Anuncios

“Some Like It Hot” encabeza nominaciones a los Tony

PREMIOS TONY-NOMINACIONES (AP)
PREMIOS TONY-NOMINACIONES (AP)

“Some Like It Hot”, una adaptación musical de Broadway de la película de comedia travesti protagonizada por Tony Curtis y Jack Lemmon, se llevó el martes 13 nominaciones a los premios Tony, poniendo el foco en un espectáculo que defiende los derechos trans.

Con canciones de Marc Shaiman y Scott Wittman y protagonizada por Christian Borle y J. Harrison Ghee, quienes obtuvieron nominaciones, la obra sigue a dos amigos músicos que se disfrazan de mujeres y se unen a una banda de chicas para huir de Chicago después de presenciar un golpe de la mafia. Al igual que en la película, hay hombres con vestidos que intentan hacerse pasar por mujeres. Pero esta vez, el vestido despierta algo en el personaje de Ghee, similar a una transformación de una oruga a una mariposa.

“Lo único que queríamos hacer era ser honestos y queríamos tratar a estos personajes con dignidad”, dijo Matthew López, quien escribió el libreto nominado al Tony con Amber Ruffin y ya tiene un Tony por la obra “The Inheritance”. “A veces, la mejor manera de tratar a un personaje con dignidad es dejar que sea imperfecto, asustado, divertido, valiente y humano. Entonces, una de las cosas que fue muy, muy importante para nosotros era crear personajes a escala humana que pasaran por experiencias extraordinarias”.

El musical llega en un momento en que los derechos de las personas trans están bajo amenaza y su mensaje de autoaceptación y respeto por todos resuena en otras producciones de Broadway, desde una reposición de “Parade” hasta “Death of a Salesman” con un actor principal negro y la nueva obra “Ain’t No Mo’” y el nuevo musical “Kimberly Akimbo”.

“Creo que la pandemia puso muchas cosas en perspectiva, tanto en términos de mejoras que necesitábamos hacer en la comunidad como en la forma en la que todos se sienten acerca del mundo y de ser un ser humano”, dijo Ben Platt, nominado por “Parade”. “El arte que la gente está haciendo tiene una urgencia real y un propósito real”.

Tres musicales empataron con nueve nominaciones cada uno: “& Juliet”, que reinventa “Romeo y Julieta” y agrega algunos de los mayores éxitos pop de las últimas décadas, “New York, New York”, que combina dos generaciones de la realeza de Broadway con John Kander y Lin-Manuel Miranda, y “Shucked”, una sorprendente comedia musical salpicada de juegos de palabras.

Betsy Wolfe, en su octavo espectáculo de Broadway, obtuvo su primera nominación con “& Juliet”, interpretando a Anne Hathaway, la esposa de Shakespeare. Acababa de dejar a su hija, de casi 3 años, en su clase de ballet el martes por la mañana cuando se anunciaron las nominaciones. “Espero que se dirija a mí correctamente ahora que la vea”, bromeó.

En el musical, el dramaturgo David West Read logra una historia original utilizando “Romeo y Julieta” como base para mezclar éxitos del superproductor sueco Max Martin, incluyendo “Oops! … I Did It Again”, de Brittney Spears”, “Roar” de Katy Perry y “It’s My Life” de Bon Jovi. El musical imagina un final más feliz para Julieta después de un viaje de autodescubrimiento.

“Es una hermosa historia sobre segundas oportunidades, que honestamente es por lo que todos estamos pasando en este momento”, dijo Wolfe. “A todos se nos ha dado una segunda oportunidad después de este tiempo por el que todos hemos pasado. Y entonces, tener un musical que nos permita a todos celebrar de cada manera individual que necesitamos celebrar es muy, muy especial y oportuno”.

La aclamada por la crítica, “Kimberly Akimbo”, con Victoria Clark en el papel de una adolescente que envejece cuatro veces más rápido que el humano promedio, completa la categoría de mejor musical y obtuvo un total de ocho nominaciones.

Clark, quien fue nominada a mejor actriz en un musical, espera agregar un segundo Tony a su vitrina de trofeos, ya que ganó uno en 2005 por “The Light in the Piazza”. Pero más que eso, espera que se preste más atención a su obra, que dice ha quedado “un poco por debajo del radar”.

“Es un evento especial que celebra nuestra humanidad colectiva”, dijo. “No dice que la vida sea perfecta. La obra no dice que no habrá personas extrañas y horribles en tu vida. No dice que la vida será fácil. Pero sí dice que la vida vale la pena. Y creo que ese es un mensaje que debemos transmitir. La vida vale la pena vivirla”.

En la categoría de mejor obra nueva, las nominaciones se distribuyeron entre “Leopoldstadt” de Tom Stoppard, que explora la identidad judía con una historia intergeneracional, y “Fat Ham”, la adaptación ganadora del premio Pulitzer de James Ijames de “Hamlet” de Shakespeare ambientada en la parrillada casera una familia negra en el sur moderno.

