Una semana después de su arresto, Joe Martínez asiste a la reunión de la Comisión. ‘Tengo que hacer mi trabajo’

·3  min de lectura

Enfrentando una posible suspensión por parte del gobernador de la Florida, un sonriente comisionado de Miami-Dade Joe Martínez tomó asiento en la cámara el jueves por primera vez desde su arresto del 30 de agosto por cargos de delito grave.

“Tengo que hacer mi trabajo”, dijo Martínez mientras descendía por la escalera mecánica desde su oficina de la comisión hasta la Cámaras poco antes de las 5 p.m. “Vine a hacer mi trabajo”, repitió en español.

El republicano de segundo mandato entró en la cámara de la comisión minutos antes de la primera audiencia del presupuesto del condado, un evento nocturno que suele atraer a una de las mayores multitudes de cualquier reunión del año. No quiso referirse a los cargos penales que se le imputan, alegando asesoramiento jurídico. .

“Soy un soldado, y cuando mi general me diga que puedo hablar, lo haré”, dijo mientras se dirigía al asiento de cuero azul al borde del estrado de la comisión. Cuando se le preguntó quién era su general, Martínez respondió: “Los abogados. Ya lo saben”.

Martínez, de 64 años, enfrenta cargos por aceptar compensaciones ilegales después de que los fiscales le acusaran de presentar una legislación en 2017 para ayudar a un empresario que pagó al comisionado $15,000. Martínez negó los cargos y dijo que es inocente.

El gobernador Ron DeSantis dijo el miércoles a los periodistas: “Habrá un nuevo comisionado”. Dijo que su administración ha recibido nombres de posibles candidatos para reemplazar temporalmente a Martínez como comisionado del Distrito 11.

El comisionado Joe Martínez, a la derecha, habla con el comisionado José Díaz, a la izquierda, y otros antes de la primera audiencia del presupuesto del Condado Miami-Dade el jueves 8 de septiembre de 2022, en el Stephen P. Clark Government Center en el downtown de Miami.
El comisionado Joe Martínez, a la derecha, habla con el comisionado José Díaz, a la izquierda, y otros antes de la primera audiencia del presupuesto del Condado Miami-Dade el jueves 8 de septiembre de 2022, en el Stephen P. Clark Government Center en el downtown de Miami.

Martínez, teniente de Policía retirado, entró en lo que sería su última reunión como comisionado si el gobernador lo suspende antes que la junta se reúna la próxima vez para la votación final del presupuesto el 20 de septiembre.

Los gobernadores pueden suspender a los funcionarios de los condados arrestados por delitos graves. Los gobernadores también tienen el poder de suspender por presunta mala conducta en el cargo, como DeSantis hizo con cuatro integrantes de la Junta Escolar en el Condado Broward y el fiscal electo del Condado Hillsborough.

Una persona designada por DeSantis prestaría servicio durante la duración de la suspensión, a la que el gobernador pudiera poner fin en cualquier momento o pudiera concluir con una votación del Senado de la Florida para reintegrar a Martínez o destituirlo del cargo. En caso de que el Senado vote para destituir a Martínez, eso crearía una vacante permanente que la Comisión llenaría entonces con una selección especial o un nombramiento.

Martínez regresó a la cámara y abrazó a varios empleados del condado, cabilderos y funcionarios electos, incluida la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava. Los dos hablaron brevemente fuera del alcance del oído en el estrado antes de las votaciones preliminares de la noche sobre el plan de gastos de la alcaldesa de $10,000 millones. “Le dije que me alegraba de verlo”, dijo Levine Cava después.

Vestido con un traje de tres piezas, Martínez posó del brazo para una foto con el presidente José “Pepe” Díaz y la recién reelegida comisionada del Distrito 8, Danielle Cohen Higgins. En un breve intercambio con Jorge Luis López, el cabildero pareció ofrecer palabras de aliento a Martínez.

Martínez respondió: “Siempre. Siempre. En alto”.