Colapso del Silicon Valley Bank: los reguladores cierran el banco en la mayor caída de una entidad financiera en EE.UU. tras la crisis de 2008

Silicon Valley Bank
Silicon Valley Bank

Reguladores estadounidenses cerraron dos bancos para evitar un "efecto contagio" en el resto de la industria bancaria.

El viernes las autoridades tomaron el control del Silicon Valley Bank (SVB) y en la tarde del domingo hicieron lo mismo con el banco Signature.

En una rápida reacción, el gobierno y la Reserva Federal de EE.UU. (equivalente al banco central) aseguraron que devolverán los fondos a todos los depositantes.

Este lunes, el presidente de EE.UU., Joe Biden, aseguró que el sistema financiero de la nación está a salvo, reafirmando el intento por proyectar calma luego de que el rápido y sorprendente colapso de las entidades bancarias generara temores de una crisis más extensa.

"Sus depósitos estarán allí cuando los necesiten", afirmó, agregando que los directivos de los bancos deberán ser despedidos y que el dinero que se devolverá a los clientes no será pagado por los contribuyentes con fondos públicos.

El mandatario estadounidense también se dirigió a los inversores, que no serán protegidos: "Asumieron un riesgo y cuando el riesgo no rinde, los inversionistas pierden su dinero. Así funciona el capitalismo".

El colapso de Silicon Valley Bank es la mayor caída de una entidad bancaria tras la crisis de 2008.

SVB, un prestamista tecnológico clave, cayó en picada después de que sus directivos no lograran recaudar los fondos suficientes para seguir funcionando, cuando necesitaban con urgencia dinero para recuperar su liquidez.

El cierre de SVB

Cuando se dio a conocer que el banco estaba en graves problemas la semana pasada, los clientes fueron en estampida a retirar sus fondos y generaron temores sobre la estabilidad del sector bancario en general.

El episodio se produjo después de que SVB anunciara que estaba tratando de recaudar US$2.250 millones para cubrir sus pérdidas.

Clientes afuera del banco
Clientes afuera del banco

La noticia hizo que los inversores huyeran del banco. Las acciones experimentaron el jueves su mayor caída en un solo día, derrumbándose más del 60% y bajando aún más en el comercio fuera de horario.

Máxima incertidumbre

Las preocupaciones de que otros bancos pudieran enfrentar problemas similares llevaron a la venta generalizada de acciones bancarias a nivel mundial en los últimos días.

Prestamista crucial para las empresas en etapa inicial, conocidas como start up, SVB era el socio bancario de casi la mitad de las empresas de tecnología y atención médica respaldadas por firmas estadounidenses que cotizaron en los mercados de valores el año pasado.

En declaraciones desde Washington el viernes, la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, dijo que está monitoreando "los desarrollos recientes" del SVB y otros bancos "con mucho cuidado".

"Cuando los bancos experimentan pérdidas financieras es y debería ser motivo de preocupación", señaló.

Greg Becker, fue el presidente y director ejecutivo de SVB.
Greg Becker fue el presidente y director ejecutivo de SVB hasta el cierre del banco el viernes 10 de marzo.

Los inversores también tuvieron que lidiar con la reciente caída de Silvergate Capital, una entidad crediticia enfocada en el mercado de las criptomonedas, cuyas acciones perdieron un 22% después de comunicar a última hora del jueves que planeaba reducir sus operaciones.

Este banco estaba en apuros después de que se viera afectado por las pérdidas tras el colapso de la firma FTX.

Si bien muchos analistas de Wall Street han argumentado que es poco probable que la crisis del SVB se extienda al sistema bancario en general, las acciones de otros bancos medianos y regionales estuvieron tambaléandose el viernes en medio de un clima de incertidumbre.

4 claves para entender el colapso

  • Las pérdidas del banco se explican en el contexto del incesante aumento de los costos de los préstamos por parte de la Reserva Federal durante el último año. Muchas firmas del sector tecnológico, sus principales clientes, han preferido no endeudarse para evitar exponerse a riesgos.

  • Por otro lado, los grandes inversores que suelen destinar fondos a las start up, tampoco están interesados en correr riesgos.

  • En medio de este escenario, el banco fue perdiendo liquidez al verse afectado por la disminución de los depósitos de sus clientes.

  • Cuando se conoció que el banco estaba en la cuerda floja y necesitaba refinanciarse, los clientes comenzaron a retirar sus fondos por temor a perderlos. El pánico comenzó a expandirse hasta que el jueves las acciones de la entidad se desplomaron más del 60%.

Finalmente el viernes fueron suspendidas las transacciones de SVB en Wall Street y, pocas horas después, los reguladores anunciaron su cierre.

La firma, que comenzó como un banco de California en 1983, empleaba a más de 8.500 personas en todo el mundo, aunque la mayoría de sus operaciones estaban en Estados Unidos.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.