Anuncios

San Francisco 49ers: La maldición de 30 años sin título tras caer en el Super Bowl LVIII ante los Chiefs

Kyle Juszczyk y los San Francisco 49ers perdieron por segunda ocasión el Super Bowl ante los Kansas City Chiefs. En ambas ocasiones tuvieron ventaja en el cuarto cuarto. (AP Foto/Eric Gay)
Kyle Juszczyk y los San Francisco 49ers perdieron por segunda ocasión el Super Bowl ante los Kansas City Chiefs. En ambas ocasiones tuvieron ventaja en el cuarto cuarto. (AP Foto/Eric Gay)

Una vez más, los San Francisco 49ers se quedaron en la orilla, tras la devastadora derrota por 25-22 ante los Kansas City Chiefs en el Super Bowl LVIII, extendiendo a 30 años la agonía de un equipo que parecía destinado a ser el que más Trofeos Lombardi tendría en su vitrina a mediados de los 1990.

La derrota en tiempo extra, en la que una serie de jugadas marginales en contra marcaron la diferencia, es un capítulo más en lo que parece una maldición desde su último campeonato en la temporada 1994.

La suerte le da la espalda a los 49ers

En esta ocasión más que otras, los Niners pueden señalar cualquiera de un puñado de jugadas para ver la diferencia entre el título y quedarse una vez más con las manos vacías.

El momento más claro fue en el cuarto cuarto, cuando el punto extra después del pase de touchdown de Brock Purdy a Jauan Jennings fue bloqueado. En caso de haber convertido, les hubiera dado ventaja de 4 puntos, y hubiera obligado a los Chiefs a anotar un touchdown en el último periodo.

Pero ese no fue el único momento en que la fortuna no le sonrió a San Francisco. Dre Greenlaw, jugador clave en la defensiva, se lesionó entrando al campo en el segundo cuarto; Christian McCaffrey, normalmente muy seguro con el balón, soltó el ovoide en la primera serie del partido; en el tercer cuarto, los Chiefs tomaron la ventaja luego de que un patada de despeje pegara en el pie de un bloqueador de los Niners.

Al final, esas jugadas las aprovechó Kansas City, mientras que San Francisco desperdició algunas oportunidades, y eso quizás sea lo más doloroso para los Niners. Este año, las condiciones estaban puestas y no lo pudieron aprovechar.

Una auténtica maldición

Los San Francisco 49ers desperdiciaron la intercepción de Ji'Ayir Brown a Patrick Mahomes y no anotaron pntos en el tercer cuarto del Super Bowl LVIII. (Foto: Michael Reaves/Getty Images)
Los San Francisco 49ers desperdiciaron la intercepción de Ji'Ayir Brown a Patrick Mahomes y no anotaron pntos en el tercer cuarto del Super Bowl LVIII. (Foto: Michael Reaves/Getty Images)

Desafortunadamente, para los Niners quedarse a un paso ha sido un tema recurrente. Desde su último campeonato, han disputado 8 Juegos de Campeonato de la NFC, pero apenas suman 3 triunfos. Entre las derrotas en esa instancia, hubo algunas descorazonadoras.

Enero 2012. En casa ante los New York Giants, el partido se fue a tiempo extra, pero Kyle Williams tocó una patada de despeje sin querer, la cual fue recuperada por los Giants en territorio de gol de campo. Lawrence Tynes patearía un gol de campo de 31 yardas para amarrar el triunfo neoyorquino por 20-17.

Enero 2014: Abajo por 6 puntos de visita ante los Seattle Seahawks, Colin Kaepernick se engolosinó y buscó el touchdown del triunfo con 30 segundos por jugar desde la yarda 18 de sus rivales. Richard Sherman desvió el envío y Malcolm Smith interceptó.

Enero 2022: Con una ventaja de 10 puntos en el último cuarto ante Los Angeles Rams, sus rivales divisionales anotaron 13 puntos sin respuesta en el último cuarto. Jaquiski Tartt tiró una intercepción cantada con la que hubieran amarrado el partido en la serie que le dio la vuelta al juego.

Jaquiski Tartt (3) dejó caer la intercepción que mandaría a los San Francisco 49ers al Super Bowl LVI además de ser quemado por Cooper Kupp para un touchdown. (Foto: Michael Owens/Getty Images)
Jaquiski Tartt (3) dejó caer la intercepción que mandaría a los San Francisco 49ers al Super Bowl LVI además de ser quemado por Cooper Kupp para un touchdown. (Foto: Michael Owens/Getty Images)

Enero 2023: Ante los Philadelphia Eagles, Brock Purdy se lesionó el codo en la primera serie ofensiva. Josh Johnson, su único otro quarterback activo, también se lastimó, y los Niners tuvieron que jugar toda la segunda mitad sin poder lanzar el balón.

Si se trata del Super Bowl, la historia es aún más agónico, con tres derrotas, y en todas ellas estuvieron a tiro de piedra en los últimos minutos.

Super Bowl XLVII: Baltimore Ravens 34-31 San Francisco 49ers

Abajo por 5 unidades, Kaepernick llevó a los 49ers hasta zona de gol, pero su pase en cuarta oportunidad a Michael Crabtree fue bien defendido y cayó incompleto y los Ravens escaparon con el triunfo tras prácticamente desperdiciar un ventaja de 24 unidades luego del famoso apagón en el estadio.

Super Bowl LIV: San Francisco 49ers 20-31 Kansas City Chiefs

Los Niners llegaron al cuarto cuarto con ventaja de 10 puntos, pero en tercera y 15 con menos de 10 minutos por jugar, Patrick Mahomes encontró a Tyreek Hill en un pase de 44 yardas que cambió el partido por completo. Abajo por 4 tarde en el partido, Jimmy Garoppolo tuvo solo a Emmanuel Sanders, pero su envío quedó apenas largo y los Chiefs amarrarían el triunfo en su siguiente serie ofensiva.

Quizás todo sea parte de un equilibrio kármico después de que en los años 80 la fortuna parecía sonreír a los 49ers en los partidos grandes, pero el destino simplemente parece no estar con San Francisco con los partidos en la balanza. Para sus aficionados no quedará más que esperar un año más para ver si se rompe finalmente el maleficio

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Qué significa para la corona británica el diagnóstico del rey Carlos?