Anuncios

Scholz promete que no se recortará el estado social en Alemania por crisis presupuestaria

Berlín, 9 dic (EFE).- El canciller alemán, Olaf Scholz, prometió hoy que no habrá recortes del estado social en Alemania debido a la crisis presupuestaria desencadenada por un fallo del Tribunal Constitucional, que ha dejado un agujero de al menos 17.000 millones de euros para 2024.

"Está claro, no habrá recortes del estado social en Alemania", afirmó en el congreso federal del Partido Socialdemócrata (SPD) que arrancó ayer viernes en Berlín.

El canciller criticó que reaparece regularmente la controversia de si el problema de la sociedad es un "estado social demasiado abundante", en referencia al punto de vista de sus socios de coalición liberales.

"Yo os quiero decir que yo no lo veo así", recalcó.

El canciller reconoció que ponerse de acuerdo con verdes y liberales para lograr poner en pie los presupuestos de 2024 tras el varapalo del Constitucional es "una tarea muy difícil".

A pesar de ello, quiso "transmitir confianza" en que, según señaló, "lo conseguiremos". "Hay que asegurar un gran futuro para nuestro país", remachó.

En línea con su partido, Scholz defendió mantener el incremento de las ayudas sociales para 2024, tal y como estaba previsto, así como las inversiones en la transformación industrial para "desencadenar el potencial económico" del país y en la lucha contra el cambio climático.

Los socios de coalición liberales reclaman recortes en estos ámbitos para poder poner en pie los presupuestos sin necesidad de incurrir en más deuda, una cuestión por la que las negociaciones entre el tripartito no ha avanzado hasta ahora según lo previsto.

Los co-líderes del SPD que fueron reelegidos ayer para otros cuatro años, Saskia Esken y Lars Klingbeil, apoyan abiertamente la suspensión del freno de la deuda de cara a 2024 y son partidarios además de las subidas de impuestos para evitar recortes del gasto social.

Además, se aprobó una moción para reformar el freno de la deuda.

"El freno de la deuda se ha convertido en un riesgo para el bienestar en nuestro país", dijo el co-líder Lars Klingbeil en su defensa de la moción."Mientras otros ponen el turbo al futuro, nosotros en Alemania estamos tirando del freno de mano", agregó.

(c) Agencia EFE