Sandy Alcántara cobra su revancha contra los Dodgers de manera impresionante

·2  min de lectura

Sandy Alcántara cobró su revancha. Después de ceder en la peor manera posible dentro de una temporada magnífica en el choque anterior contra los Dodgers, el derecho dominicano hizo los ajustes necesarios para imponerse en el segundo enfrentamiento efectuado en la gira de los californianos por Miami en trabajo de ruta completa en el loanDepot park.

El único que pudo descifrar el enigma de Alcántara fue el inmenso Mookie Betts, quien le conectó un cuadrangular en la tercera entrada, pero después de ese error el astro del pitcheo de los peces estuvo magnífico en ruta a un triunfo 2-1 sobre uno de los conjuntos favoritos para ganar la Serie Mundial.

La última vez que se vieron el domingo pasado en Los Angeles, Alcántara permitió la mayor cantidad de carreras en el 2022: seis, con 10 imparables, para llevarse su sexto fracaso de la contienda, mientras corrían rumores de que los locales -de alguna manera- habían encontrado la manera de leer los signos que revelaban las secuencias de pitcheo del quisqueyano.

En esta ocasión, salvo Betts, nadie pudo leer mucho o nada de Alcántara, quien luego de ese cuadrangular, solo permitió dos imparables de Trea Turner -uno de ellos un doble-, pero silenció al resto de una alineación poderosa e inteligente, como bien lo demostró el viernes en la noche.

Lo de Betts, uno de los mejores bateadores de las Grandes Ligas, es realmente notable, porque el viernes fue el verdugo total de los Marlins con un par de cuadrangulares y doble que remolcaron cuatro carreras antes de que los Dodgers abrieran el choque en el noveno.

De apertura en apertura, Alcántara -recientemente reafirmó su compromiso de participar con Dominicana en el Clásico Mundial- sigue logrando argumentos para mantenerse en la conversación del Cy Young en la Liga Nacional y nadie duda de que se ha convertido en uno de los mejores lanzadores de todo el béisbol.

Como casi siempre, Alcántara contó con muy poco apoyo ofensivo de su equipo que facturó la del empate en el cuarto episodio con un doble de Brian Anderson en una jugada que terminó con el jardinero de Miami expulsado, cuando el árbitro determinó que había sacado el pie de la almohadilla y esto provocó una discusión.

La de la victoria llegaría en el sexto y de manera irónica, con cierta ayuda de Anderson en ausencia, porque Jared Encarnación, quien vino a patrullar la pradera derecha en su sustitución, pegó un sencillo que se combinaría con un error de los Dodgers para que Joey Wendle anotara la rayita que puso números definitivos al encuentro.

A pesar del dominio -con 10 ponches en el encuentro- de Alcántara, los Dodgers montaron una amenaza en la novena entrada al llenar las bases con dos outs, pero el dominicano dominó a Joey Gallo para apuntarse su 12da victoria de la temporada.