Scholz: Chile es un "socio deseado" para avanzar hacia la transición verde

·3  min de lectura

Santiago de Chile, 30 ene (EFE).- El canciller alemán, Olaf Scholz, dijo este lunes que Chile es un "socio deseado" para avanzar hacia la transición verde y que podría ayudar a Alemania a consolidar su independencia del gas y el petróleo rusos.

"Chile ofrece todo lo que se necesita para la transición hacia energías renovables (...) Aprovechar este potencial es una de las razones por las que mi primer viaje a América Latina me ha traído a Chile", indicó el canciller en un encuentro en Santiago con empresarios chilenos y alemanes.

Scholz, quien llegó el domingo procedente de Argentina y partirá este mismo lunes a Brasil, alabó el compromiso de Chile con las energías renovables y aseguró que su Gobierno "apoyará" al país en ese sentido, sobre todo en la producción del hidrógeno verde.

"Las condiciones aquí (en Chile) son de las mejores en el mundo para la producción del hidrógeno verde", apuntó.

Con 4.200 kilómetros de costa, Chile posee una gran variedad de climas y una diversa orografía, que va desde el Desierto de Atacama en el norte a frondosos bosques y zonas glaciares en el sur.

Chile es uno de los países pioneros en el impulso del hidrógeno verde, considerado el "el combustible del futuro" porque es una potente fuente de energía que podría llegar a sustituir a los fósiles.

Hasta ahora no se ha utilizado masivamente por su costosa producción -hay que aislar sus átomos a través de un proceso llamado electrólisis-, aunque cada vez son más los países que están tratando de abaratar los procesos.

Scholz animó a Chile a seguir apostando por el hidrógeno verde no solo para avanzar hacia la transición sino también para diversificar la economía del principal productor de cobre del mundo.

"La diversificación es muy importante en estos momentos para nuestras economías. Eso es lo que nos ha enseñado la pandemia, los problemas en las cadenas de suministros y las consecuencias de la guerra de agresión rusa contra Ucrania", afirmó.

El canciller alemán explicó además que la guerra en Ucrania obligó a Alemania a "liberarse totalmente de la dependencia del gas, el petróleo y el carbón rusos" y a "acelerar el desarrollo de las energías renovables".

"Estamos construyendo a marchas forzadas las infraestructuras necesarias y estamos creando las primeras cadenas de suministros de hidrógeno verde en el mundo", apuntó.

El objetivo de Alemania es generar en 2030 el 80 % de su demanda de electricidad a partir de energías renovables y funcionar de forma totalmente neutral a mediados de la década de los 40, de acuerdo a Scholz, quien en su reunión del domingo con el presidente chileno, Gabriel Boric, le invitó a formar parte del llamado "Club del Clima".

"Me alegro enormemente de que el presidente Boric haya aceptado mi invitación", destacó.

Lanzado en Berlín el pasado diciembre durante la cumbre del G7, el club busca introducir más rápidamente en el mercado materias primas respetuosas con el clima y mejorar las oportunidades para ellas en todo el mundo.

El comercio entre Chile y Alemania creció en 2021 hasta los 4.023 millones de dólares, según datos del Gobierno chileno.

Chile exportó 1.076 millones de dólares al país europeo, principalmente cobre, madera y frutos secos, mientras que importó de Alemania 2.947 millones, en especial medicamentos y vehículos.

(c) Agencia EFE