Anuncios

Serbia llama a la población a entregar armas no registradas

SERBIA-TIROTEOS (AP)
SERBIA-TIROTEOS (AP)

Días después de que dos tiroteos masivos dejaran 17 muertos en Serbia, el Ministerio del Interior del país europeo instó el domingo a los ciudadanos a entregar todas las armas no registradas o correr el riesgo de ser condenados a penas de prisión.

Las personas que entreguen pistolas, granadas, munición y otro armamento de propiedad ilegal entre el lunes y el 8 de junio no enfrentarán ningún cargo, informó el ministerio en un comunicado. Quienes hagan caso omiso de la orden serán procesados y, si son declarados culpables, podrían pasar años tras las rejas, advirtieron funcionarios del gobierno.

El fin de semana se llevaron a cabo los funerales de las víctimas de los tiroteos perpetrados en una escuela de Belgrado el miércoles y en una zona rural al sur de la capital el jueves por la noche. La violencia, en la que también resultaron heridas 21 personas, ha aturdido y angustiado a la nación balcánica.

Aunque Serbia está inundada de armas y encabeza la lista europea de armas registradas per cápita, no es ajena a las situaciones de crisis tras las guerras de los años noventa que acompañaron a la desintegración de Yugoslavia.

El anterior tiroteo masivo más reciente fue en 2013, cuando un veterano de guerra mató a 13 personas. El agresor del primer tiroteo masivo en una escuela del país fue un niño de 13 años que abrió fuego contra sus compañeros, matando a siete niñas, un niño y un guardia escolar.

Al día siguiente, un joven de 20 años disparó al azar en dos pueblos del centro de Serbia, matando a ocho personas. Tanto él como el muchacho del ataque a la escuela primaria fueron detenidos.

Mientras el país se esfuerza por asimilar lo ocurrido, las autoridades prometieron una ofensiva contra las armas y afirmaron que reforzarían la seguridad en las escuelas y en todo el Estado.

“Invitamos a todos los ciudadanos que posean armas ilegales a que respondan a este llamamiento, acudan a la comisaría más cercana y entreguen las armas para las que no dispongan de la documentación adecuada”, declaró Jelena Lakicevic, responsable de la policía.