El resto de la categoría está integrado por “Ain’t No Mo’”, la obra efímera pero aplaudida por la crítica del dramaturgo y actor Jordan E. Cooper, la obra ganadora del premio Pulitzer de Stephen Adly Guirgis “Between Riverside and Crazy” y “Cost of Living”, historias paralelas de dos cuidadores y sus respectivos pacientes.

“Ain’t No Mo”, que obtuvo seis nominaciones, comienza con el gobierno de los Estados Unidos enviando un correo electrónico a cada ciudadano negro con la oferta de un boleto de avión gratis a África, y cada escena explora cómo varias personalidades responden a la oferta.

Cooper se enteró de que había sido nominado dos veces, como mejor dramaturgo y como actor principal, mientras visitaba la casa de su infancia en Texas. Él y su familia se enteraron de su triunfo en la sala donde, cuando tenía 6 años, realizó sus primeras obras de teatro.

“Es un poco agridulce”, dijo Cooper. “Solo tuvimos la oportunidad de hacer unas 60 funciones y este elenco y este equipo creativo fueron algunos de los más talentosos que jamás hayas visto. Fue desafortunado que la gente no tuviera la oportunidad de experimentarlo porque realmente sentimos que era algo especial. El público sintió que era algo especial. Y es tan hermoso saber que el trabajo que realizamos, esa sangre, ese sudor y lágrimas, no son en vano”.

“Parade”, un musical sobre una historia de amor condenada al fracaso, ambientada en el contexto real de un asesinato y linchamiento en Georgia antes de la Primera Guerra Mundial, obtuvo seis nominaciones, incluyendo una para Platt, que espera ganar un segundo Tony después de su triunfo en 2017 con “Dear Evan Hansen”, y la estrella en ascenso y nominada por primera vez Micaela Diamond.

Wendell Pierce, quien ganó un Tony por producir “Clybourne Park”, obtuvo su primera nominación como actor en Broadway por una reposición vertiginosa de “Death of a Salesman” y Jessica Chastain, ganadora del Oscar por “The Eyes of Tammy Faye” (“Los ojos de Tammy Faye”), obtuvo su primera nominación al Tony por una versión simplificada de “A Doll’s House”.

Pierce se enfrentará a las dos estrellas de “Topdog/Underdog” de Suzan-Lori Parks, Yahya Abdul-Mateen II y Corey Hawkins, así como al ex integrante de “Will & Grace” Sean Hayes de “Good Night, Oscar”, y Stephen McKinley Henderson, quien obtuvo su segunda nominación al Tony tras la primera por “Fences” de 2019.

Jodie Comer, la estrella tres veces nominada al Emmy por “Killing Eve”, obtuvo una nominación en su debut en Broadway, aunque su obra “Prima Facie” no consiguió una nominación a mejor obra nueva. Audra McDonald, quien ha ganado seis premios Tony Puede extender su reinado si supera a Comer como la mejor actriz en una obra por “Ohio State Murders”. El último puesto en la categoría fue para Jessica Hecht, protagonista de “Summer, 1976″.

Otra obra que terminó rápidamente obtuvo nominaciones: “KPOP”, que trajo la música pop coreana a Broadway por primera vez. “KPOP” obtuvo tres menciones, incluyendo mejor música original.

La criticada “Bad Cinderella” de Andrew Lloyd Webber obtuvo cero nominaciones, al igual que “A Beautiful Noise, The Neil Diamond Musical”, una biografía teatral del cantautor que ha tenido decenas de éxitos musicales. Oscar Isaac y Rachel Brosnahan de Hollywood en “The Sign in Sidney Brustein’s Window” quedaron fuera de la lista de nominados, pero Samuel L. Jackson obtuvo su primera nominación al Tony por “The Piano Lesson” de August Wilson.

Dos reposiciones elogiadas del difunto Stephen Sondheim recibieron nominaciones: “Sweeney Todd” con Annaleigh Ashford y Josh Groban, e “Into the Woods”, con un elenco estelar. “Sweeney Todd” recibió ocho nominaciones, incluyendo las de Groban y Ashford, e “Into the Woods” obtuvo seis, para Brian d’Arcy James y para la ganadora del premio Grammy Sara Bareilles, que suma con esta su tercera nominación al Tony. “Almost Famous”, la adaptación teatral de la historia autobiográfica de Cameron Crowe sobre el paso a la edad adulta, obtuvo sólo una nominación: por la música de Tom Kitt y letras de Crowe y Kitt.

La coreógrafa Jennifer Weber tenía dos razones para sonreír el martes: Weber obtuvo nominaciones por “& Juliet” y “KPOP”, sus primeros espectáculos de Broadway. La actriz de origen puertorriqueño Ariana DeBose será la anfitriona de la gala el 11 de junio desde el teatro United Palace de Nueva York que será transmitida en vivo por CBS y Paramount+. Es su segundo año consecutivo como maestra de ceremonias.

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits