maniobra permite inferir que estaba al tanto de que Macri no entraría en la batalla. “Quiero ratificar la decisión de que no seré candidato en la próxima elección. Lo hago convencido de que hay que agrandar el espacio político del cambio que iniciamos y que tenemos que inspirar a los demás con nuestras acciones”, expresó Macri.

Desde hace tiempo era habitual que el expresidente le preguntara a los políticos con los que se reunía si consideraban que tenía posibilidades de volver a disputar la Presidencia. Bullrich solía responderle que la reivindicación que había logrado en un sector de la sociedad en poco tiempo podría esfumarse en una campaña electoral. En su última ronda de consultas antes del anuncio, Macri le pedía a los representantes o emisarios del “círculo rojo” o referentes de JxC que digan públicamente que él debía postularse. Macri dudaba y sus dirigentes más leales buscaron convencerlo de que se subirá al ring. Miguel Ángel Pichetto hizo un último intento en la cumbre con Ernesto Sanz. Pero la decisión de no jugar ya estaba tomada cuando regresó a Buenos Aires hace una semana.

Pichetto lamentó que Macri no se suba al ring pero advirtió a sus socios que mantendrá el poder de influencia. “¡Chocolate por la noticia!”, les comentó Elisa Carrió, la líder de la CC, a sus allegados desde Exaltación de la Cruz cuando se enteró del anuncio. Lilita sospechaba que el expresidente, con quien se mantiene distanciada, no se anotaría en la pelea porque no tenía los números para ser competitivo y garantizar un triunfo. “Él solo juega a ganador” , comentó en la intimidad.

En el comando de campaña de Bullrich confían en que la definición de Macri fortalece las chances de la titular de Pro de derrotar a Larreta en las PASO. Según las encuestas que manejan, de cada diez votantes del expresidente, ocho tienen preferencia por Bullrich. A su vez, visualizan que Macri tiene mayor sintonía con el modelo que propone su exministra. Un dato que nunca pasan por alto: Macri nutrió los equipos de Bullrich con varios de sus alfiles, como Hernán Lombardi, Federico Angelini o Humberto Schiavoni, entre otros.

“Él creía que su indefinición ya generaba más problemas que soluciones”, comenta de unos de sus interlocutores habituales.

En el larretismo creen que la definición de Macri podrían impactar en ese esquema y generar salidas. Los bullrichistas lo descartan y avisan: “Muchos se van a volcar con Patricia, que todavía estaban en veremos”, afirman. Piensan en el grupo de radicales díscolos que se fotografió con Bullrich en la Vendimia, como Gustavo Valdés y Carolina Losada. Eso sí: resaltan que ahora resta saber si el expresidente será neutral o se inclinará por uno de los presidenciables.

Ante sus colaboradores, Bullrich destacó una frase del anuncio grabado de Macri: “Nunca más vamos a tener una marioneta como presidente”. Esas palabras la hacen inferir de que apostará por una competencia sin padrinos. Allegados a la exministra susurran que el “tiempo dirá” si el exmandatario explicita o no su respaldo. Pero confían en que, en caso de que JxC gane los comicios, ayudará con sus contactos en el exterior traer capitales al país. Esa es una espina que tiene el expresidente tras su paso por la Casa Rosada, ya que en la campaña de 2015 había prometido que su figura atraería “una lluvia de inversiones”.

En la mesa chica de Larreta valoraron otro tramo del mensaje de Macri: celebran que haya dicho que se terminó la etapa de “líderes mesiánicos” o “paternalistas” y renovado su deseo de convocar a fortalecer los equipos. Consideran en el larretismo que ese pasaje del anuncio marca una coincidencia con el planteo del jefe porteño. Anhelan “converger” con Macri pese a las tensiones por la estrategia en la Ciudad y confían en que el expresidente ayudará a garantizar una competencia constructiva que afiance a JxC como una alternativa de poder.

Vidal, en tanto, ya tenía previsto revisar sus planes si Macri era candidato. Pero ahora ratifica su vocación de posicionarse en la carrera presidencial. “No puedo estar más orgullosa de hacer equipo con líderes que dejan de lado la especulación y siempre ponen a los argentinos primero”, escribió la exdiputada nacional en sus redes sociales. En su equipo continuará como armador Darío Nieto, hombre de confianza de Macri.

Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich celebraron la decisión de Mauricio Macri
Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich celebraron la decisión de Mauricio Macri - Créditos: @Gerardo Viercovich

Los grupos de WhatsApp que integran referentes de Pro ingresaron esta mañana en un estado deliberativo apenas se conoció el anuncio: hubo festejos y alivio entre bullrichistas y larretistas. Entre los macristas de paladar negro había un dejo de tristeza . “A Horacio lo puso como jefe de gobierno y a Patricia, como ministra y titular de Pro”, recordaban.

La UCR, con la mira en Pro

A Gerardo Morales, jefe de la UCR y aspirante presidencial, la novedad de que Macri no se anota en la pelea por la Casa Rosada lo tomó por sorpresa. Morales ingresaba a una reunión con dirigentes radicales en Jujuy por el cierre de listas en esa provincia cuando le avisaron que Macri no sería candidato. “Es una decisión personal”, comentó a los suyos. El jujeño machaca con que JxC debe fortalecer su cohesión interna y acordar los ejes del programa de gobierno.

Morales no deshojaba la margarita por la candidatura de Macri, si bien durante mucho tiempo estuvo convencido de que el expresidente iba a jugar. Eso sí: cree que esa decisión impactará de lleno en la interna de Pro.

“Ayuda a Juntos por el Cambio y espero que sirva para ordenar la interna especialmente que tiene el Pro. Lo tomo como una buena decisión, que aporta al colectivo”, aseguró Morales a LA NACION.

Martín Lousteau, líder de Evolución Radical y aliado estratégico de Larreta, salió a celebrar la decisión de Macri: “Es un gran gesto que busca fortalecer la unidad de JxC, porque apoya los nuevos liderazgos dentro del espacio”, dijo. Lo propio hizo Maximiliano Abad, jefe de la UCR bonaerense: “Su decisión de no ser candidato es ordenador para el interior del Pro y es ordenador para el espacio que deberá encontrar a las mejores mujeres y a los mejores hombres para conducir un programa de gobierno que ponga a la Argentina en el camino del desarrollo, el progreso y la modernidad”, señaló ante la consulta de LA NACION.

Facundo Manes había visitado a Macri a fines de febrero en su quinta familiar Los Abrojos. Ese día, el médico le ratificó su deseo de disputar la Presidencia. Ambos quedaron satisfechos de la charla después de varios chispazos por la identidad de JxC. Hoy, Manes valoró el renunciamiento de Macri.

” Su lúcido gesto permite aclarar la definición de las candidaturas en Juntos por el Cambio y despejar incertidumbres en un momento crítico para nuestro país ”, dijo Manes a LA NACION. El neurólogo, además, insistió en que el desarrollo del país “dependerá de un amplio y generoso acuerdo entre sus principales fuerzas políticas”. “De la decadencia de la Argentina todos somos responsables y entre todos debemos salir adelante”, señaló. En algún momento el neurocientífico soñó con enfrentar a Macri en las PASO.

Alfredo Cornejo, uno de los radicales más cercanos a Macri, también ponderó que el expresidente haya definido su futuro. “La difícil situación que atraviesa nuestro país se puede resolver con el trabajo en unidad y sin mezquindad”, apuntó.

Mauricio Macri no será candidato a presidente: todas las repercusiones, minuto a minuto

Carrió, la líder de la Coalición Cívica, se mantuvo inicialmente en silencio. Entre sus referentes consideran que la jugada de Macri era “previsible”: “Él tenía que encontrar el momento”. Como Morales, la cofundadora de Cambiemos llegó a pensar durante el año pasado que el expresidente anhelaba presentarse para protagonizar el “segundo tiempo”. Luego, percibió que buscaba dañar a los dirigentes que lo habían desafiado, como Larreta.

En sus últimos contactos con sus espadas partidarias, Carrió deslizó que Macri siempre “juega a ganador” y anticipaba un escenario en el que renunciaría a la postulación. “Podía darse. No se subió porque no mide”, señalaron cerca de la líder de la CC. Ya avisó que si Larreta baja a Fernán Quirós para acordar con el fundador de Pro y allanar el camino a Jorge Macri, su fuerza presentará un candidato a jefe porteño en la Ciudad.