Anuncios

Sinner remonta dos sets a Medvedev y conquista su primer Grand Slam en el Abierto de Australia

MELBOURNE (AP) — Jannik Sinner clavó la derecha por toda la paralela y se desplomó de espaldas en la superficie, tomándose unos instantes para asimilar que acababa de remontar un déficit de sets para conquistar su primer título de Grand Slam.

El italiano de 22 años se las ingenió para pasar de la defensa al ataque en su primera final de una de las cuatro grandes citas para vencer el domingo 3-6, 3-6, 6-4, 6-4, 6-3 a Daniil Medvedev.

“Me gusta estar dentro de la tormenta de presión”, señaló sobre mantenerse sereno en los momentos de mayor tensión. “Me gusta, porque es ahí donde la mayor parte del tiempo saco mi mejor tenis”.

Fue su tercera victoria consecutiva contra uno de los cinco primeros del mundo, primero frente al quinto Andrey Rublev en los cuartos de final y luego la gran sorpresa al superar a Novak Djokovic que puso fin a la prolongada hegemonía del número uno del mundo en el torneo. Solamente Djokovic y Roger Federer habían conseguida semejante proeza en un grande que se disputa en canchas duras.

Ha quedado en buena compañía.

Sinner también emergió como el primer italiano que se consagra en un Abierto de Australia y es el campeón más joven desde que Djokovic atrapó su primer título de Grand Slam en 2008.

Con la reciente coronación de Carlos Alcaraz en Wimbledon y Sinner llevándose el primer grande de la temporada, el cambio generacional está aquí.

“Tengo que procesar este momento ... he vencido a Novak en las semifinal y hoy a Daniil en la final, son jugadores muy difícil de derrotar", dijo Sinner. “Es un gran momento para mí y para mi equipo. Por otro lado, también sabemos que tenemos que mejorar si queremos tener otra oportunidad de volver a levantar un gran trofeo".

El éxito de Sinner ha prendido el entusiasmo por el tenis en Italia, donde su marcha a la final de la Copa de Maestros y su contribución a la conquista de la Copa Davis en noviembre cautivaron a sus compatriota. El duelo nocturno en el Melbourne Park fue presenciado poco antes de la hora del almuerzo en Italia.

“Ha sido un tremenda travesía, aunque apenas tenga 22 años", dijo Sinner. "Obviamente un torneo enorme. “Pero quiere dar las gracias a todos para que este Slam haya sido tan especial”.

Para Medvedev, quien ganó el Abierto de Estados Unidos en 2021, fue la quinta derrota en seis finales de Grand Slam. Medvedev, tercer cabeza de serie, fijó un récord con su cuarto partidos match de cinco sets en el torneo en la era abierta y también de tiempo en pista, con sus 24 horas y 17 minutos sobrepasando las 23:40 de Alcaraz en el US Open de 2022.

El ruso también se convirtió en el primero en la era abierto que sucumbe en dos finales de Grand Slam a cinco sets tras ponerse arriba 2-0.

Medvedev perdió finales seguidas del Abierto de Australia — frente a Djokovic en 2021 y ante Rafael Nadal tras sacar ventaja de dos sets el año siguiente. Ganó tres duelos que se fueron al máximo de cinco sets para alcanzar el partido por el campeonato.

En cambio, Sinner apenas cedió un set en las seis primeras rondas — en el desempate del tercer set contra Djokovic — hasta que perdió dos seguidos ante Medvedev.

No fue hasta que consiguió el quiebre de servicio en el quinto set que Sinner atisbó su bautismo como campeón en un torneo individual de Grand Slam.

En dos de los partidos a cinco sets de Medvedev — la victoria de segunda ronda ante Emil Ruusuvuori que acabó casi a las 4 de la mañana y la victoria en 4 horas y 18 minutos sobreAlexander Zverev — el ruso tuvo que remar tras perder los dos primeros sets. Nadie había hecho eso rumbo a la final del Abierto de Australia desde Pete Sampras en 1995.

Frente a Sinner, arrancó como alguien decidido a ganar los puntos bien rápido en la arena Rod Laver.

Plantado cerca de la línea de fondo para recibir el saque y subiendo a la red más de la costumbre, quebró en el tercer juego y se llevó el primer set en 36 minutos. Sumó dos quiebres más en el segundo pero perdió el servició cuando sacó con ventaja 5-1. No falló en el siguiente intento.

El tercer set se mantuvo parejo hasta el décimo juego, cuando Medvedev quedó a un punto de igualarlo 5- hasta que errores con la derecho le dieron a Sinner la manga — y la iniciativa.

Sinner capturó el cuarto set, otra vez con un quiebre de servicio en el décimo juego, y se recuperó para ganar tres puntos seguidos.

Y fue así que el torneo empató un récord de la era abierta en los Grand Slams que fue establecido en el US Open de 1983 con un 35to partido al máximo de cinco sets.

En el sexto juego del quinto parcial, Sinner quedó con tres oportunidades de quiebre ante un extenuado Medvedev. Falló en la primera ocasión, pero capitalizó la segundo — una derecha ganadora — para la ventaja. No le dio otra oportunidad a Medvedev.