Anuncios

Liverpool demuestra que puede pelear en la liga sin sus superestrellas y golea al Bournemouth

Oli McBurnie del Sheffield United anota el segundo gol de su equipo con un penal en el encuentro ante el West Ham en la Liga Premier el domingo 21 de enero del 2024. (Mike Egerton/PA via AP)

El Liverpool parece que cuenta con una plantilla profunda para sostenerlos en la pelea por el título de la Liga Premier.

Desprovistos de Mohamed Salah, quien está disputando la Copa Africana de Naciones, así como el creativo mediocampista Dominik Szoboszlai y la mayoría de su primera defensa, los líderes de la liga fácilmente frustraron cualquier amenaza del Bournemouth en la victoria del domingo por 4-0.

El Liverpool recuperó su ventaja de cinco puntos sobre los tres contendientes —incluyendo el campeón defensor Manchester City, que tiene un juego menos— y extendió su racha sin perder a 14 duelos en la liga.

La única derrota de los Reds en la liga fue el 2-1 ante Tottenham en septiembre y que estuvo plagado de controversias con el arbitraje.

La reconstrucción de la plantilla de Jürgen Klopp tras los cambios este verano no podría haber sido mejor. El Liverpool está en la cima de la liga y podría alcanzar la final de la Copa de Liga y siguen con vida en la Copa FA y la Europa League.

Diogo Jota, usualmente un delantero suplente, inspiró la victoria de su equipo con un doblete tras asistir en el primer gol del uruguayo Darwin Núñez —el 100mo gol del delantero con su país y club.

Núñez agregó otro en el tiempo añadido para coronar una contundente victoria ante un rival que había ganado siete de nueve encuentros.

“Es parte del trabajo”, mencionó Jota sobre las ausencias en Liverpool. “Tenemos algunas lesiones, jugadores con compromisos en sus selecciones nacionales. Sobrevivimos diciembre. Enero llega pesado y de prisa, y creo que tenemos los jugadores y la calidad para continuar ganando partidos".

“Cuando tenemos jugadores de clase mundial, es más sencillo con ellos. Pero somos el Liverpool, tenemos buenos jugadores y podemos intentar reemplazarlos y compartir el costo de los partidos entre nosotros y seguir adelante”.

ANOTACIÓN TARDÍA

La Liga Premier nunca había visto un gol que se anotara más tarde hasta el penal de Oli McBurnie del Sheffield United en el 13mo minuto del tiempo añadido en el empate 2-2 ante el West Ham.

El récord anterior, también de penal, fue el tanto de Dirk Kuyt en el duelo del Liverpool ante Arsenal en el 2011. Ese tanto fue registrado a los 101 minutos y 48 segundos, el de McBurnie ocurrió 19 segundos después.

Este gol sentencia un alocado tiempo añadido que incluyó rojas de Rhian Brewster del Sheffield United y Vladimir Coufal del West Ha. Pero lo más dramático ocurrió cuando el portero Alphonse Areola saltó para darle un puñetazo al balón tras un tiro cruzado, pero terminó haciendo contacto con McBurnie.

Areola no pudo estar en la portería para el penal debido a que tuv que salir para recibir tratamiento tras la falta. Lukasz Fabianski ingresó en su lugar.

West Ham se mantiene en el sexto lugar a cuatro puntos del Tottenham que es quinto.