Anuncios

Sede del US Open acoge afamado show canino

NUEVA YORK (AP) — Están en su mejor momento y entrenados para perseguir pelotas de tenis. Así que quizás es totalmente natural que unos 3.000 perros de primer nivel se reúnan en los terrenos del Abierto de Tenis de Estados Unidos, en donde el sábado inició la competencia canina del Westminster Kennel Club.

Es una nueva sede para el evento de casi 150 años, que ya está de regreso en la ciudad de Nueva York después de una temporada de dos años en los suburbios debido a la pandemia.

Al iniciar la exhibición el sábado con competencias de agilidad y otros eventos, surgieron un par de sorpresas, aunque ninguna falta.

Se escuchaban ladridos y no el impacto de las pelotas de tenis, a lo largo de las 16 hectáreas (40 acres) del Centro Nacional de Tenis Billie Jean King de la USTA. El tradicional césped verde de Westminster se desenrolló en el estadio Arthur Ashe para los veloces competidores de cuatro patas.

En la Plaza Sur se montó una piscina con 102.200 litros (27.000 galones) de agua para una demostración de salto de perros.

“Es medio extraño verlos de un lado a otro en un lugar en donde no sueles ver perros”, dijo la espectadora Haili Menard mientras observaba el salto de perros para seleccionar ejemplares para su dálmata en Bristol, Connecticut. Menard ha ido al Abierto de Estados Unidos, pero nunca a una exhibición Westminster.

“El entorno hace destacar lo deportivo”, agregó.

Desde la plataforma cubierta de césped artificial, Fletcher, un malinois, se echó un clavado. Su dueña, Janine Wech, prontamente lo inscribió a la primera exhibición de salto al agua en el show más ilustre del reino canino de Estados Unidos.

“De otra forma nunca vamos a llegar a Westminster”, dijo Welch, de Schellsburg, Pensilvania. Cuando Fletcher no está saltando al agua ni practicando otro deporte, trabaja detectando ácaros.