Anuncios

Esta podría ser la recta final de un invierno como ningún otro en EE.UU.

(CNN) -- El invierno ya está en tiempo de descuento para gran parte del país, ya que un cambio drástico de patrón la próxima semana y las previsiones de temperatura hasta marzo señalan lo que podría ser el último clavo en el ataúd de un invierno como ningún otro.

El calor intempestivo, la falta de nieve y el hielo que se derrite han desdibujado la línea entre el invierno y la primavera en una gran parte de Estados Unidos. En ninguna parte esto ha sido más visible que en el centro y en el este de Estados Unidos. A pesar de una breve pero significativa irrupción de aire ártico a mediados de enero y de algunos días fríos la semana pasada, las condiciones templadas han sido la norma.

El calor está a punto de aumentar un poco más la próxima semana. Un área que se extiende desde Dallas al norte hasta Minneapolis y al este hasta Filadelfia se disparará hasta niveles más parecidos a mayo o junio que a finales de febrero.

Más de 200 récords de temperatura podrían empatarse o romperse a medida que las máximas diurnas suban y las mínimas nocturnas no llegan a enfriarse.

La importante tendencia al calentamiento comenzará el domingo en el centro de Estados Unidos y se volverá más intensa el lunes. Un desplazamiento de la corriente en chorro hacia el norte permitirá que aire muy cálido se dirija hacia el norte desde el golfo de México y llegue a la frontera con Canadá.

Más de 200 récords diarios de calor podrían igualarse o superarse en el norte de EE.UU. en pleno invierno

El lunes probablemente será el día más cálido del año hasta ahora para ciudades como Saint Louis, Dallas y Chicago. Ese también será el caso en las zonas típicamente frías del centro de Estados Unidos. Las temperaturas máximas podrían alcanzar hasta 30 grados por encima de lo normal.

Se pronostica que Omaha, Nebraska, alcanzará los 20 grados Celsius el lunes. Normalmente, la ciudad debería alcanzar un máximo de alrededor de 4 grados a finales de febrero y normalmente no registra sus primeros 20 grados de temperatura hasta finales de marzo.

Dallas puede coquetear con la marca de los 32 grados Celsius el lunes, un umbral que normalmente no se alcanza hasta finales de abril. Es posible que se produzcan temperaturas aún más altas en partes de Texas cerca de la frontera con México.

El núcleo del calor inusual se extiende hacia el este el martes y abarca gran parte de los Grandes Lagos y el valle de Ohio. Es probable que haya temperaturas altas en los 15 grados Celsius desde Chicago hasta Cleveland, mientras que Saint  Louis podría acercarse a los 27 grados.

Y no habrá ningún alivio para Texas, con máximas probables en los 25 y 30 grados Celsius.

El calor llegará a la costa este el miércoles. Filadelfia y la ciudad de Nueva York podrían alcanzar los 15 grados. La costa del Golfo y el sudeste seguirán ardiendo.

Con el calor llega el clima primaveral. Se pronostica que una tormenta que se desarrollará cerca de los Grandes Lagos el martes por la noche podría descargar lluvias y tormentas eléctricas en gran parte del este hasta el jueves.

El choque del aire cálido y húmedo con el potente frente frío de la tormenta podría preparar el escenario en partes de las llanuras y el Medio Oeste para algunas tormentas severas el martes por la noche. La misma amenaza podría extenderse al este hacia partes del sureste y el valle de Ohio el miércoles.

Es probable que se produzca un rápido retorno a un frío más propio de la estación en el centro-norte de EE.UU. el martes y miércoles. Pero posiblemente la breve ráfaga de frío sea demasiado pequeña y llegue demasiado tarde como para resucitar un invierno en gran medida inexistente y que oficialmente termina en marzo.

Este invierno va camino de convertirse en uno de los más cálidos registrados en docenas de ciudades de Estados Unidos, con la mayor concentración en el Medio Oeste y el Noreste.

El calor y el clima invernal no se llevan bien. El invierno se ha convertido en la estación de calentamiento más rápido para casi el 75% de EE.UU. y las nevadas están disminuyendo en todo el mundo a medida que aumentan las temperaturas debido al cambio climático causado por el hombre.

En todo el Medio Oeste y los Grandes Lagos, las nevadas están unos pocos pies por debajo de lo normal en este punto. Aún falta más de un pie y medio de nieve para el tramo Minneapolis-Saint Paul, a pesar de que finalmente se registraron unos pocos centímetros de nieve a principios de este mes. Los déficits de nevadas son extremos a favor del viento de los Grandes Lagos, donde a Syracuse, Nueva York, y Erie, Pensilvania, les faltan casi un metro y medio de nieve.

Tampoco se encuentra casi nada de hielo en los Grandes Lagos. Cerca del 40% de los Grandes Lagos suelen estar cubiertos de hielo a finales de febrero, pero la cobertura total de hielo estuvo cerca de un mínimo histórico del 6% el jueves.

Hay más malas noticias sobre las posibilidades de nieve y hielo: el calor persistirá.

Se pronostica que las temperaturas en los dos tercios orientales de EE.UU. se mantendrán por encima del promedio al menos hasta principios de marzo. Según el Centro de Predicción Climática, la zona norte de EE.UU. también probablemente seguirá siendo inusualmente cálida más allá de esa fecha, durante gran parte de marzo.