Anuncios

Scholz viaja a Washington en busca de una señal clara sobre Ucrania

El canciller alemán Olaf Scholz aborda un avión en el sector militar del aeropuerto Berlín Brandemburgo para volar a Estados Unidos, jueves 8 de febrero de 2024. (Michael Kappeler/dpa via AP)

BERLÍN (AP) — El canciller alemán Olaf Scholz pidió mayor ayuda de Estados Unidos y Europa para Ucrania al partir hacia Washington, declarando que era hora de enviar al presidente ruso Vladímir Putin "una señal muy clara” de que Occidente no cederá en su ayuda a Kiev.

Scholz se reunirá con legisladores en las próximas horas y con el presidente Joe Biden el viernes. La ayuda a Ucrania quedó paralizada en el Senado cuando los republicanos bloquearon un paquete bipartidista que incluía también fondos para la frontera y luego no pudieron unirse en torno a un plan sobre la ayuda a Kiev.

Scholz no habló de ello en un mensaje a la prensa antes de su partida, ni aceptó preguntas. Dijo que un asunto crucial ahora es “cómo Europa, pero también Estados Unidos, pueden perpetuar el apoyo a Ucrania”.

“Lo que se ha comprometido hasta ahora en Europa y lo que han prometido las decisiones del Congreso estadounidense no basta”, dijo. “Por eso debemos hallar la manera de que todos juntos hagamos algo más”.

Alemania está elevando la ayuda a Ucrania este año, con un plan de enviar más de 7.000 millones de euros (7.500 millones de dólares) para armas a pesar de una crisis presupuestaria interna. Ha enviado armamento de defensa antiaérea, tanques y camiones blindados desde que comenzó la invasión rusa y ahora es el segundo proveedor después de Washington.

Los gobernantes de la Unión Europea, de la cual Alemania es el país más poblado, aprobaron enviar 50.000 millones de Euros a Ucrania para apuntalar su economía.

Berlín está haciendo “un aporte muy grande, pero no bastará por sí solo si no viene apoyo suficiente de todas partes”, dijo Scholz. “Ahora es el momento de que hagamos lo necesario: darle a Ucrania los medios para defenderse y al mismo tiempo enviar al presidente ruso una señal muy clara: la señal de que no espere que cejemos en nuestro apoyo”.