Anuncios

Scholz y Aliyev apuestan por la cooperación energética entre la UE y Azerbaiyán

Berlín, 14 mar (EFE).- El canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, reiteraron este martes su apuesta por la cooperación en materia energética entre el país del Cáucaso y la Unión Europea (UE), que según el líder germano puede "reforzar la seguridad energética" del continente.

Azerbaiyán es un socio "de importancia creciente" en este sector, dijo Scholz en una comparecencia conjunta en Berlín en la que destacó que, más allá de las exportaciones de crudo y de gas, Azerbaiyán posee potencial como futuro exportador de energía verde.

Aliyev, por su parte, destacó el rápido crecimiento de las exportaciones de gas a Europa desde el inicio de la guerra de Ucrania, que ascendieron de 8.000 millones de metros cúbicos en 2021 a 12.000 millones previstos para este año.

Recordó que conforme a la declaración de intenciones firmada el año pasado con la UE, el objetivo de cara a 2027 es alcanzar los 20.000 millones de metros cúbicos.

Azerbaiyán ya suministra gas a Grecia, Bulgaria e Italia, a partir de este año proveerá a Rumanía y Hungría y ha recibido peticiones de República Checa, Montenegro y Croacia, entre otros, subrayó su presidente.

Aliyev destacó la importancia de firmar "contratos multianuales" en este sentido para poder "armonizar" las distintas exportaciones de energía y subrayó la importancia que cobrarán en un futuro las energías renovables en el país caucásico, citando a modo de ejemplo que tan sólo en el mar Caspio se pueden producir 175.000 millones de gigavatios a partir del viento.

Pese a la sintonía demostrada en materia económica, Scholz y Aliyev no manifestaron una concordancia similar en cuestiones políticas.

"En Alemania creemos que una sociedad civil viva forma parte de la democracia y es algo que beneficia a todos, es un tema del que también hemos hablado", declaró Scholz en una alusión indirecta a las violaciones de derechos humanos denunciadas por activistas y opositores de Azerbaiyán.

El canciller alemán también reiteró su condena a la invasión rusa de Ucrania y a la "flagrante ruptura" que supone del derecho internacional, pero la expresó únicamente a título personal y sin que Aliyev se manifestase al respecto.

En relación a la situación del enclave del Alto Karabaj, disputado por Azerbaiyán y Armenia, Scholz expresó su preocupación por la situación "inestable" en la frontera, la situación humanitaria sobre el terreno y el peligro de otra escalada militar.

"El fin pacífico del conflicto debe basarse tanto en la integridad territorial de Armenia como en la de Azerbaiyán. De ello forma parte la seguridad de la población en el Karabaj y que se cumplan los derechos humanos y de las minorías de todos los residentes de ambos países", afirmó.

Aliyev, por el contrario, ensalzó las hostilidades de 2021 a las que se refirió como "guerra patriótica" que permitió a Azerbaiyán "recuperar la dignidad y la integridad territorial en el campo de batalla" y obligar a Armenia a abandonar "su territorio".

Armenia debe reconocer su derrota y aceptar que el Karabaj es una "parte integral de Azerbaiyán" aseguró, para señalar después que "es hora de que haya paz" y expresar la esperanza de que Ereván "no deje pasar la oportunidad".

(c) Agencia EFE