Senadores anuncian acuerdo sobre reforma de armas, financiación de salud mental y seguridad escolar

·4  min de lectura

Los miembros del Senado involucrados en negociaciones bipartidistas sobre el tema de la reforma de la ley de armas en respuesta a una reciente serie de tiroteos masivos anunciaron que llegaron a un acuerdo el domingo.

La noticia de las disposiciones la publicó por primera vez The Washington Post el domingo por la mañana, y la confirmó en Twitter el principal negociador demócrata, Chris Murphy, poco antes del mediodía (hora del Este).

La legislación incluirá una expansión de las verificaciones de antecedentes para las personas menores de 21 años que incluya una búsqueda en los registros de justicia juvenil, así como un programa de subvenciones federales que alentará a los estados a aprobar leyes de bandera roja. Dichas leyes permiten a los miembros de la familia o a las fuerzas del orden presentar peticiones ante los tribunales para restringir temporalmente que ciertas personas posean armas de fuego. También prohíbe a los condenados por abuso doméstico poseer un arma de fuego.

Otras disposiciones del acuerdo incluyen “miles de millones” en fondos para programas de tratamiento de salud mental y esfuerzos para mejorar la seguridad en las escuelas de todo el país, según el senador, así como un lenguaje destinado a combatir el tráfico de armas de fuego.

Aprobar cualquier legislación en el Senado dividido a partes iguales es una batalla cuesta arriba, y las leyes de armas son un tema en el que los republicanos no se han comprometido en el pasado. Pero el hilo de Twitter de Murphy el domingo informó que el equipo negociador había asegurado los compromisos de 10 republicanos para votar por el proyecto de ley, apoyo necesario para superar una maniobra de filibusterismo (u obstrucción parlamentaria).

“¿Hará este proyecto de ley todo lo que necesitamos para poner fin a la epidemia de violencia armada en nuestra nación? No. Pero es un progreso real y significativo. Y rompe un atasco de 30 años, demuestra que los demócratas y los republicanos pueden trabajar juntos de una manera que en verdad salve vidas”, escribió Murphy.

“Elaborar esta ley y aprobarla en ambas cámaras no será fácil. Tenemos un largo camino antes de que esto llegue al escritorio del presidente. Pero con su ayuda y activismo, podemos lograrlo. Esta vez, el fracaso no puede ser una opción”, agregó el demócrata de Connecticut, lugar de la masacre de Sandy Hook en 2012.

John Cornyn, el principal senador republicano de Texas y principal negociador republicano en las conversaciones, no dio comentarios de inmediato. Cornyn está muy alineado con el liderazgo del Partido Republicano en el Senado, por lo que su apoyo al proyecto de ley sería un paso importante, incluso sin la promesa férrea de otros nueve republicanos de votar a favor. The Independent se comunicó con la oficina de Cornyn para obtener comentarios.

Algunas señales de apoyo provinieron del principal republicano del Senado, Mitch McConnell, quien emitió una declaración para elogiar los esfuerzos de Murphy y Cornyn sin afirmar de forma abierta que votaría a favor de la legislación.

Las disposiciones anunciadas en la ley van más allá de lo que habían indicado los informes de los medios que detallaban las conversaciones hasta el momento. Hasta ahora, muchos esperaban un acuerdo potencial (si es que surgiera) para centrarse en el programa de subvenciones para las leyes de bandera roja a nivel estatal sin profundizar en más restricciones sobre la propiedad de armas de fuego.

Sin embargo, no llega tan lejos como quieren los activistas contra la violencia armada o la Casa Blanca. El esfuerzo por prohibir la propiedad de rifles de asalto entre los menores de 21 años no se incluyó en el proyecto de ley, ni tampoco los esfuerzos por prohibir los cargadores de alta capacidad o ampliar las verificaciones de antecedentes para cerrar el llamado ]”vacío legal de la exhibición de armas”, que se refiere a vendedores de armas de fuego privados (sin licencia) que pueden evadir las verificaciones de antecedentes de sus compradores.

Muchos también querían que las armas de estilo asalto como el AR-15, cuyos derivados se usaron en las recientes masacres de Uvalde y Búfalo, se prohibieran por completo en los mercados civiles. Se ha descrito que los rifles semiautomáticos de alta potencia causaron una carnicería absoluta, sobre todo en el tiroteo en la escuela en Texas, pues empeoró las lesiones y aumentó el número de víctimas.

Sin embargo, si se aprueba en el Senado con 10 o más votos republicanos, representará la legislación de reforma de armas más significativa que se aprueba en el Congreso (al suponer que se apruebe en la Cámara) en más de una década.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.