Anuncios

Senado confirma a oriunda de Hialeah y a sobrino de Braman como jueces federales en Miami

Una ex fiscal que creció en Hialeah fue confirmada el martes por la mañana como jueza federal por el Senado federal para cubrir una de los tres plazas judiciales vacantes desde hace tiempo en el Distrito Sur de la Florida, una de las regiones con más casos penales y civiles del país.

Jacqueline Becerra, confirmada por 56 a 40 en en el Senado, es como juez de de instrucción en el tribunal federal de Miami. Graduada de la Universidad de Miami y la Facultad de Derecho de la Universidad de Yale, Becerra fue fiscal federal en Miami y anteriormente fue socia del bufete de abogados Greenberg Traurig.

El martes por la tarde, el Senado confirmó 64 a 33 a otro ex fiscal, David Leibowitz, que trabajó en la fiscalía federal en Manhattan antes de ser asesor jurídico legal del imperio automovilístico de su tío, Braman Motors, con sede en Miami.

Se espera que el Senado confirme a finales de esta semana el nombramiento de una tercera ex fiscal, Melissa Damián, quien trabajó en la fiscalía federal antes de ejercer como jueza de instrucción en Miami.

La incorporación de los tres nuevos jueces federales ayudará a hacer frente a una exigente carga de trabajo en el Distrito Sur, donde cada juez supervisa un promedio de 1,085 casos penales y civiles al año, dos veces y media el promedio nacional, según la Oficina Administrativa de los Tribunales de Estados Unidos.

“Es lamentable, porque ejerce dos veces y media más presión sobre los jueces actuales y superiores del Distrito Sur que sobre otros del resto del país”, dijo Carl Tobas, profesor de Derecho de la Universidad de Richmond , experto en nombramientos judiciales. “Están ahogándose... En cuanto a los litigantes, sus casos se están retrasando, especialmente los civiles”.

Retraso en la Florida

Los tres candidatos del sur de la Florida fueron nominados por el presidente Joe Biden en noviembre, a finales de su primer mandato, el resultado de que su administración demócrata impulsara un cruce de nominaciones judiciales en estados con dos senadores demócratas o un senador demócrata y un senador republicano.

En la Florida, Biden tardó más de lo habitual debido a la formidable influencia de dos senadores republicanos, Marco Rubio en Miami y Rick Scott en Tampa, según expertos judiciales.

Como senadores, tienen el poder de respaldar o bloquear a los candidatos judiciales en el proceso de confirmación. En el caso de Rubio, el senador más veterano respaldó la nominación de Leibowitz, gracias en parte a la política. Su tío, Norman Braman, donó entre $5 millones y $10 millones a la campaña presidencial de Rubio en 2016, según muestran los registros.

Becerra y Damián actualmente son jueces de instrucción federales en el sur de la Florida, un lugar conocido por manejar casos prominentes. Becerra supervisa actualmente un caso relacionado con el homicidio del presidente haitiano Jovenel Moïse.

Las raíces cubanas de Becerra

Becerra, de 53 años, tiene profundas raíces en las comunidades de Miami-Dade y cubanoamericana.

“Mis padres llegaron a Estados Unidos después de la revolución cubana”, dijo Becerra en una entrevista con el Colegio Federal de Abogados en 2021. “No se les dieron las oportunidades de estudiar, así que simplemente trabajaron y crearon una familia. Terminaron criando a cuatro mujeres con educación universitaria. Me inculcaron la creencia de que incluso una chica cubanoamericana de Hialeah podía alcanzar las metas que se propusiera”.

Leibowitz, abogado corporativo en Miami durante la última década, estaba en una lista corta de candidatos para ser nominados por el ex presidente Donald Trump, pero no fue nombrado para la judicatura federal antes de que Trump perdiera ante Biden en las elecciones de 2020.

Cuando Leibowitz recibió el visto bueno de Biden en noviembre, un funcionario de la Casa Blanca subrayó que se basaba en sus cualificaciones, no en sus relaciones, calificándolo de “candidato altamente calificado”.

“Tiene amplias credenciales, incluido un doctorado en jurisprudencia por la Universidad de Pennsylvania y un doctorado por la London School of Economics. Leibowitz ha trabajado a nivel estatal durante 15 años, desde Rhode Island hasta Massachusetts y Nueva York”, dijo el funcionario de la Casa Blanca.

Líderes negros molestos

La selección de Biden de Becerra, Leibowitz y Damián —todos con credenciales de la Ivy League— dejó a los líderes de la comunidad negra decepcionados con su decisión de no seleccionar a uno de los candidatos negros para las tres vacantes judiciales federales en el sur de la Florida. Entre ellas: la plaza que dejó vacante en enero de 2023 el fallecimiento de la jueza federal de distrito en Miami Marcia Cooke, la primera mujer negra nombrada a la judicatura federal en la Florida.

La juez federal Marcia Cooke, del Distrito Sur de la Florida, falleció en enero de 2023.
La juez federal Marcia Cooke, del Distrito Sur de la Florida, falleció en enero de 2023.

Sin embargo, el reciente traslado del juez de distrito Robert Scola ha creado otra vacante en Miami que es probable que sea cubierta por un candidato negro, incluyendo uno que estaba en la lista corta de nominados recomendados por los paneles de nominación republicano y demócrata en el sur de la Florida. La principal candidata para ocupar la vacante de Scola es Detra Shaw-Wilder, abogada negra del bufete Kozyak Tropin & Throckmorton, con sede en Miami, que participó en la obtención de un acuerdo de conciliación para las familias de las víctimas del derrumbe del edificio de Surfside.

La representante federal Frederica Wilson, demócrata negra que representa a Miami, dijo en un comunicado que estaba “decepcionada” por la decisión de Biden de no designar a una mujer negra para ocupar el puesto de Cooke.

“Para muchos, es como si la administración hubiera pasado por alto los deseos de la comunidad negra y los retos y disparidades que enfrentamos en el sistema judicial”, dijo Wilson en noviembre. “Espero que la administración cumpla su promesa de promover la causa de la justicia, la igualdad y las oportunidades para todos. A medida que se vayan produciendo vacantes judiciales, seguiré colaborando con la Casa Blanca y les exigiré que cumplan su compromiso de dar prioridad al nombramiento de mujeres negras para la judicatura federal”.

La Judicial Diversity Initiative, una coalición de colegios de abogados negros, también hizo pública una declaración en la que se hacía eco de la frustración de Wilson. “Esta decepción se profundiza por el hecho de que la Casa Blanca parece haber pasado por alto a múltiples, cualificadas y bien consideradas abogadas y juezas negras en el Distrito Sur”, reza el comunicado, firmado por ocho abogados.

Biden, que en 2022 nominó a la primera mujer negra de la historia para la Corte Suprema de Estados Unidos —seleccionando a Ketanji Brown Jackson, quien creció en Miami— tendrá otra oportunidad de nombrar a un nuevo juez para el tribunal federal de Miami.