Ser mujer y vivir sin miedo, el reclamo de un inédito trío musical en Perú

Lima, 18 feb (EFE).- Con una fusión de ritmos urbanos y electrónicos que evocan raíces afroperuanas y andinas, la cantante Wendy Sulca unió su voz a la de Susana Baca y a Marie Cherry en protesta contra la violencia de género en Perú, donde cada tres días muere una mujer asesinada a manos de un hombre por misoginia.

Ese trío inédito lanzó "Mujer montaña", un nuevo sencillo en el que las artistas gritan al unísono un mensaje de empoderamiento femenino e invitan a las mujeres a no quedarse calladas ante episodios de violencia y abuso.

"Es una canción que anima a las mujeres a alzar su voz, a defender sus derechos y a quererse a sí mismas", aseveró en una entrevista con Efe Sulca, la niña peruana que en 2008 triunfó en internet con 'La Tetita' y 'Cerveza, cerveza', los dos grandes éxitos folklóricos de su infancia, que hoy cuentan con más de 21 millones de visualizaciones en YouTube.

Así, las "poderosas" letras de 'Mujer montaña' aplauden sin complejos el afán de la mujer peruana a "vivir, amar y reír sin miedo", como recita en la canción la ganadora de tres premios Grammy Latinos, Susana Baca.

UN FEMINICIDIO CADA TRES DÍAS

De hecho, la iniciativa de juntar a las tres artistas nació a raíz de la campaña 'Vivir sin miedo', impulsada por entidades feministas que luchan para prevenir y erradicar la violencia de género en el país donde en el pandémico 2020 hubo un feminicidio cada tres días.

"Nos gustaría no tener que hablar de esto nunca más pero sucede que ha aumentado la violencia por acá", rezan los primeros compases de la canción.

Tras registrar 166 feminicidios en 2019, el peor año en la última década, Perú cerró el año pasado con 131 feminicidios y 330 intentos, según revelan los datos oficiales del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Además, los Centros de Emergencia Mujer (CEM) recibieron más de 13.840 denuncias de violencia sexual, la mayoría concentradas en Lima (1.706), la región sureña de Arequipa (446) y la norteña de La Libertad (429).

Las víctimas más frecuentes fueron adolescentes entre 12 y 17 años (6.007) y niñas de 6 a 11 años de edad (2.862).

Aunque alarmantes, esas cifras pueden no plasmar la realidad, pues los mismos CEM dejaron de operar durante los meses de cuarentena estricta, entre marzo y julio, cuando muchas mujeres se vieron atrapadas en casa, desprotegidas ante sus agresores.

Por todas ellas, "alzamos nuestra voz", dijo Sulca, quien confía en que 'Mujer montaña' pueda "inspirar a las mujeres a no quedarse calladas y a denunciar" porque, como dice la canción, "el grito de una es de todas".

MACHISMO EN EL MUNDO DEL ENTRETENIMIENTO

La artista, de 24 años, reconoció que su mundo, el del "entretenimiento y el arte", tampoco es ajeno al machismo.

En ese sentido, la joven lamentó que en el negocio de la música a menudo "no se toma en serio" a las mujeres "simplemente por el hecho de ser mujer".

"Pasaba mucho con mi mami, cuando ella era mi mánager", explicó la joven, que saltó a la fama con tan solo ocho años y para quien la ayuda de su mamá, que por mucho tiempo fue su representante, resultó clave luego del fallecimiento de su padre.

"Había situaciones en las que veías claramente que había machismo" y "es muy diferente cuando el mánager es un hombre", espetó.

Consciente de la urgencia de encontrar una vacuna contra las injusticias sociales como la misoginia, la artista asegura que "siempre" ha "estado presente en campañas que lleven un mensaje para la gente", ya sea desde encima de los escenarios o detrás de las pantallas de las redes sociales, la única alternativa en tiempos de pandemia.

LA "PRINCESA INCA" EN PANDEMIA

La llegada del coronavirus en Perú frustró el calendario de conciertos que tenía planeado Sulca, quien lleva casi un año sin pisar un escenario y se reconoce ansiosa por volver a sentir "la energía, los nervios" y la "interacción de vibras" con el público.

Los últimos meses, sin embargo, no fueron en vano para la joven, quien decidió aprovechar la cuarentena para reinventarse y lanzar su línea de ropa, a la que ha llamado "Princesa Inca".

"El sueño de la marca de ropa siempre estuvo presente en mi (...) pero nunca se había dado la oportunidad y cuando surgió la pandemia dije 'es ahora o nunca'", explicó.

Así, mientras trabaja en sus próximo lanzamientos, Sulca confecciona faldas, tops y otros artículos que ha personalizado con frases de sus canciones más conocidas, como aquella que dos años atrás marcó un antes y un después en su carrera musical: "No me pidas La Tetita, que ya fue".

ORGULLOSAS RAÍCES ANDINAS

Fue en enero de 2019 cuando la joven decidió plasmar su nueva faceta musical con el lanzamiento del reguetón "Eso ya fue", un tema de estilo urbano donde pasaba página a los huaynos "La Tetita" y "Cerveza, cerveza".

Con el estreno de ese nuevo sencillo, donde dice "no me pidas La Tetita, que ya fue", la artista decidió ocultar temporalmente de su canal de Youtube sus éxitos infantiles para darse una oportunidad en la música urbana.

"Solo fue una estrategia" para que a "la gente nueva que me busque le salga lo más reciente que esté haciendo" pero "mucha gente lo tomó de mala manera, como si estuviera avergonzada de mis raíces", lamentó.

En ese sentido, la cantante negó haber renegado nunca de sus orígenes y citó como ejemplo 'Mi Tierra' (2018), un sencillo donde ensalza las costumbres andinas como Ayacucho, la región del sur de los Andes peruanos de donde procede su familia.

Antes de ello, la peruana ya había probado con música más comercial e intercaló temas propios con versiones de éxitos internacionales como 'Like a virgin', de Madonna, o 'Explosión', una recreación electrónica del 'Wrecking Ball' de Miley Cyrus.

Carla Samon Ros

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.