Anuncios

Seis Naciones: Irlanda superó a Gales, avanza en piloto automático y se acerca a otro título

Tadhg Beirne recibe la felicitación de sus compañeros; Irlanda venció a Gales y sigue con paso firme en el Seis Naciones
Tadhg Beirne recibe la felicitación de sus compañeros; Irlanda venció a Gales y sigue con paso firme en el Seis Naciones - Créditos: @Peter Morrison

Otro partido, otra victoria contundente de Irlanda. Sin demasiado esplendor, sin una abrumadora superioridad, pero también sin sufrir ni ver en riesgo en ningún momento el triunfo, y dio un paso más camino a la defensa del título del Seis Naciones. Como si andara en piloto automático, Irlanda superó a Gales 31-7 en el Aviva Stadium de Dublín. Un éxito incuestionable, pero esforzado, a partir de la furiosa defensa que opuso el orgulloso y joven conjunto dirigido Warren Gatland.

El campeón defensor sumó así su tercer triunfo en tres partidos, prolongó su invicto en el certamen a once encuentros -igualan el récord de Inglaterra de 2017- y llega con la confianza por las nubes al duelo ante los ingleses en Twickenham, el próximo 9 de marzo. De esta manera, Irlanda suma 15 unidades y aventaja por 6 a Escocia, su más inmediato perseguidor, que en el segundo de turno de este sábado le ganó a Inglaterra por 30 a 21.

Debió luchar hasta la última acción del partido para conseguir el punto bonus, un premio merecido que reflejó la superioridad global de Irlanda, pero un castigo injusto al esfuerzo de Gales, un equipo en pleno proceso de recambio repleto de jugadores que recién comienzan a sumar experiencia.

Ryan Baird es tackleado por el galés Dafydd Jenkins
Ryan Baird es tackleado por el galés Dafydd Jenkins - Créditos: @PAUL FAITH

De hecho, al inicio del segundo tiempo el Dragón Rojo consiguió ponerle suspenso al desenlace. Un try-penal concedido por el árbitro Andrea Piardi, el primer italiano en dirigir en el Seis Naciones, le costó la amarilla a Tadhg Beirne y dejó el encuentro 17-7. Con uno más, Gales se animó y, con sus limitadas armas (juego a un pase pegado a las formaciones) merodeó el in-goal rival. Dos veces estuvo a centímetros de cruzar la línea, lo que habría dejado el partido a tiro, pero Irlanda demostró allí que también tiene en la defensa a uno de sus pilares que permiten catalogarlo como máximo favorito al título y aguantó la embestida.

El try del fullback Ciaran Frawley, en su primera titularización (tercer cap) a 12 minutos del final terminó por sentenciar la historia y frustró un poco al equipo galés, que bajó un poco las manos y cedió otra conquista sobre el final. Frawley llegó al try luego de una jugada que se inició con un line-out en franco ataque, al igual que había ocurrido con los dos tries que había apoyado Irlanda en el primer tiempo (el primero del hooker Dan Sheehan y el segundo del wing James Lowe).

Calvin Nash ataca y Rio Dyer defiende; buen triunfo de Irlanda sobre Gales
Calvin Nash ataca y Rio Dyer defiende; buen triunfo de Irlanda sobre Gales - Créditos: @PAUL FAITH

Esto refleja cómo se gestó la victoria verde. Con mucho trabajo y esfuerzo, ganando las pequeñas batallas y dominando al rival con posesiones largas e imponiéndose en el contacto pese a no poder conseguir quiebres. Sólo la conquista de Beirne ya con el tiempo cumplido con Gales resignado consiguió algo de inercia.

Para destacar la encomiable entrega del equipo de Gales, lo que le permitió, aun con muchas más limitaciones, mantenerse en partido y contribuir a brindar un buen espectáculo. De haber sido más preciso en las formaciones fijas (perdió dos line-outs y tres scrums propios) y de haber tenido mejor control de la pelota podría haberse ilusionado con una actuación épica.

Después de un nuevo fin de semana de descanso, el último del certamen, Irlanda visitará a Inglaterra en Twickenham, un partido que puede dejarlo a las puertas de un nuevo Grand Slam (define ante Escocia en casa). Irlanda llega en piloto automático. No se puede confiar, pero cuando pisa el acelerador está un escalón por encima del resto.

La síntesis

Irlanda: Ciaran Frawley; Calvin Nash, Robbie Henshaw, Bundee Aki y James Lowe; Jack Crowley y Jamison Gibson-Park; Josh van der Flier, Caelan Doris y Peter O’Mahony; Tadhg Beirne y Joe McCarthy; Tadhg Furlong, Dan Sheehan y Andrew Porter.

Entrenador: Andy Farrell.

Cambios: ST 10m, Jack Conan por Van der Flier; 14, James Ryan por McCarthy, Ryan Baird por O’Mahoney, Ronan Kelleher por Sheehan y Oli Jager por Furlong; 26, Stuart McCloskey por Nash; 30, Conor Murray por Gibson Park; 31, Cian Healy por Porter.

Gales: Cameron Winnett; Josh Adams, George North, Nick Tompkins y Rio Dyer; Sam Costelow y Tomos Williams; Tommy Reffell, Aaron Wainwright y Alex Mann; Adam Beard y Dafydd Jenkins; Kieron Assiratti, Elliot Dee y Gareth Thomas.

Entrenador: Warren Gatland.

Cambios: ST 10m, Dillon Lewis por Assiratti; 14, Will Rowlands por Beard y Mackenzie Martin por Mann; 16, Mason Grady por Adams; 19, Corey Domachowski por Thomas y Ryan Ellias por Dee; 26, Kieran Hardy por Williams; 27, Thomas por Domachowski; 32, Ioan Lloyd por Cosetlow (temporario); 35, Lloyd por Winnett.

PT: 7m, penal de Crowley (I); 21 y 33, goles de Crowley por tries de Sheehan y Lowe (I).

ST: 3m, try-penal (G); 28 y 42, goles de Crowley por tries de Frawley y Beirne (I).

Amonestados: 3m, Beirne (I); 35, Ryan (I).

Estadio: Aviva Stadium, Dublín, Irlanda.

Árbitro: Andrea Piardi (Italia).